Chequeado

Paso a paso: cómo se registran los casos y las muertes por coronavirus en la Argentina

Télam

10 Octubre, 2020 09:00 am | Tiempo de lectura: 5 minutos
10 Octubre, 2020 09:00 am
| Tiempo de lectura: 5 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • Médicos, personal de laboratorios, responsables de los centros de salud y autoridades sanitarias locales y provinciales están obligados a garantizar la carga de un caso desde que se presenta como sospechoso hasta el alta o fallecimiento.
  • Una vez que la información es volcada al registro, aparece en el siguiente reporte diario del Ministerio de Salud de la Nación.
  • Especialistas advierten que algunas jurisdicciones presentan demoras en la carga de los datos. 

En las últimas semanas, la adopción por parte de la Provincia de Buenos Aires de una nueva forma de conteo de fallecidos por COVID-19, que sumó 3.523 víctimas fatales en un solo día, volvió a poner en escena la precisión y actualización de las estadísticas epidemiológicas oficiales en torno a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Esta situación disparó un interrogante: ¿cómo se cargan los datos oficiales de casos positivos, fallecidos y recuperados de COVID-19 desde la detección del caso sospechoso hasta la finalización del curso de la enfermedad?

Carga obligatoria

El registro de los casos de coronavirus está regulado por la Resolución 680/20 del Ministerio de Salud de la Nación, que determina que es obligatoria la notificación y seguimiento de la evolución de los posibles casos de COVID-19 desde que se presentan como sospechosos, por lo que se incluyen los casos probables, confirmados o descartados.

La resolución incorpora el nuevo coronavirus al régimen legal de las enfermedades de notificación obligatoria, y ordena “notificar los casos de COVID-19, su evolución e investigación epidemiológica” a médicos que asisten a los pacientes, profesionales de los laboratorios que estudian muestras de casos sospechosos, encargados de los centros de salud y de los laboratorios (sean públicos o privados) y autoridades sanitarias provinciales y municipales.

Se dispone además la notificación individual de los casos en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) en un plazo máximo de 12 horas de presentado y, en casos de incumplimientos, se prevén las sanciones contempladas en la Ley 15.465, que van desde multas económicas hasta suspensiones del ejercicio profesional.

El SNVS es un software de alcance nacional que contiene los sistemas de vigilancia epidemiológica de las diferentes enfermedades de carga obligatoria, permitiendo a los usuarios con acceso un seguimiento en tiempo real. Forma parte del Sistema Integrado de Información Sanitaria de Argentina (SISA), que agrupa a los diferentes registros de estadísticas sanitarias de todos los niveles de atención.

Según se informó desde el Ministerio de Salud de la Nación, “el personal médico habilitado por las direcciones de epidemiología de las jurisdicciones y capacitados en el manejo del SNVS 2.0 son quienes tienen usuarios para notificar casos y completar su evolución clínica hasta el alta o fallecimiento”. Cada efector de salud cuenta con al menos una persona con acceso al sistema. 

El paso a paso

El procedimiento de carga y seguimiento de un caso de COVID-19 comienza cuando una persona llega a un centro de salud y manifiesta tener síntomas compatibles con coronavirus. En este caso, si el médico corrobora que el paciente cumple con la definición de caso sospechoso debe abrir una nueva notificación en el SNVS.

El sistema requiere la carga manual de los datos personales del paciente (apellidos y nombre, DNI, fecha de nacimiento, sexo, teléfono, domicilio real), la fecha de notificación y la calificación del caso: en esta primera fase puede ser “sospechoso” o “confirmado por nexo”, en caso de que quien hizo la consulta tenga dos o más síntomas y en los últimos 14 días haya estado en contacto estrecho con un caso confirmado por laboratorio. También se requiere la información del establecimiento de salud donde se inició la consulta y la fecha de inicio de los síntomas.

En un segundo momento, cuando la muestra de un hisopado es enviada al laboratorio será éste quien cargue el resultado del test de PCR en el sistema y confirme o descarte el contagio. En este caso, los encargados serán “tanto personal del equipo de bioquímicos como así también personal administrativo autorizado para la carga de datos al sistema”. 

Paralelamente, los laboratorios envían los resultados al centro de salud de origen, que es el encargado de informar a los pacientes y, en los casos confirmados, completar los datos epidemiológicos correspondientes: factores de riesgo, vía probable de transmisión, ámbito de ocurrencia, viajes, etcétera.

Si la persona con diagnóstico positivo es parte de la población de riesgo o debe ser internada, el Ministerio de Salud de la Nación solicita que se consigne si ingresó a la unidad de terapia intensiva (UTI) y si requirió asistencia respiratoria mecánica

En el final del proceso, el sistema requiere que se informe la condición de alta del paciente o egreso por fallecimiento.

En el caso de una muerte por coronavirus, es el propio centro de salud en el que ocurrió el deceso el que debe cargar esa información en el SNVS. Además de este proceso, el Ministerio de Salud de la Nación lanzó recomendaciones sobre cómo informar las causales de muerte en los certificados médicos en casos de COVID-19.

Finalmente, el certificado debe mencionar el intervalo de tiempo entre el comienzo de la enfermedad y los síntomas, y agregar las causas contribuyentes en el caso de que el paciente tuviera una enfermedad crónica de base.

Respecto de la aparición de estos datos en el reporte diario del Ministerio de Salud, el secretario de Equidad en Salud de la Nación, Martín Sabignoso, explicó a Chequeado: “Todos los usuarios del SNVS acceden directamente al sistema y una vez cargado el registro aparece en el siguiente reporte epidemiológico”. 

Las demoras en la carga

El 25 de septiembre último, la Provincia de Buenos Aires anunció un cambio en la metodología de conteo de muertes por coronavirus, por lo que ese día se sumaron al registro 3.523 víctimas fatales de meses anteriores.

Como consecuencia de esta nueva forma de conteo, en la Provincia de Buenos Aires no solo aumentó la cantidad de fallecidos por COVID-19 sino que subió su tasa de letalidad en un punto porcentual: de 2,2 a 3,2%.

Soledad Retamar, ingeniera en Sistema de Información de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que trabaja sobre las estadísticas de coronavirus en el país, indicó a Chequeado que “hay provincias que cargan casi el 50% de los casos que reportan con una demora mayor a 5 días”.

Sobre la base del reporte realizado el 6 de octubre último, la especialista indicó que la provincia de Jujuy presentó demoras de 13,6 días entre el diagnóstico y el reporte. En tanto, la Ciudad de Buenos Aires tuvo 8,4 días de demora en la carga, y Neuquén, 6,5.

En cuanto a la carga de fallecidos, la Ciudad de Buenos Aires mantiene una demora de 35 días entre la fecha de deceso y la información en el reporte oficial, mientras que Mendoza tiene 20 días de retraso y Neuquén, 11. Tras la corrección de la metodología de conteo, la Provincia de Buenos Aires tiene una demora promedio de 6 días en la carga de los datos.

Por su parte, el ex subsecretario de Evaluación Institucional del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación, Jorge Aliaga, -quien se dedica a la sistematización y difusión de estadísticas de coronavirus desde su página webindicó sobre el reporte del 7 de octubre que “de los 401 informados como fallecidos, 69 son de hace más de 11 días”.

Al respecto, Sabignoso sostuvo que “está garantizado que nunca los prestadores tuvieron restricciones para cargar datos”, e indicó que el registro de los casos “depende del efector de salud: la tarea toma tiempo y es exigente”.

Retamar señaló que las demoras pueden estar relacionadas con “la falta de personal dedicado a este tipo de tareas”. En ese sentido, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, indicó: “Dado el sistema de reporte que tenemos que es un sistema manual, que tienen que hacer los efectores que están expuestos al trabajo cotidiano, necesitaban de cierta cooperación institucional de este Ministerio y hemos puesto un grupo de casi 100 personas cargadores de datos, colaborando y dialogando con los efectores privados y con los públicos”.

El funcionario precisó que este trabajo “no es solamente un tema de registro de los fallecidos, que naturalmente es un dato esencial, sino también es un tema de registro de los [casos] sospechosos, de los confirmados, del resultado del PCR”. Además, señaló: “Esto hace una pandemia que ha puesto de rodillas a todos los sistemas de salud del mundo, incluso de los países más desarrollados. Ha traído dificultades de reporte en todos los países del mundo”. 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Temas

1 Respuesta

jimena 13 de Octubre de 2020 a las 10:00 pm

yo por lo general uso mascara antigas me da mas seguridad que un tapabocas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Crónica de las mentiras que circularon en redes sociales sobre la marcha del 17 de octubre El sábado 17 de octubre último, se celebró el 75° aniversario del Día de la Lealtad peronista con una caravana por el centro porteño y la Plaza de Mayo y un acto en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT), donde habló el presidente Alberto Fernández.  Durante el último fin de semana circularon […]

El Explicador

Es falso que la imagen de una plaza repleta de basura corresponda a la manifestación del 17 de octubre de 2020 Luego de la movilización por el Día de la Lealtad, el 17 de octubre último, circuló en Facebook una imagen de una plaza repleta de basura. Quienes compartieron la imagen asociaban esa foto al estado en que quedó el microcentro porteño luego de la movilización oficialista. Pero esto es falso: la imagen compartida no es […]