Chequeado

Chequeo a un video de TikTok sobre la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
08 septiembre, 2021 17:30 pm | Tiempo de lectura: 3 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
08 septiembre, 2021 17:30 pm
| Tiempo de lectura: 3 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • El video afirma que la vacuna de AstraZeneca aumenta el riesgo de trombosis y cita un estudio de la Universidad de Oxford. Sin embargo omite que los riesgos de formación de coágulos son mucho mayores después de la infección por SARS-CoV-2.
  • Además, todas las vacunas contra la COVID-19 autorizadas en la Argentina y otros países del mundo fueron sometidas a rigurosas pruebas a lo largo de las distintas fases y siguen siendo monitoreadas tras su aplicación.
  • Es falso que no existen informes sobre las personas que fallecieron tras recibir las vacunas. El Ministerio de Salud de la Nación publicó un estudio sobre la efectividad de la vacunación en reducción de la mortalidad por COVID-19 en personas mayores de 60 años. Y también viene publicando informes sobre los eventos adversos notificados.

Circula en TikTok un informe del canal RT donde se indica: “La Universidad de Oxford publicó un estudio que señala que la vacuna de AstraZeneca presenta un riesgo similar de trombosis cerebral que las vacunas de Pfizer y Moderna”.

Esto es engañoso. Según el estudio, la vacuna de Astrazeneca aumenta el riesgo de trombosis, pero “los riesgos de estos eventos adversos fueron mucho mayores después de la infección por SARS-CoV-2”. Es decir, el video -que tuvo más de 430 mil reproducciones en TikTok- toma parcialmente los resultados del estudio.

Además, en el informe un analista sostiene 2 frases falsas con respecto a la vacunación: “las vacunas son experimentales y muchos efectos adversos aparecerían en uno o dos meses” y “no existen informes de las personas que fallecieron tras recibir las vacunas”.

Qué dice la investigación

El 27 de agosto pasado, investigadores de la Universidad de Oxford publicaron en la revista científica British Medical Journal los resultados de un estudio sobre trombocitopenia (una afección con recuentos bajos de plaquetas) y eventos tromboembólicos (coágulos de sangre) después de la vacunación contra la COVID-19.

El estudio compara los riesgos de trombocitopenia y eventos tromboembólicos después de tener coronavirus y luego de la vacunación con AstraZeneca y con Pfizer.

Según los resultados, existe un mayor riesgo de trombocitopenia y tromboembolismo venoso con la vacuna de AstraZeneca y un mayor riesgo de tromboembolismo arterial después de la vacunación con Pfizer. Es decir, tal como señala la publicación viral, es cierto que la vacuna de AstraZeneca presenta riesgo de trombosis cerebral.

Sin embargo, en el video viral se omite que el estudio demostró que los riesgos de trombosis tras la infección por el nuevo coronavirus son aún mayores que los riesgos tras la vacunación. Es por este motivo que es engañoso aquello que circula en redes.

“Este enorme estudio, que utilizó datos de más de 29 millones de personas vacunadas, ha demostrado que existe un riesgo muy pequeño de coagulación y otros trastornos de la sangre después de la primera dosis de la vacuna COVID-19. Aunque grave, el riesgo de estos mismos resultados es mucho mayor después de la infección por SARS-CoV-2”, detallaron los autores del trabajo.

“En general, este análisis subraya claramente la importancia de vacunarse para reducir el riesgo de trombosis tras la COVID-19, y debido al beneficio sustancial para la salud pública que ofrecen las vacunas”, concluyeron.

Por qué son falsas las declaraciones del analista

En el informe del canal RT, el analista Anthony Webber sostiene dos afirmaciones falsas: “las vacunas son experimentales y muchos efectos adversos aparecerían en uno o dos meses” y “no existen informes de las personas que fallecieron tras recibir las vacunas”.

Como explicó Chequeado en esta nota, todas las vacunas contra la COVID-19 autorizadas en la Argentina y otros países del mundo fueron sometidas a rigurosas pruebas a lo largo de las distintas fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo monitoreadas tras su aplicación.

Existen muchas medidas estrictas de protección para garantizar que las vacunas contra la COVID-19 sean seguras. Los ensayos de fase III, que incluyen a personas de alto riesgo respecto de la COVID-19, están especialmente concebidos para identificar cualquier efecto adverso.

Una vez que una vacuna COVID-19 demuestra ser segura y efectiva, las agencias reguladoras de cada país evalúan minuciosamente los datos antes de otorgar las aprobaciones y la OMS también supervisa un proceso de revisión independiente antes de otorgar su propia recomendación.

En relación a la última frase ( “no existen informes de las personas que fallecieron tras recibir las vacunas”), como explicó Chequeado en esta nota, el Ministerio de Salud de la Nación publicó un estudio sobre la efectividad de la campaña nacional de vacunación en reducción de la mortalidad por COVID-19 en personas mayores de 60 años.

Los resultados preliminares de la cartera que dirige Carla Vizzotti muestran una elevada efectividad para prevenir mortalidad por COVID-19 con todas las vacunas incluidas en la estrategia implementada por la Argentina. Las 3 vacunas disminuyen en más de un 80% el riesgo de mortalidad con el esquema completo (2 dosis).

El último informe de vigilancia de seguridad en vacunas elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación y la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas muestra que, de 32.187.823 dosis aplicadas hasta el 31 de julio último, fueron notificados 50.463 eventos supuestamente atribuibles a la vacunación (Esavi) y en el 98% de los casos los mismos fueron leves a moderados. Los eventos adversos más comunes fueron: fiebre, dolor de cabeza, debilidad, dolor o reacción en el sitio de inyección, y alergia leve.

Del análisis de las 50.463 notificaciones surge que el 1,99 % se consideraron graves y de los clasificados como relacionados a la vacunación únicamente el 0,3 %.

Por lo cual, es falso que las vacunas “son experimentales y muchos efectos adversos aparecerían en uno o dos meses” y que “no existen informes de las personas que fallecieron tras recibir las vacunas” como sostiene Webber en el video desinformante.

Las vacunas completaron rigurosas pruebas de calidad, seguridad y eficacia antes de ser aprobadas y los eventos adversos registrados en la Argentina y en el mundo son en su mayoría leves a moderados. Las autoridades reguladoras aprueban y mantienen la aprobación de una vacuna solo si determinan que sus beneficios superan sus riesgos.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Explicador

No, este video no muestra cientos de cocodrilos desconcertados en Brasil “Captan cientos de cocodrilos desconcertados en el pantal de Brasil. Reportan comportamiento extraño en varias especies de animales en los últimos días” (sic), señala un posteo viral que circula en Facebook. Junto al texto, aparece un video que muestra a cientos de cocodrilos en la orilla de una playa.  Sin embargo, esto es falso. El […]

El Explicador

Acuerdos paritarios: ¿cuáles son los gremios que ganaron y perdieron contra la inflación? Diferentes conflictos entre sindicatos y empresas registrados en el último reavivaron el debate sobre la evolución del poder adquisitivo de los asalariados frente a la inflación, si se toman como referencia los acuerdos paritarios vigentes. Al analizar los acuerdos paritarios de los 5 principales gremios en términos de afiliación (Comercio, UOCRA, UATRE, UOM y CTERA), […]