No, una investigación no demostró que todos los estudios sobre el alzheimer son un fraude: fue sacada de contexto - Chequeado Skip to content

No, una investigación no demostró que todos los estudios sobre el alzheimer son un fraude: fue sacada de contexto

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • Circulan en redes sociales distintos posteos que aseguran que el alzheimer es un “fraude” y que la enfermedad “no se ha tratado correctamente en los últimos 16 años”.
  • Los dichos supuestamente se basan en una investigación que publicó Science que revela posibles indicios de fraude en una importante línea de investigación contra la enfermedad.
  • Sin embargo, esto no significa que todos los avances y estudios sobre el alzheimer son un “fraude”. Los especialistas señalan que los hallazgos de la investigación deben contextualizarse correctamente.

Circulan en Telegram y Twitter distintos posteos que aseguran que las investigaciones sobre el alzheimer “son un fraude” y que la enfermedad “no se ha tratado correctamente en los últimos 16 años”. 

Las afirmaciones supuestamente se basan en una publicación de la revista Science que reveló un posible caso de fraude en una importante línea de investigación sobre el alzhéimer.

Si bien el estudio de Science detalla irregularidades en las imágenes que se utilizaron como fuentes de otras investigaciones, eso no significa que todos los avances y estudios sobre la enfermedad son un “fraude”, tal como afirman los posteos virales. Los expertos señalan que los hallazgos de la investigación deben contextualizarse correctamente antes de sacar conclusiones.

Los posteos en Telegram fueron vistos más de 18 mil veces y en Twitter recibieron un total de mil retuits.

El estudio cuestionado

La investigación publicada por Science expone que el neurocientífico Matthew Schrag descubrió anomalías en las imágenes que se usaron como prueba de un estudio sobre alzheimer publicado por Sylvain Lesné en 2006 por la revista Nature.

La publicación de 2006 explica que una de las posibles causas del desarrollo de alzheimer era la acumulación de las denominadas placas de beta amiloide de subtipo Aβ*56 en tejido cerebral. La beta amiloide es una proteína esencial para la transmisión de información entre neuronas. 

En esa línea, previo a la investigación de Lesné, otros científicos ya estudiaban la acumulación de esta proteína desde 1990. Sin embargo, las cientos de imágenes de las pruebas hechas en ratones presentes en el estudio, según Schrag, fueron manipuladas para simular una mayor presencia de esta proteína.

Aunque es cierto que varias investigaciones se han sustentado en el estudio de Lesné, el posible fraude no desmonta la hipótesis del amiloide y el alzheimer, según afirman distintos expertos dedicados al estudio de las enfermedades neurodegenerativas. El investigador Karl Herru, de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), explicó en Twitter: “La magnitud del fraude es espeluznante, pero la importancia para el campo del alzhéimer se ha exagerado gravemente”. 

También en Twitter, el investigador Samuel Marsh explicaba que “el trabajo principal en cuestión no estableció el modelo de la placa amiloide. Hablaba de un oligómero específico denominado AB*56. Hay muchos otros artículos en este campo que muestran la importancia y los efectos de los oligómeros y las placas”. Y agregó: “Este artículo, aunque influyente, no fue la base de los últimos 16 años de investigación”.

Por su parte, el neurólogo Juan Fortea, coordinador del Grupo de Estudio de Neurología de la Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN), indicó a Science Media Center: “este trabajo no es un pilar de la hipótesis de la cascada del amiloide, que se formuló años antes de la aparición de estas publicaciones de este autor. La hipótesis se basa fundamentalmente en la evidencia genética que relaciona el procesamiento del amiloide con la demencia tipo alzheimer”. 

La enfermedad de alzheimer

Los científicos creen que hay muchos factores que influyen en cuándo comienza y cómo evoluciona la enfermedad de alzheimer. El factor de riesgo conocido más importante para el alzheimer es la edad. La cantidad de personas con la enfermedad se duplica cada 5 años después de los 65 años. Aproximadamente un tercio de todas las personas mayores de 85 años podría tener la enfermedad de alzheimer, según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

Las causas del alzheimer de inicio tardío, la forma más común de la enfermedad, aún se desconocen y probablemente incluyen una combinación de factores genéticos, de estilo de vida y ambientales, como contamos en esta nota.

En los últimos años ha habido un debate intenso sobre la relevancia del amiloide en la enfermedad de alzheimer. Una razón es que bastantes personas mayores presentan placas de amiloide, pero no tienen síntomas, por lo que este podría no ser suficiente para desarrollar la enfermedad. 

La hipótesis amiloide ha tenido muchos éxitos, como el desarrollo de biomarcadores para los estados iniciales de esta demencia. También ha dado lugar una terapia prometedora, el uso de anticuerpos monoclonales anti-Aβ. El más famoso es el aducanumab, que fue aprobado en los Estados Unidos en medio de una fuerte polémica.

Sin embargo, no se trata de la única hipótesis sobre las causas de la enfermedad. En el último tiempo, se ha prestado más atención en la correlación existente entre el alzheimer y la aparición de formas anormales de la proteína tau en el sistema nervioso central.

En conclusión, las afirmaciones que dicen que todas las investigaciones sobre el alzheimer son una farsa y que son inválido los esfuerzos de los últimos 16 años son incorrectas: la información fue sacada de contexto.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *