Chequeado

¿En qué consiste el proyecto de la Argentina con China para producir carne de cerdo?

Unsplash | CC: Amber Kipp

08 Febrero, 2021 13:22 pm | Tiempo de lectura: 5 minutos
08 Febrero, 2021 13:22 pm
| Tiempo de lectura: 5 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • El gobierno de Alberto Fernández impulsa un proyecto con China para duplicar la producción de carne de cerdo en la Argentina en los próximos 6 años. 
  • De acuerdo con sus impulsores, permitiría transformar al país en un productor significativo de carne de cerdo a nivel global, aumentaría las exportaciones y generaría empleo. 
  • Sin embargo, organizaciones sociales y ambientales lo cuestionan: aseguran que llevaría a un aumento en la deforestación, el uso del agua y las emisiones contaminantes.

El anuncio por parte del Gobierno nacional de un acuerdo con China para aumentar la producción de carne porcina quedó en el centro de la polémica. Por un lado, quienes defienden la iniciativa, que posicionaría a la Argentina como un productor significativo a nivel global; y, por otro, las organizaciones ambientalistas, que cuestionan varios aspectos de la iniciativa. Hacemos un repaso por el contenido del proyecto, las razones de su impulso y las críticas.

¿De qué se trata el proyecto?

El Gobierno nacional busca avanzar en la instalación de 25 plantas productoras de carne de cerdo en el norte del país en los próximos 6 años. Esto se lograría gracias a la inversión de empresas chinas. Se espera que las plantas produzcan 900.000 toneladas por año, que serían destinadas a China, según explicaron a Chequeado desde la Cancillería.

El proyecto comenzó a ser discutido en 2020. Un primer comunicado de la Cancillería en julio último dio detalles sobre las negociaciones con China, que continúan hasta hoy. El objetivo es firmar un memorándum entre los 2 países para darle un marco a las inversiones.

Si bien la firma estaba pautada para fin de año, fue demorada por un agregado de último momento: por los cuestionamientos de organizaciones sociales y ambientalistas, la Cancillería incluyó en el memorándum un apartado específico en relación al cuidado del ambiente. Esto ahora se encuentra bajo análisis en Beijing, sin fecha estimada de resolución. Un borrador del acuerdo (en inglés) ya fue difundido por dichas organizaciones. Consultado por Chequeado, desde Cancillería no confirmaron que el mismo fuera oficial.

De todos modos, con o sin memorandum, el proyecto ya dio sus primeros pasos a nivel provincial. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, firmó un acuerdo con la empresa de capitales chino-argentinos Feng Tian Food a través del cual se buscarán inversiones chinas para instalar 3 plantas productoras de carne de cerdo.

El interés de China en la Argentina se explica por un brote de la Peste Porcina Africana, una enfermedad altamente contagiosa en los cerdos que no tiene cura ni vacuna. Esta peste llevó a que el país asiático sacrifique, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), más de un millón de cerdos desde que empezó el brote en 2018, lo que limitó la disponibilidad nacional de carne de cerdo.

La Argentina comparte con China desde 2014 una asociación estratégica integral, un tipo de acuerdo que el país asiático reserva para pocos países. Es el cuarto país en el que más ha invertido China en América Latina en la última década, luego de Venezuela, Brasil y Ecuador, de acuerdo a la base de datos del think-tank Diálogo Inter-Americano.

¿Qué sostienen los que impulsan el proyecto?

Desde la Cancillería explicaron a Chequeado que el proyecto permitiría generar trabajo genuino fuera de los grandes centros urbanos del país, afectados por mayores índices de desempleo. Además, la Argentina aprovecharía el maíz que hoy ya produce para alimentar a los cerdos, exportando un producto de mayor valor agregado.

Por su parte, China obtendría una producción de cerdo más económica que la propia. Hay granjas en la Argentina que hoy producen a US$0.90 por kilo, mientras que en China el costo es de US$1.70, de acuerdo con estimaciones de Juan Luis Uccelli, consultor del sector porcino que forma parte de las negociaciones del acuerdo desde su inicio.

Uccelli dijo a Chequeado que actualmente se analizan 3 opciones para desarrollar el proyecto. Empresas chinas podrían instalar sus propias plantas, siguiendo las condiciones impuestas por la Argentina; se podrían asociar con productores argentinos; o podrían solamente traer el financiamiento y no intervenir en la producción.

Todas van a ser granjas inteligentes. Se va a tener seguridad sanitaria con un reducido uso de antibióticos, sostenibilidad financiera para no depender de subsidios y sustentabilidad para garantizar condiciones ambientales y sociales. No vamos a deforestar y la disponibilidad de agua no se va a ver afectada”, agregó Uccelli.

La Argentina es hoy un productor minoritario de carne de cerdo a nivel global, pero en crecimiento. En 2020 produjo 790.386 toneladas, de acuerdo a estimaciones de Uccelli, ya que todavía no están disponibles los datos oficiales. De ser así, significa una suba del 25% respecto de la producción del 2019, informada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación.

Juan Manuel Bautista, gerente comercial de Agroceres, empresa que se dedica al mejoramiento genético porcino y que participó de reuniones en relación al proyecto, sostuvo a Chequeado que el potencial es mucho mayor, sea con inversión local o extranjera. “La producción creció mucho en los últimos años. Los productores locales saben mucho de producir cerdos y tenemos todas las condiciones para crecer de manera sustentable y en armonía con el ambiente. Sólo hay que corregir la parte impositiva y establecer un plan a largo plazo”, agregó.

¿Cuáles son los cuestionamientos?

Las críticas al proyecto de parte de organizaciones ambientales y sociales como Jóvenes por el Clima, Greenpeace y la Asociación de Abogados Ambientalistas se incrementaron desde que oficialización en 2020. Además de la falta de transparencia en todo el proceso, aseguran que el volumen de producción de carne propuesto llevaría a un nivel de contaminación inédito del agua y los suelos en las provincias argentinas.

Lograr las 900.000 toneladas de carne de cerdo propuestas implicaría incrementar el stock de animales en casi 10 millones, lo que duplicaría las emisiones de gases de efecto invernadero del sector porcino y demandaría unos 12.000 millones de litros de agua potable a lo largo de toda la producción, sin contabilizar el agua para la limpieza, señala un análisis de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Soledad Barruti, periodista especializada en el sector alimentario y una de las impulsoras de la campaña contra el acuerdo, dijo a Chequeado que las plantas industriales de carne son un foco de contaminación y enfermedades. “Apostar al agronegocio para solucionar todos los problemas de la Argentina es una locura. Serían ciudades gigantes de cerdos que consumen una cantidad abismal de recursos”, señaló.

Junto con un grupo de académicos y ambientalistas, Barruti publicó una carta abierta en la que se compara al proyecto de cerdos con la introducción de la soja transgénica en Argentina en 1996, cultivo que hoy ocupa más del 60% de la tierra cultivable del país. Tal como la expansión de la soja llevó a mayor deforestación y uso de agroquímicos, lo mismo ocurriría con los cerdos, aseguran.

Además, en respuesta a los argumentos del sector porcino, publicaron un documento con 10 mitos y verdades acerca del proyecto. Allí, sostienen que las plantas no son de trabajo intensivo y no impulsarán las economías regionales. Además, cuestionan la falta de debate público sobre la iniciativa a pesar de la resistencia al mismo.

Otras organizaciones también se sumaron al reclamo. “El acuerdo con China va a contramano de las medidas necesarias para enfrentar la crisis sanitaria y climática; implica un aumento exponencial del actual stock porcino, con métodos no sustentables, y genera mayor presión sobre ecosistemas frágiles como los bosques,” sostuvo en un comunicado Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

 

Temas

1 Respuesta

Alberto maffeo 8 de Febrero de 2021 a las 8:32 pm

No logramos arreglar nuestra producción y vamos a agregar un millón de problemas mis no va

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Viajes al exterior: qué requisitos son necesarios para poder salir y entrar del país Ante la circulación de nuevas variantes del SARS-CoV-2 -el virus que causa COVID-19- en el mundo, el Gobierno nacional desalienta los viajes al exterior de argentinos y residentes, especialmente a las personas pertenecientes a grupos de riesgo, y mantiene las fronteras cerradas para turistas extranjeros en el contexto de la nueva ola de casos de […]
Son falsas varias afirmaciones del médico Luis Martínez en un video que circula en Facebook (parte II) Circula en Facebook una entrevista al médico genetista Luis Marcelo Martínez, realizada el 22 de diciembre pasado en Alerta Paraguay, un programa de entrevistas transmitido por Facebook. Allí, Martínez niega la existencia del nuevo coronavirus y asegura que las vacunas para prevenirlo pueden esterilizar a la población y afectar “genes relacionados con la conducta humana”. […]