Calidad educativa: tres exámenes, tres visiones - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Calidad educativa: tres exámenes, tres visiones

Cristina Fernández informó durante su acto de asunción una mejora en los resultados de las evaluaciones realizadas por el Ministerio de Educación. A los pocos días, Esteban Bullrich, ministro de Educación porteño, comentó las conclusiones de un examen en la Ciudad: “No estamos satisfechos con los resultados de la evaluación.”

Según Bullrich, las diferencias en los resultados se deberían a que en la Ciudad la prueba fue más exigente, pero para los especialistas consultados no se trata de exámenes comparables. Se suma a la confusión la evaluación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a través de la prueba PISA, cada tres años desde el 2000.

Las pruebas PISA muestran una muy fuerte caída entre 2000 y 2006, lo cual es bastante lógico, teniendo en cuenta que Argentina pasó en el interín por la peor crisis social de su historia y que los aprendizajes están fuertemente determinados por el contexto social. En 2009 hubo una leve mejora de los resultados”, explicó Axel Rivas, director del programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). En cambio, “el Operativo Nacional de Educación (ONE, realizado por el Gobierno Nacional) muestra una mejora más fuerte entre 2007 y 2010, lo cual en cierto punto, es congruente con PISA y con la mejora de los indicadores sociales en ese período”, explicó el especialista.

Al referirse a los resultados de ambas mediciones, Rivas concluyó que la prueba nacional muestra una mejora superior a la que parece indicar PISA: “Tiene criterios más flexibles de puntuación de los alumnos, que en vez de mostrar un puntaje promedio dice qué promedio de alumnos logró notas medias o altas.” 

Emilio Tenti Fanfani, coordinador de la Unidad de Investigación y Diagnóstico de Política Educativa del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE), afirmó que sólo los estudios PISA y los realizados por el Ministerio de la Nación pueden ser comparados con sus versiones anteriores. El de la Ciudad, en cambio, se realizó ahora por primera vez.

Los tres informes no son comparables entre sí, porque miden diferentes contenidos, territorios y años de estudio”, explicó Nancy Montes, especialista en técnicas de medición de indicadores sociales y demográficos e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Al referirse al estudio de PISA estimó que “en la última medición ha sido una buena noticia el hecho de que haya disminuido la tasa de no respuesta, que era muy alta para nuestro país”.

Sobre el examen de la Ciudad, Montes consideró que algunas de las pruebas realizadas no son representativas del conjunto que pretenden alcanzar, como por ejemplo, la de docentes. El mismo informe aclara que “es importante tener en cuenta que los resultados de esta evaluación [de docentes] no se consideran representativos del sistema”.

Por último, la prueba organizada por el Ministerio de Educación de la Nación “muestra mejores resultados, lo cual estaría evidenciando por lo menos dos cosas: que hay un cambio de tendencia respecto de los últimos años pero que aún resta camino por recorrer, ya que un tercio de los estudiantes tiene aún bajos desempeños en las disciplinas evaluadas”, concluyó Montes.

Aquí un cuadro comparativo sobre los puntos básicos de las evaluaciones:

Ambos trabajos aplicaron cuestionarios complementarios a alumnos, docentes y directivos para revelar factores escolares y extra-escolares que pueden influir en el desempeño académico de los alumnos.

Los últimos resultados de la prueba PISA son de 2009 y allí la Argentina se ubica en el puesto 58 de 65 países. En este programa se evalúan los conocimientos en matemática, lengua y ciencias en chicos de 15 años.

Temas

Comentarios

  • Mariano T.24 de enero de 2012 a las 6:50 pmEn estos casos, lo importante de una evaluación no es solo la comparación intratemporal, sino el benchmarking con otros países.
    La evaluación del ministerio de eduación puede ser muy buena si la metodología es buena y se mantiene en el tiempo, y si tiene más detalle que la otra.
    Pero si queremos ver el estado de la educación en la Argentina, lo mejor es la PISA.
  • martabsomoza5 de febrero de 2012 a las 3:31 pmCoincido con el comentario de Mariano, las encuestas tienen valor en tanto las relacionemos con lo equivalente en otros paises latinoamericano, en iguales condiciones.en mi opinion personal, la educacion esta en descenso, no solo por falta de credibilidad en la educacion como factor de promocion social, sino por decadencia de la familia como institucion,trasmisora de la educacion del individuo, sino correlativamente por los factores socioeconomicos que no estan resueltos para amplios sectores de la poblacion.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *