Calendario escolar: cuántos días de clases hay en la Argentina y cómo se ubica en relación a América Latina - Chequeado Skip to content

Calendario escolar: cuántos días de clases hay en la Argentina y cómo se ubica en relación a América Latina

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • En 2022, solo 2 provincias cumplieron con los 190 días acordados por el Consejo Federal de Educación, según un relevamiento del Observatorio de Argentinos por la Educación.
  • De acuerdo con las últimas cifras publicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de los 5 países latinoamericanos incluidos en el informe, la Argentina es el que presenta la menor cantidad de días de clase. 
  • Estudios y especialistas señalan que el tiempo añadido es beneficioso para los alumnos desfavorecidos socioeconómicamente. Sin embargo, la relación entre las horas de clase y los logros en las evaluaciones estandarizadas no es lineal.

Cada año, previo al comienzo de clases, los especialistas discuten sobre la importancia de extender y repensar la duración de la jornada escolar. 

“La manera en que el tiempo de instrucción adicional es distribuido durante el año escolar afecta a alumnos, padres y docentes por igual y cada método se asocia con distintas ventajas e inconvenientes”, señala el informe “Más tiempo en las escuelas” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

En esta nota, te contamos cuántos días de clases habrá en 2023 en la Argentina y cómo se ubica nuestro país en relación al resto del mundo. Además, qué dicen los estudios y los especialistas sobre agregar días de clase y extender la duración de la jornada escolar. 

Calendario escolar en la Argentina en 2023

El Consejo Federal de Educación (CFE) estableció para el 2023 un piso superior (190 días) al de la Ley 25.864 de 2003, que fijaba un mínimo de 180 días de clase. 

Ya en 2021, tras el cierre de escuelas durante 2020 por la pandemia y la intermitencia posterior, las jurisdicciones habían firmado una resolución en la misma línea, pero como explicó Chequeado en esta nota, solo 2 provincias cumplieron con los 190 días acordados  en 2022.  

En relación a este año, el Observatorio Argentinos por la Educación publicará el mes próximo el informe “Calendarios escolares 2023” en el que releva los días de clase programados oficialmente por los ministerios provinciales.

Desde junio pasado, además, se puso en marcha el programa “Una Hora Más de Clase”. La propuesta de agregar una hora y lograr un piso de 25 horas semanales fue aprobada por unanimidad por el Consejo Federal de Educación. 

En diciembre último, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Percyzk señaló que de acuerdo con los convenios firmados con las provincias “a principios de 2023 el 70% de las escuelas primarias de gestión estatal de todo el país tendrá un mínimo de 25 horas de clases semanales”.

Cómo se ubica la Argentina en el resto del mundo 

Las últimas cifras publicadas por OCDE en “Education at a Glance 2022”, correspondientes al calendario escolar de 2021 de 35 países de diferentes regiones del mundo, muestran que la educación primaria en instituciones estatales abarca entre 160 y 203 días obligatorios de clase al año.

De acuerdo con estos datos, Japón se encuentra en el primer lugar con 203 días, le sigue Brasil y los Países Bajos, con 200 días de clase anuales y, en el extremo inferior se encuentran Letonia con 160 y Francia con 162 días.

De los 35 países involucrados en el informe, la Argentina ocupa el puesto 18. Para tal análisis, el estudio de la OCDE toma lo establecido por ley que son 180 días. 

Y de los 5 países latinoamericanos incluidos en el informe (Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica y México), el nuestro es el que presenta la menor cantidad de días de clase. Colombia y Costa Rica cuentan con 190 días, México con 195 días y Brasil con 200 días. 

Según el informe “Crecientes disparidades educativas entre las provincias argentinas” del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, “nuestro calendario escolar presenta una menor extensión que otros países latinoamericanos y del resto del mundo. Esta diferencia es aún mayor si se tienen en cuenta los días de clase perdidos por diversos motivos”. 

¿Más tiempo en las aulas es sinónimo de mejor aprendizaje?

En el libro “Nuevos tiempos para la educación primaria”, de Cecilia Veleda -en producción con Cippec-, se señala que, según varios estudios internacionales, prolongar el tiempo de escolarización tiene un impacto positivo sobre el aprendizaje, en particular, en los alumnos de los sectores más desfavorecidos.

Sin embargo, Veleda también señala que esos mismos estudios indican que la relación entre las horas de clase y los logros en las evaluaciones estandarizadas no es lineal, y que las mejoras alcanzadas tienden a ser leves frente a las inversiones requeridas. Por eso, el interés de una buena política de extensión de la jornada escolar debería radicar más en el modo en que se utilizan las horas adicionadas que en su cantidad.

Del mismo modo, el informe “Más tiempo en las escuelas” de la OCDE señala que el tiempo añadido es beneficioso para los alumnos desfavorecidos socioeconómicamente y, por tanto, podría promover la equidad en los resultados de aprendizaje. 

Además, el informe agrega que “los efectos del tiempo de instrucción adicional sobre la equidad parecen depender no solo de la manera en que el tiempo es usado (es decir, qué contenido se abarca y cómo los docentes adaptan su enseñanza a las necesidades específicas de sus educandos), sino también de la situación contrafactual (es decir, cómo los alumnos hubieran usado su tiempo de otra manera). 

Por su parte, Nancy Montes, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en el área de Educación, señaló a Chequeado: “La decisión de agregar una hora de clase es una medida que requiere de muchas definiciones previas. Agregar una hora para que suceda más de lo mismo creo que no contribuye a mejorar los aprendizajes. La mejora de los aprendizajes no depende de una sola medida sino sería sencillo modificar la situación actual”.

Y agregó: “Las investigaciones que conozco que trabajaron estos temas concluían que las jornadas completas no tenían mejores resultados de aprendizajes respecto de las jornadas simples”.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *