Dengue: cuál es la situación actual y cómo se previene la enfermedad - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Dengue: cuál es la situación actual y cómo se previene la enfermedad

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • En la Argentina se registraron casi 10.000 casos notificados en los últimos siete meses, siendo la mayoría autóctonos (sin antecedentes de viajes) y hay 3 personas fallecidas este año.
  • La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que en 2019 se notificaron más de 3 millones de casos en la región de las Américas, el mayor registro en la historia de la enfermedad.
  • Aún no existen vacunas que prevengan esta enfermedad viral ni medicamentos que lo curen. La medida más importante de prevención continúa siendo la eliminación criaderos de mosquitos y el uso de repelente.

El dengue es una enfermedad viral que se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti: cuando el mosquito pica a una persona enferma de dengue y luego a otras personas. El Ministerio de Salud de la Nación aclara que el contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común, las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

El último informe de la situación epidemiológica en la Argentina da cuenta que entre el 28 de julio de 2019 y el 7 de marzo de 2020, se notificaron 9.923 casos de dengue en el país. Hasta la fecha, hay más de 1.700 casos confirmados de personas que no tienen antecedentes de viaje y más de 600 que viajaron a zonas afectadas. La mayoría de los casos están concentrados en la región Centro, NEA y NOA del país.

En lo que va de 2020 se registraron 3 casos de personas fallecidas con diagnóstico previo de dengue: un hombre de la Provincia de Buenos Aires (74 años), sin antecedentes de viaje; una mujer de Buenos Aires (70 años) que viajó a Paraguay; y una mujer de Misiones (24 años), embarazada de 12 semanas.

El último informe de la situación epidemiológica de la OPS señala que entre la semana epidemiológica (SE) 1 y la SE 52 de 2019 en la Región de las Américas se notificaron 3.139.335 casos de dengue, con 1.538 defunciones. Este número de casos reportados es el mayor registro en la historia de dengue en las Américas, superando en 30% al número de casos reportados en el año epidémico 2015.

El mosquito Aedes aegyptI también transmite otras enfermedades, como chikungunya, fiebre amarilla y la infección por el virus de Zica, otra enfermedad con síntomas similares transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti y que también se puede contraer a través de relaciones sexuales.

La segunda puede ser peor

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que existen cuatro serotipos distintos de dengue, que están estrechamente emparentados: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra ese serotipo en particular. Sin embargo, las infecciones posteriores (secundarias) causadas por otros serotipos aumentan el riesgo de padecer el dengue grave.

Los síntomas son fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel y icazón y/o sangrado de nariz y encías.

Ante estos síntomas se debe acudir inmediatamente al médico para recibir el tratamiento adecuado y no automedicarse. No hay que tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares porque esto podría complicar el cuadro, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC), del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Es importante aclarar que una gran mayoría de los casos son asintomáticos, por lo que el número real de casos está insuficientemente notificado y muchos suelen estar mal clasificados, según la OMS.

El dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica.

Hasta el momento no existe tratamiento específico del dengue ni del dengue grave, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1%, según la OMS.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

El Ministerio de Salud de la Nación explica que el Aedes aegypti es un mosquito hogareño, vive en hábitats urbanos y se reproduce principalmente en recipientes artificiales. Si bien la mayor actividad del mosquito se da en las primeras horas de la mañana y al atardecer, también puede picar durante la noche si en la casa hay alguna luz encendida o en otros momentos del día, si no se alimentó. En cada período de alimentación, el mosquito puede picar a muchas personas.

Los huevos del mosquito pueden permanecer secos en sus lugares de cría durante más de un año y eclosionar al entrar en contacto con el agua, por eso es importante realizar tareas de eliminación de criaderos durante todo el año.

Como no existen vacunas que prevengan el dengue ni medicamentos que lo curen, la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos. Por ello se recomienda:

• Quitar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

•Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

• Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.

• Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.

• Rellenar los floreros y porta macetas con arena húmeda.

• Mantener los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

• Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.

• Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

También es importante evitar la picadura del mosquito:

• Usar siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.

• Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

• Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.

• Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.

• Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación aclaran que la fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos, pero no a los huevos y a las larvas. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que sólo se recomienda en momentos de emergencia, y siempre debe estar acompañada por tareas de eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

Temas

Comentarios

  • Jorge Fernando11 de marzo de 2020 a las 6:26 amSegún especialistas, el mejor repelente es el Raid Hogar y Plantas, el del envase naranja. Elimina y perdura más tiempo.
  • Juan pablo22 de abril de 2020 a las 6:38 pmEn caso de que reciba varias picaduras en el mismo tiempo.. es más grave?? Y en que se modifica den 1 den 2 den 3....? Etc etc..

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *