Acuerdo con el FMI: cómo le fue al Gobierno con las metas del tercer trimestre - Chequeado Skip to content

Acuerdo con el FMI: cómo le fue al Gobierno con las metas del tercer trimestre

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La Argentina cumplió en el período julio-septiembre la meta de reducción de los anticipos transitorios del Tesoro, tras el anuncio del ministro de Economía, Sergio Massa, de no utilizar más esta herramienta. 
  • Economistas anticipan que la meta de déficit fiscal se cumpliría gracias al resultado Programa de Incremento Exportador, conocido como dólar soja, pero aún no se publicó el dato oficial.
  • Esta medida también contribuyó a fortalecer las reservas netas aunque para cumplir con la meta trimestral debe determinarse cómo se considera el desembolso del FMI.

Última actualización: 11/10/2022

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó en junio y septiembre último las revisiones del primer y segundo trimestre del acuerdo de facilidades extendidas firmado en marzo último (ver acá y acá) con la Argentina, dado que el Gobierno nacional cumplió con las metas fijadas en relación al déficit fiscal, la limitación de la asistencia del Banco Central de la Repùblica Argentina (BCRA) al Tesoro y la acumulación de reservas netas.

Tras el cierre del tercer trimestre, analizamos el cumplimiento de las metas previstas para ese período y cómo se perfila el país para el final del segundo semestre de este año en relación a lo acordado con el FMI. 

El déficit primario, a la espera del dato oficial

El Gobierno se comprometió a reducir el déficit primario (diferencial entre gastos corrientes y la recaudación de impuestos, sin conar pagos de intereses de deuda pública) al 2,5% del PBI en 2022 (en 2021 fue del 3%); 1,9% para 2023; y 0,9% para 2024. Traducido en pesos, esto significa -según consta en el acuerdo entre la Argentina y el FMI– que para fines de 2022 el déficit primario deberá ser igual o inferior a $ 1.758.600 millones. 

Para el tercer trimestre, la meta era de $ 1.142.100 millones. Mientras que en el primer trimestre había sido de $ 222 mil millones y en el segundo, de $874,4 mil millones. 

En ese sentido, el déficit en agosto (último dato disponible) fue de $ 224.7 mil millones, por lo cual el acumulado en los 8 primeros meses del año es de $ 1.101.336 millones. Entonces, este resultado no debía superar en septiembre los -$ 40,8 mil millones; el dato oficial se conocerá cerca del 20 de este mes. 

Agostina Mynorec, economista de Ecolatina, comentó a Chequeado que “faltan los datos oficiales de septiembre, pero la meta de déficit primario del tercer trimestre se habría alcanzado gracias a un resultado primario positivo en el noveno mes del año -ayudado por la elevada recaudación de derechos de exportación que generó la implementación del dólar soja-”. Ser refiere al Programa de Incremento Exportador que permitió durante el mes pasado a agroexportadores liquidar sus ventas en el exterior a un dólar de $200. 

Por su parte, la consultora PxQ aseguró en un informe que para el cumplimiento de esta meta el Ministerio de Economía “cuenta con 2 ‘ases bajo la manga’ porque la meta en pesos se estima como porcentaje del Producto Bruto Interno (PBI) nominal. Dado que el PBI será corregido por la actualización de la estimación de inflación, se podría re-estimar la meta en pesos. Según esa re-estimación, el margen de déficit primario para septiembre trepa a -$ 155,9 mil millones”. 

En otras palabras, el FMI, en las revisiones del acuerdo, establece la meta fiscal en pesos. Esos pesos representan un porcentaje del PBI nominal. Dado que a mayor inflación el PBI nominal es más grande, la meta fiscal, aunque se mantenga sin cambio como % del PBI, se hace más grande en pesos.

Otra cuestión puede contribuir también al cumplimiento de esta meta: la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que los Derechos de Exportación llegaron a  $434.033 millones y registraron una suba de 489% respecto a septiembre de 2021 como consecuencia del “dólar soja”. 

“La recaudación por derechos de exportación fue extraordinaria, no solo por el crecimiento del volumen exportado sino también por el mayor tipo de cambio reconocido por el BCRA. Esto hace muy probable que también se cumpla la meta fiscal del tercer trimestre”, destacó PxQ.

Asistencias del Banco Central, meta cumplida

Los adelantos transitorios del Banco Central al Tesoro son transferencias de fondos al Gobierno nacional para atender necesidades de financiamiento, de acuerdo con el artículo 20 de la Carta Orgánica del BCRA

De acuerdo con los datos de la entidad monetaria, en el primer trimestre de este año las transferencias al Tesoro fueron de $ 122 mil millones, lo que significó un sobrecumplimiento de $ 114,8 mil millones con respecto a la meta. Mientras que en el segundo trimestre, hubo un sobrecumplimiento de apenas 3,5 mil millones, tras acumular $ 435 mil millones de transferencias. 

Tras asumir como ministro de Economía, Massa prometió que “no se utilizará el saldo de adelantos del Tesoro en lo que resta del año” y adelantó que haría “un reintegro por $ 10 mil millones al Banco Central” por adelantos ya otorgados.

Según los datos del organismo, el 8 de agosto último el Tesoro devolvió el monto prometido por Massa, con lo cual los adelantos del BCRA acumulados a fines de septiembre son de $ 620 mil millones, lo que representa un 0,7% del PBI. Es decir, la meta presenta un margen positivo cercano a los $ 45 mil millones

Reservas, sujeta a cálculo del FMI

En el acuerdo entre la Argentina y el FMI se planteó como objetivo un aumento de reservas netas en US$ 5.800 millones para 2022; US$ 4 mil millones para 2023; y US$ 5.200 millones para 2024.

En el tercer trimestre de este año, el objetivo fue aumentar las reservas en US$ 4.100 millones con respecto a diciembre (a un nivel total de $ 6.425 millones); mientras que para el primer trimestre la meta de incremento fue de US$ 1.200 y en el segundo, de US$ 3.450 millones. 

A septiembre último, las reservas netas calculadas por consultoras privadas terminaron cerca de los US$ 3.300 millones, a partir de la entrada en vigencia del Programa de Incremento Exportador que permitió a los exportadores de soja liquidar su producción a un dólar de $ 200. 

Sobre este tema, Massa destacó que la medida “superó altamente las expectativas, al alcanzar los US$ 8.123 millones de dólares para fortalecer nuestra reserva nacional y contribuir con el desarrollo sostenible del país”.

De todas maneras, el nivel de reservas netas actual se encuentra por debajo de los US$ 6.425 millones que exige el organismo, por eso el BCRA sumaría en la contabilidad el desembolso de US$ 3.900 que el FMI realizó este mes tras la aprobación de la segunda revisión del acuerdo.

Myronec planteó que “el récord de compras de divisas por parte del BCRA gracias al “dólar soja” fue el principal factor que permitió recomponer reservas en el último mes. Sin embargo, cabe señalar que el desembolso del FMI estaba pensado para calzarse con el pago del vencimiento de capital del acuerdo anterior (US$ 2.600 millones) realizado a finales de septiembre, pero se demoró hasta los primeros días de octubre”. 

La economista indicó que “dado que al 30 de septiembre el stock de reservas netas no alcanzaría para cumplir con la meta, queda abierto el interrogante sobre qué criterio adoptará el FMI en la revisión sobre el cumplimiento considerando este desfasaje. De considerarlo dentro, la meta de reservas se habría logrado cumplir para el periodo julio-septiembre”.

De cara al próximo trimestre y cierre de año, Alejandro Giacoia, economista de la consultora Econviews, indicó a Chequeado que “será difícil el cumplimiento de la meta anual de reservas dado que en este último trimestre el BCRA tendrá que vender divisas para atender una mayor demanda; estimamos que el nivel de reservas quedará en la mitad de lo acordado con el FMI, en cerca de US$ 4 mil millones”.

Sobre la meta de adelantos transitorios del Banco Central, Giacoia consideró que su cumplimiento está sujeto a las “necesidades de financiamiento del Tesoro y -en relación a esto- al resultado de las licitaciones” de deuda. Mientras que, en el caso de reservas, estimó que “no se cumpliría la meta ya que, de acuerdo a proyecciones, el nivel quedaría en US$ 4.600 millones, sobre un comprometido de US$ 8.150 millones”. 

A modo de resumen, las metas del segundo trimestre estarían cumplidas principalmente por el dólar soja, que rigió durante septiembre, pero el panorama para el período octubre – diciembre es incierto. 

 

Actualización 11/10/2022: esta nota se actualizó tras la aprobación del FMI de las segundas metas trimestrales del acuerdo con Argentina y el giro del desembolso de US$ 3.900 millones. 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *