Chequeado

Por qué las largas vacaciones escolares contribuyen a la desigualdad

05 Marzo, 2014 | Tiempo de lectura: 2 minutos


A la hora de volver a clase, vale la pena analizar la distribución del calendario escolar y el impacto que tiene sobre el aprendizaje.

Mientras se discuten las paritarias docentes y la negociación salarial ocupa buena parte de la agenda destinada a la Educación, otros aspectos del sistema educativo quedan postergados. Uno de ellos es el régimen de vacaciones, que podría estar contribuyendo a generar más desigualdad en la sociedad, en vez de ayudar a disminuirla.

Hoy existe evidencia de que los meses de pausa veraniega profundizan las desigualdades: los chicos de familias con mayores recursos económicos y culturales tienen mayor nivel de aprendizaje durante el verano, mientras que aquellos que vienen de familias menos favorecidas inician el año con desventaja.

En su libro Fueras de Serie (Outliers), el periodista canadiense Malcom Gladwell sintetiza parte de los estudios que se han hecho sobre el tema.

Al tomarles el mismo examen a los estudiantes al inicio y al final del año escolar, tres investigadores de la John Hopkins University de los Estados Unidos mostraron que las diferencias entre niveles socioeconómicos se acentúa después del verano.

“Estudios estacionales de aprendizaje sugieren que la educación compensa, en cierta medida, la falta de experiencia educativa enriquecedora en la vida familiar de los niños desfavorecidos. Estos jóvenes se acercan más a los estudiantes más acomodados durante el año escolar de lo que lo hacen durante los meses de verano”, concluye el estudio, al mostrar cómo la brecha se agranda después de las vacaciones de verano.

No se trata de una novedad. Es la profundización de un estudio llevado a cabo en 1978 por Bárbara Heyns, en su libro Aprendizajes de verano, en el que demostró que la brecha entre niños de mayores y menores ingresos se agudizaba durante los meses en los que no asisten al colegio.

La mayoría de los sistemas educativos modernos fueron diseñados durante el siglo XIX, con sociedades mayoritariamente agrícolas, en las que el corte de verano era el momento en el que muchos de los chicos volvían a sus casas a ayudar en el trabajo del campo.

Además, según argumenta Gladwell, existía la idea de que el intelecto debía ser trabajado como la tierra en ese momento: con un tiempo de reposo necesario. Incluso cita a uno de los precursores de la educación pública en los Estados Unidos, Horace Mann, quien creía que el exceso de trabajo intelectual podía tener la “más perniciosa influencia sobre el carácter y los hábitos No pocas veces es la propia salud destruida por la sobre-estimulación de la mente”.

Hoy quedan pocas sociedades agrícolas, en la Argentina el 93% de la población vive en zonas urbanas. Sin embargo, el calendario escolar mantiene el diseño original, armado alrededor de una estructura social muy diferente de la actual, e incluso existe evidencia de que es perjudicial para lograr uno de los objetivos principales del sistema educativo: la igualdad de oportunidades.

“En los últimos años en la Argentina se ha alargado el calendario escolar, primero hasta lograr los 180 días de clases, y ahora los 190”, aseguró Axel Rivas, investigador del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). Y agregó: “Aumentar la cantidad de días de clases es un política redistributiva, porque favorece a los más desaventajados”.

Paula Razquin, investigadora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, explicó que “todos los sistemas educativos tienen este sistema de vacaciones, pero en algunos países las de verano son más cortas y tienen más pausas durante el año, como en Francia”. Más allá de la brecha que generan, “es  importante también la cantidad de horas de clases, las posibilidad de estar expuestos al aprendizaje, que es más importante para los chicos menos favorecidos”, señaló la especialista.

Temas

El Explicador

Pobreza: cómo se mide en el país y qué pasó en los últimos años El INDEC publicará esta semana el dato de pobreza e indigencia de la segunda mitad de 2018. Según estiman diversos especialistas (ver acá y acá), este dato será mayor al 27,3% de la primera mitad de 2018, principalmente porque la inflación -con la que se actualizan las canastas de pobreza e indigencia- aumentó más que […]

El Explicador

24 de marzo: datos sobre el avance de los juicios por delitos de lesa humanidad Este fin de semana se cumplen 43 años del golpe de Estado que dio inicio a la última dictadura militar en la Argentina. Por eso, organizaciones de derechos humanos y ciudadanos marchan a Plaza de Mayo en conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. A continuación te mostramos datos […]