Chequeado

Cinco claves para entender la destitución de Lugo

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
29 Junio, 2012 13:29 pm | Tiempo de lectura: 4 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
29 Junio, 2012 13:29 pm
| Tiempo de lectura: 4 minutos


Quién es, por qué se fue y cómo sigue el proceso. El sitio francés Rue 89 explica la destitución del presidente paraguayo.

Fernado Lugo, presidente de Paraguay desde 2008, fue sometido a un proceso de destitución relámpago, un año antes del fin de su mandato. Esta partida brutal fue desaprobada por los países de la región y por los organismos interestatales.

  • ¿Quién es Fernando Lugo?

Es todo un símbolo en Paraguay, pero también en el resto del subcontinente. Es el hombre de izquierda que puso fin, al llegar a la presidencia en 2008, a 60 años de hegemonía del Partido Colorado, de derecha.

Esta configuración política tiene su historia particular, la del dictador Alfredo Stroessner, depuesto en 1989. A pesar de la caída del despota, el Partido Colorado no fue desmantelado y logró mantenerse por mucho tiempo al frente del país.

Hubo que esperar hasta la entrada en la escena política del obispo católico Fernando Lugo en 2006 y luego las elecciones presidenciales de 2008 que ganó, para que el Partido Colorado entregara las llaves del palacio presidencial.  

En ese momento, la victoria del “obispo de los pobres” generó una ola de esperanza en el pais. Prometió luchar contra la desigualdad y la corrupción que afectan a Paraguay, uno de los paises más pobres de América del Sur.

El pueblo le dio su confianza: antes de dejar la Iglesia para dedicarse a la política trabajó con los más desposeídos, en Ecuador y luego en Paraguay. Defendió especialmente a los campesinos “sin tierra” contra la minoría de latifundistas, dueños de la mayoría de los recursos agrícolas desde el siglo XIX.

  •  ¿Cómo fue destituido?

Aunque Lugo logró la presidencia, quedó bastante aislado en el escenario político. En 2008 fue electo gracias a una coalición de movimientos sociales y partidos políticos, tanto de derecha como de izquierda, unidos por la idea de librarse del Partido Colorado. Es la Alianza Patrótica para el Cambio (APC).

Pero el bloque no tuvo larga vida: el principal integrante, el Partido Liberal, de derecha, no sostuvo sistemáticamente las reformas de Lugo después de su elección. Aunque apoyó la voluntad del presidente para mejorar el acceso de los paraguayos a la salud, no hizo lo mismo con la reforma agraria tan esperada.

Lógicamente los campesinos se desilucionaron. Gustavo Zaracho, presidente del Colectivo Paraguay en Francia explicó: “Fernando Lugo trató de pasar leyes en este sentido, como la creación de un catastro independiente para saber a quién le pertenecen las tierras. Pero el Congreso las rechazó.”

Una masacre impulsó la destitución

El 15 de junio 17 personas murieron en Curuguaty, en el sudeste del país, durante el desalojo de campesinos sin tierra que ocupaban un terreno que le pertenecía a un gran propietario.

Entre ellos hubo 11 civiles y seis policías. El Parlamente se apropió inmediatamente de la cuestión, sin precedentes tan graves en el país. La oposición acusó a Lugo de no haber sabido manejar la crisis.

El Senado empezó entonces un proceso de destitución. El 22 de junio votó, con gran mayoría, la salida del presidente.

  •   ¿Quién lo remplaza?

Federico Franco, el vicepresidente, está a la cabeza del país. Forma parte del Partido Liberal, antiguo aliado de Lugo. Antiguo porque ya desde hace un tiempo había tomado distancia del obispo de los pobres.

Apenas un mes después de la elección de Lugo, los dos hombres mostraban posturas distintas, especialmente sobre la reforma agraria. Lugo quería que fuese una prioridad, mientras que Franco condenaba las ocupaciones de los campesinos sin tierra.

  •   ¿Por qué algunos denuncian un golpe de Estado?

Desde el anuncio de la destitución de Lugo, la izquierda latinoamericana protestó por la partida forzada del presidente paraguayo:

– Cristina Fernández lo llamó un “golpe de Estado ilegítimo”.

– En Venezuela, Hugo Chávez utilizó el mismo adjetivo para definir al nuevo jefe de Estado.

– En Bolivia, Evo Morales lo llamó un “golpe de Estado parlamentario”.

Francia también criticó la destitución, pero con un lenguaje más diplomático. En su sitio, el Ministerio de Relaciones Exteriores declaró que “comparte las preocupaciones de la Unión Europea y de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la destitución de Fernando Lugo y la incidencia que ésta podría tener sobre los compromisos democráticos de Paraguay.”

Hay que decir que el Senado paraguayo se apuró bastante. Según el artículo 225 de la Constitución, tiene la posibilidad de confrontar al Presidente con un procedimiento de destitución, que tiene la forma de un proceso (el equivalente al impeachement de los Estados Unidos). Pero Lugo fue destituido en 24 horas, tiempo récord.

Los medios censurados

Las consecuencias de la destitución de Lugo no se hicieron esperar. Reporteros Sin Fronteras (RSF) se preocupó por un primer intento de censura de los medios.

Andres Colman, periodista del diario Última Hora y presidente de Foro de Periodistas Paraguayos (FOPEP) le explicó a RSF que el director de comunicación del nuevo gobierno se presentó en los estudios de la televisión pública para exigir el cese de la difusión de los programas,  “incluso dijo que venía de parte del nuevo presidente Federico Franco, lo que nos alarmó. Está claro que la difusión por TV pública de las manifestaciones de apoyo a Lugo, asi como su programa ‘Micrófono abierto’, que le da directamente la palabra a los ciudadanos, sembraba pánico en el seno del nuevo gobierno.”

La presión popular logró por el momento evitar que se eliminara cualquier programa. Roque Mereles, periodista paraguayo, contó: “Los funcionarios de la televisión pública denunciaron a través de las redes sociales y las radios este intento de censura. A partir de ahí, un grupo de jóvenes se manifestaron delante de la televisión pública y a través del programa ‘Micrófono abierto’. Este espacio existe hasta ahora con un gran número de personas que protestan contra la destitución de Lugo.”

  • ¿Qué va a pasar ahora?

Lo que más sorprende es que la próxima elección presidencial en Paraguay iba a ocurrir en… nueve meses. Y según las leyes un presidente no puede volver a presentarse. Lugo tendría que haber dejado el poder en 2013 de todas maneras.

Después de haber aceptado su destitución, por miedo a que se produjeran enfrentamientos violentos, el domingo denunció un golpe de Estado parlamentario.

El martes detalló a la prensa la creación de un gobierno paralelo: “Quiero resistir hasta que recuperemos el mando. Con los ministros queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos ministros.”

Fuente: Rue89 – “Au Paraguay, la destitution de Fernando Lugo en cinq questions” – 26/06/2012

Chequeado.com reproduce textos aparecidos en otros medios cuando estos contribuyen a la verificación del discurso público.

Temas

12 Respuestas

Contalito 29 de Junio de 2012 a las 9:39 pm

Lugo durante la campaña electoral se definió como “Mas centrista que boca e poncho” lo cual encajaba bastante con el PRLA (que lejos de ser un partido “de derechas” es una cosa bastante parecida a la UCR).
Otro tema es que los carperos sin tierra que Lugo “toleraba” rara vez se metían con los “latifundistas” (Un Lino Cesar Oviedo #ponele). SOlo se metían con productores medianos y chicos.
Saludos.

julioMDQ 30 de Junio de 2012 a las 4:16 am

DesiluSionaron

Mariano T. 1 de Julio de 2012 a las 12:20 am

La nota primero empieza explicando que Lugo es el bueno y los otros son de derecha. Si hubiese sido al revés, diría que fue un golpe?
Y despues lo de la censura en el canal estatal es porque lo ve con ojos europeos.
Los argentinos sabemos que el canal estatal es el canal del gobierno. De acuerdo a nuestro standards, es lógico que Franco desplace a los periodistas que daban loas a Lugo, por otros que alaben su propia gestión y critiquen al ex.

Karlos 1 de Julio de 2012 a las 4:08 pm

De acuerdo a TUS estándares, Mariano … no nos metas a todos en la misma bolsa; personalmente, deseo un periodismo pluralista

Mariano T. 4 de Julio de 2012 a las 5:39 pm

Yo también. Me imagino entonces que considerás la “tv pública” un ejemplo de lo que no se debe hacer

Nico A. 2 de Julio de 2012 a las 4:50 am

Creo que la nota deja muchas aristas importantes fuera del análisis. Al parecer según la nota lo único cuestionable del proceso fue el brevísimo tiempo que tomó el juicio. Sin embargo, nada dice acerca de las cinco causas que se mencionan en la acusación, algunas de las cuales son discutibles y otras sencillamente imposibles de probar. Además tampoco se menciona que los sucesos de Curuguaty están inmersos en un manto de sospecha, y por cierto el mismo senado que lo destituyó a Lugo rápidamente decidio no investigar.

Sanbor 2 de Julio de 2012 a las 5:26 pm

También creo que vale la pena mencionar el fallo de la Corte Suprema, la cual rechazó la inconstitucionalidad del procedimiento http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/paraguay-corte-suprema-rechaza-inconstitucionalidad-presentada-por-fernan

matias profeta 3 de Julio de 2012 a las 5:20 pm

Realmente pésima nota, aclara poco y nada, para quen no está al tanto de la actualidad de Paraguay…. no suma nada, resta.

cesar 3 de Julio de 2012 a las 7:08 pm

A la nota le falta lo mejor y es la voltereta que pegan lo gobiernos latinoamericanos luego de hechar al representante de Franco en el mercosur, abandonaron a Lugo! y esto queda demostrado tras la declaracion oficial del mercosur donde Paraguay queda fuera de ese organismo hasta las próximas elecciones, es decir,se avala la destitución de Lugo, cuando antes y por boca de Cristina se apoyaba a Lugo.
Tambien hay que analizar si no hay grandes empresas ligadas a los terratenientes y a la produccion de soja.

Leandro C 4 de Julio de 2012 a las 9:00 pm

Casualmente, la mejor forma de bancar a Lugo, es rechazando al nuevo Gobierno, suspendiendolo del Mercosur. Lo mismo hicieron en la UNASUR. Ejemplo de unidad, cosa que antes no ocurría.

Oaki 5 de Julio de 2012 a las 9:42 pm

No, es falso que antes no ocurría, porque lo mismo sucedió con Zelaya en Honduras, ya que UNASUR rechazó en todo momento su destitución y la decisión de los golpistas hondureños de llamar a elecciones para la formación de un nuevo gobierno; incluso la OEA suspendió a Honduras como miembro de la organización y Obama canceló las visas de los militares golpistas. UNASUR pidió en todo momento la restitución inmediata de Zelaya al poder (incluso Brasil lo tuvo como asilado en su embajada en Tegucigalpa cuando el ñato se colo por la frontera), pero 3 meses despues Honduras llamó a elecciones y chaupinela… De Zelaya ya nadie se acuerda y Honduras esta a punto de ser admitida nuevamente en la OEA…

Luis 8 de Noviembre de 2018 a las 5:09 pm

Como los latinos permitimos lo de siempre. El poder territorial y ahora el financiero ordena nuestras vidas y las avalamos silenciosamente. Y si reclamas usan el poder policial, el militar y ahora sin escrúpulos el nuevo y servil poder judicial. Sólo basta ver lo sucedido en Ecuador, Brasil, los intentos en Venezuela y seguirán con bolivia. En argentina ya se visualiza muy claramente.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Coronavirus: ¿cómo es la nueva forma de conteo de la Provincia de Buenos Aires, que subió casi un 40% la cantidad de muertes? El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que encabeza Axel Kicillof, decidió cambiar la metodología de conteo de casos positivos de coronavirus en el territorio bonaerense, como consecuencia de lo cual se sumaron 3.523 fallecidos, pasando de 9.087 a 12.610, según datos oficiales al último viernes, 25 de septiembre. ¿En qué consiste la nueva […]

Salud

¿Pensaste hoy en tu sentido del olfato? Si se te nubla la vista o dejás de percibir sonidos, será difícil que pase mucho tiempo sin que acudas a un especialista. Darte cuenta de que te cuesta más leer las letras pequeñas de un libro o que no escuchás con claridad lo que te dicen por teléfono es muy sencillo. Sin embargo, ¿pasa […]