Más ansiedad y problemas para dormir, las otras consecuencias de la pandemia en el Gran Buenos Aires - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Más ansiedad y problemas para dormir, las otras consecuencias de la pandemia en el Gran Buenos Aires

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Un informe del INDEC mostró que más de la mitad de las personas dijo haber sentido más ansiedad a partir de la pandemia del coronavirus, y un tercio tuvo dificultades para dormir.
  • El 45,5% de las personas abandonó la actividad física, y el 93% dijo haber adoptado el uso del tapabocas y el hábito de lavarse las manos de forma más frecuente. 
  • Sólo 4 de cada 10 niños y adolescentes que no contaron con equipamiento informático pudieron participar de clases virtuales el año último.

Más de la mitad de las personas que viven en el Gran Buenos Aires sintió más ansiedad durante la pandemia del coronavirus y un tercio tuvo problemas para dormir, situaciones que se intensificaron en aquellos hogares en los que hubo problemas económicos.

Así se desprende del segundo informe sobre el impacto de la COVID-19 en los hogares del Gran Buenos Aires (GBA), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en base a encuestas realizadas entre agosto y octubre de 2020.

El trabajo destaca que el 56,3% de las personas consultadas manifestó sentir más ansiedad que antes de la pandemia. Este problema afectó en mayor medida a las mujeres -un 61,5% dijo haber pasado por situaciones de ansiedad- y a los más jóvenes -el 60,2% de las personas de entre 18 y 30 años-.

También se dieron mayores situaciones de ansiedad en aquellos hogares en los que disminuyó el ingreso familiar o hubo problemas laborales (el 62,5% dijo haberlo sufrido). No obstante, la mitad de las personas que mantuvieron el empleo y no perdieron ingresos también reconocieron haber padecido ansiedad. 

La ansiedad es una respuesta que “se activa al anticipar sucesos o circunstancias que se perciben como acontecimientos imprevisibles e incontrolables, que podrían amenazar los intereses vitales de un individuo”, según este trabajo de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Por otro lado, el 33,5% de las personas consultadas dijo tener más problemas para dormir a partir de la pandemia, una situación que afectó más a las personas menores de 60 años (36%) y a quienes tuvieron problemas laborales o de ingresos (40%). 

El informe del INDEC también advierte que a raíz de la cuarentena y la pandemia el 44,7% de los hogares del Gran Buenos Aires (GBA) debió recurrir a ahorros para enfrentar sus gastos, mientras que el 41,5% se endeudó y el 33,8% redujo el consumo de al menos un alimento.

Hábitos sanitarios

Por otro lado, más del 75% de las personas dijo haber incorporado hábitos como evitar saludos de manos, besos o abrazos; evitar participar de actividades en grupos con más de 10 personas y reducir la frecuencia para hacer compras en comercios. 

Casi la totalidad de los encuestados (el 93%) dijo, por su parte, haber incorporado tanto el  uso del tapabocas para salir de su casa como el lavado de manos con jabón con más frecuencia que antes de la pandemia. 

Finalmente, el 45,5% manifestó que dejó de realizar actividad física a partir de la pandemia, mientras que un 15% comenzó o intensificó la práctica. De este modo, más del 60% de los encuestados reconoció haber realizado cambios en sus hábitos de actividad física.

Conectividad escolar

En cuanto a la actividad escolar en pandemia, sólo 4 de cada 10 niños y adolescentes que no contaron con equipamiento informático pudieron participar de clases virtuales el año último, y más del 60% del total de estudiantes comunicó sus tareas a través de servicios de mensajería móvil como WhatsApp o SMS.

Según los datos del organismo oficial, el 61,7% de quienes asistían a primaria y el 70,4% de quienes cursaron la secundaria el año último contaron con equipamiento informático (PC de escritorio, notebooks, netbooks o tablets) para afrontar las clases virtuales, mientras que en ambos casos más del 80% declaró contar con conexión a internet. 

En estos hogares, la participación en las clases virtuales alcanzó al 76,9% en primaria y al 75,9%, en secundaria. Sin embargo, en el segmento de quienes no contaban con equipamiento (el 38,3% de los estudiantes de primaria y el 29,6% de secundaria) sólo 4 de cada 10 pudieron acceder a los encuentros en vivo con los docentes. 

De todos modos, el estudio destaca que en ambos niveles educativos fue muy elevada la realización de tareas escolares: alcanzó al 97,7% de los hogares con niños en primaria y al 95% de hogares con adolescentes de secundario, considerando cualquier tipo de tarea realizada durante la semana previa a la consulta. 

En este punto se indica que la principal vía para la recepción y el envío de las tareas fue el servicio de mensajería móvil, tanto SMS como WhatsApp (el 66,6% en primaria y el 60,5% en secundaria usó este método), combinado con otras estrategias: sólo la mitad de los estudiantes lo hizo por videoconferencia, mientras que poco más del 5% retiró los materiales de forma física, una estrategia adoptada por las jurisdicciones para con aquellas familias con problemas de conectividad. 

Este dato coincide con los resultados preliminares de la encuesta a equipos directivos y hogares realizado por el Ministerio de Educación de la Nación, que mostró que el principal canal de comunicación con los docentes fue a través de WhatsApp.

El acceso a las tecnologías y la presencia en las clases virtuales varía mucho entre la educación pública y la privada. En primaria, el 85,9% de los niños que asisten a escuelas privadas contaban con equipamiento, y el 96,9% tenía al menos acceso a internet. Esos números caen al 46,6% y 74,6% en el caso de la educación pública. En el secundario, en tanto, el 90,8% de los jóvenes que concurren a establecimientos privados tenía equipamiento (60,5% en las públicas) y el 95,1%, acceso a internet (81,6% en las públicas).

Finalmente, el estudio destaca que en el 75% de los hogares con niños y adolescentes aumentó el uso de las pantallas (TV, PC, notebook,  tablet o celular) desde el inicio de la pandemia, excluyendo el tiempo dedicado a las tareas escolares.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *