Cómo afecta la guerra en Ucrania a la economía mundial y qué efectos tiene en la Argentina - Chequeado Skip to content

Cómo afecta la guerra en Ucrania a la economía mundial y qué efectos tiene en la Argentina

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • Organismos internacionales prevén una desaceleración del crecimiento y un aumento de los precios impulsado principalmente por subas en alimentos y en la energía.
  • En muchos países del mundo los niveles de inflación alcanzan los mayores índices en más de 30 años.
  • Especialistas indican que en nuestro país está situación generará más presión sobre la inflación, el déficit fiscal y la balanza de pagos.

El 24 de febrero último las tropas rusas invadieron el territorio de Ucrania, dando comienzo a un conflicto armado que ya lleva más de un mes. Además de las pérdidas humanas y materiales, la guerra también está provocando fuertes efectos sobre la economía, que redundan principalmente en una reducción de las expectativas de crecimiento y en un aumento de la inflación.

En esta nota analizamos cuáles son las consecuencias de la guerra en la economía internacional y qué ocurre en nuestro país.

El conflicto y sus consecuencias

Un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sostiene que los efectos de la guerra se harán sentir en 3 planos: una mayor inflación derivada del alza en los precios de los alimentos y la energía; problemas en el comercio internacional y las cadenas de abastecimiento; y una mayor incertidumbre en los mercados financieros.

“Rusia y Ucrania son importantes productores de materias primas, y las perturbaciones han provocado una escalada de los precios mundiales, sobre todo de petróleo y gas natural. Los costos de los alimentos se han disparado; el trigo, del que Ucrania y Rusia exportan un 30% mundial, ha alcanzado precios históricos”, indicó el organismo internacional.

Frente a esta situación, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un organismo que nuclea a 38 países, entre ellos los más desarrollados del mundo, alertó que si se mantiene esta situación el crecimiento del PBI a nivel mundial caería 1 punto porcentual, mientras que la inflación global aumentaría 2,5 puntos. 

El organismo, que no está integrado por la Argentina, informó recientemente que en febrero último la inflación de sus países miembro fue del 7,7% interanual, la más alta registrada desde diciembre de 1990. 

El caso más destacado fue el de Turquía, que presentó una inflación interanual del 54,4% en febrero, superior incluso a la Argentina (52,3%). Pero no es el único caso: en España, por ejemplo, la inflación rozó el 10% interanual, su valor más alto desde 1985. Y en Estados Unidos llegó al 7,9% en el año, la mayor cifra en 40 años. 

Marcelo Elizondo, consultor en economía y negocios internacionales, dijo a Chequeado que “la primera consecuencia de la guerra es una desaceleración del crecimiento económico”. “Está cayendo la tasa prevista de crecimiento económico en el mundo”, subrayó

Y agregó: “A esto hay que sumarle el precio de los commodities en todo el mundo, que presiona hacia arriba la inflación mundial y acelera las políticas más duras de la Reserva Federal de los Estados Unidos por la tasa de inflación”.

Problemas persistentes

La situación mundial previa a la guerra entre Rusia y Ucrania ya era compleja: para 2022 se esperaba una desaceleración del crecimiento registrado en 2021, luego de la paralización de la economía en 2020 a raíz de la pandemia del coronavirus.

En tanto, la reactivación en 2021 provocó una fuerte suba de la inflación (el mayor aumento de los últimos 5 períodos de recesiones mundiales, según el Banco Mundial) a raíz de las mayores demandas de alimentos y combustibles, además de problemas generados en la cadena de suministros, de acuerdo con un informe del FMI.

La economía mundial se enfrenta simultáneamente a la COVID‑19, la inflación y la incertidumbre respecto de las políticas; el gasto público y las políticas monetarias se adentran en un territorio desconocido”, señaló en enero último David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

El impacto en nuestro país

Esta situación internacional también afecta a la economía de la región y de nuestro país. Un informe del FMI sostiene que en América Latina “es probable que los precios elevados de las materias primas aceleren notablemente la inflación”.

Durante la presentación del informe semestral del Banco Mundial, el economista jefe del organismo para América latina, William Maloney, evaluó las consecuencias de la guerra en la región y aseguró: “Estamos pronosticando una tasa de crecimiento 1,4% por debajo de lo que tuvimos hace 2 meses precisamente por el contexto en Ucrania, por los precios más altos de materias primas que ayudan a algunos países pero castigan a otros, por la reducción del crecimiento de los países avanzados, por la inflación subiendo y por la pérdida de mercados de insumos y bienes”.

Respecto a la situación de nuestro país, el presidente Alberto Fernández aseguró que “si la Argentina tiene 50 puntos de inflación, debe haber 10 o 12 puntos que se han incrementado por el problema del de la guerra”.

Según el método de Chequeado, esta frase no puede ser verificada por incluir opinión.

En nuestro país el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se aceleró en 2021, alcanzando el segundo mayor registro en 30 años. De acuerdo con los últimos datos del INDEC, la inflación interanual se ubicaba en febrero en el 52,3%, mientras que el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central prevé aumentos superiores al 5% para marzo, y por encima del 4% para los meses siguientes.

En este sentido, Elizondo indicó a este medio que no es posible mensurar exactamente los efectos de la guerra en la inflación dado que “la inflación argentina tiene una enorme cantidad de factores”. “La principal es endógena. Después de eso vienen los problemas externos, que son un agregado a un problema general preexistente”, agregó

De todos modos, señaló que “tanto el acople del precio internacional de alimentos como el impacto del mayor precio energético influye en la inflación local, que además tiene altísima sensibilidad”. “Por otro lado, al importar una parte importante de la energía esto tiene un impacto cambiario, genera expectativas de mayor escasez de dólares y un problema fiscal por los costos de los subsidios”, dijo Elizondo.

Además del problema de los precios, el especialista aseguró que “el mundo ha retrasado decisiones de inversión en países emergentes como el nuestro”. “Si a eso se le suma un posible encarecimiento del dólar por una política más dura de la Reserva Federal de los Estados Unidos, puede generar una salida de capitales del mundo emergente hacia los países desarrollados”, evaluó

Por su parte, el economista Martín Kalos, director de EPyCA Consultores, dijo a Chequeado que uno de los principales problemas en nuestro país está relacionado con el incremento del precio de los commodities.

En cuanto a los productos agropecuarios, señaló que “cualquier aumento de los precios internacionales también repercute en el mercado local”.

Por otro lado, aseguró que en el caso de los commodities energéticos “un aumento en los precios internacionales repercute en mayores gastos para importación”. “Y en particular, como se trata de algo que el Estado subsidia, genera mayores costos fiscales”, sostuvo

Kalos agregó además un efecto indirecto: las menores previsiones de crecimiento en la zona Euro podrían repercutir en la demanda de productos que la Argentina exporta.

Por su parte, Elizondo señaló que en materia energética “con los precios internacionales más altos las exigencias de las empresas para invertir son mayores. No solo en términos de precios sino del régimen cambiario o tributario”.

 

El Podcast de Chequeado es un programa diario donde contamos historias con datos. Podés suscribirte en SpotifyApple Podcasts o Google Podcasts.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *