Preguntas y respuestas sobre la Educación porteña (1)

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

En el siguiente artículo se responde a las incógnitas que surgen sobre el sistema educativo de la Ciudad. ¿Cuánto se destina a la Educación en el presupuesto? ¿Cómo se distribuye entre la Educación pública y privada, y cuál es la inversión por alumno?

El 12 de marzo pasado, 120 manifestantes del Movimiento Popular La Dignidad ocuparon la Catedral Metropolitana. Su reclamo principal era que el Gobierno de la Ciudad deje de subsidiar a las escuelas privadas en detrimento de la escuela pública. Chequeado.com se propone en esta primera entrega, a través de preguntas, proporcionar datos para evaluar si esta afirmación es cierta o no.

1. ¿Qué porcentaje representa la Educación del presupuesto de la Ciudad?

El Ministerio de Hacienda de la Ciudad es la fuente oficial sobre el tema. Según los datos analizados de las cuentas de inversión (que también fueron publicados en el blog “Sardinas en el desierto”, de Fernando Renzi), la Ciudad destinó en 2012 el 27% de su presupuesto a Educación. Ese porcentaje está en línea con la inversión realizada por la gestión de Mauricio Macri entre 2008 y 2012, cuando el área Educación representó en promedio el 27% del gasto.

Durante los dos gobiernos de Aníbal Ibarra (2000-2005) y el de Jorge Telerman (2006-2007), en cambio, dicha inversión promedio fue mayor: osciló entre el 29 y el 27,5% del total.

Porcentaje del gasto total destinado a Educación. Años 2000-2013*. Ciudad de Buenos Aires.

*Al tratarse del año en curso, la cifra corresponde a la inversión presupuestada en el anexo del presupuesto 2013 y no a los gastos devengados (es decir, a lo que efectivamente se ejecutó). Para los años anteriores se tomó el gasto ejecutado.
Fuente: Elaboración de Chequeado.com en base a datos de las cuentas anuales de inversión del Ministerio de Hacienda del GCBA.

Cabe recordar que la Ley de Financiamiento Educativo, sancionada a fines de 2005, exigía en su artículo 12 que las provincias debían mantener, entre 2006 y 2010, “una participación del gasto en Educación en el gasto público total no inferior a la verificada en el año 2005”. Dicho año, la participación de Educación en el gasto de la Ciudad fue exactamente del 27,57 por ciento.

Solo cinco jurisdicciones (N. de R.: entre ellas la Ciudad de Buenos Aires) mantuvieron un esfuerzo menor, incumpliendo con este requerimiento de la ley”, señala el último informe de monitoreo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), publicado en noviembre de 2012.

2. ¿Cuánto se destina a la Educación pública y cuánto a la privada?

La inversión en Educación del gobierno porteño permite analizar también el reparto de los recursos entre la Educación pública y la Educación privada.

Si se analizan los números del Ministerio de Hacienda, los subsidios a Educación privada, que en promedio fueron el 15% del presupuesto educativo entre los años 2000 y 2007, aumentaron a 17,5% en el periodo de gestión de Mauricio Macri.

La tendencia es inversa en el caso de la Educación pública: mientras que entre 2000 y 2007 su participación en el presupuesto era de alrededor del 85% promedio, en el periodo 2008-2012 disminuyó al 82,5% de la inversión.

Porcentaje de la Educación pública y privada en el presupuesto educativo. Años 2000-2012. Ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Elaboración de Chequeado.com en base a datos de las cuentas de inversión del Ministerio de Hacienda del GCBA.

Sin embargo, para comprender la inversión de la Ciudad en Educación debe tenerse en cuenta cómo evolucionó la matrícula de alumnos públicos y privados en la Ciudad de Buenos Aires, y por lo tanto el gasto por alumno que efectuó la jurisdicción. Y, además, el aumento salarial, teniendo en cuenta que la mayoría de los distritos suelen destinar la mayor parte de su presupuesto educativo a salarios docentes.

3. ¿Cómo evolucionó la matrícula? Y, ¿cuál es el gasto por alumno?

En los tres primeros años de gestión de Macri (2008-2010), la matrícula de todo el sistema creció en 19 mil alumnos. De este total, más de dos tercios correspondieron a las instituciones de gestión privada. El número se amplía más en relación al 2007: el 86% del aumento de alumnos se produjo en las escuelas privadas, mientras que solo el 14% fue en los establecimientos públicos.

Desde el último año de gobierno de Telerman (2007), las escuelas privadas pasaron a representar del 49% al 52% de la matrícula. Los establecimientos públicos sufrieron, por supuesto, el cambio recíproco: del 51% al 48 por ciento.

Los datos provienen de los anuarios estadísticos publicados por la Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa (DINIECE), que llegan hasta 2010.

Pero, más allá del aumento en la matrícula, cada alumno de escuela privada recibió en 2010 una mayor subvención del gobierno porteño, comparado con 2007. La diferencia en la inversión por alumno en cada tipo de sistema de gestión (público o privado) se achicó durante la gestión de Macri: en el 2007, cada alumno de una escuela estatal representaba 5,5 veces lo destinado a otro de una escuela privada. Para el 2010, esa brecha pasó a ser de 5 puntos.

En porcentaje, la inversión por alumno estatal creció por debajo del incremento en las escuelas privadas. En el periodo mencionado (2007-2010), fue de un 81%, contra un 97 por ciento.

Esos subsidios fueron destinados a establecimientos privados laicos y confesionales. Según el libro “Radiografía de la educación argentina”, publicado por el CIPPEC, las escuelas religiosas representaban en 2005 (último dato disponible) el 35,2% de los establecimientos privados.

donantes

7 Respuestas

  1. andreav dice:

    El dato que me gustaría conocer es en pesos y anual cuanto le cuesta al estado cada alumno en capital y en provincia, tanto privados como públicos. GRACIAS

  2. Osvaldo Cavasso dice:

    No se toma en cuenta la sub ejecución presupuestaria característica del macrismo. Esperemos un segundo informe.

  3. Fernando Scarlata dice:

    La disminución en el presupuesto parece lógica de acuerdo a que al disminuir la cantidad de alumnos que se inscriben en colegios estatales y siendo el monto destinado por alumno de escuela pública 5 veces mayor que el destinado al alumno de la privada, ese 3% menos de alumnos publicos, se refleja en el menor gasto en el presupuesto, ya que si aumenta la cantidad de alumnos en escuelas privadas esto representa menos gasto para el Estado. Sería al revés si aumentara un 3% la cantidad de alumnos en escuelas públicas y disminuyera el mismo porcentaje en las privadas.

  4. cesar dice:

    La ley Federal sustuvo el pago de la educacion privada y el kirchnerismo no derogo menos ahora con Bergoglio en el papado.
    Macri y Cristina sostienen la misma politica: educacion privada sostenida por el estado mayoritariamente en manos clericales y por lo tanto anticientifica.
    Los salarios los paga el estado , los curas los contenidos y encima pueden despedir sin garantizar el trabajo.
    Hay que estatizar toda la educacion volverla nacional para una educacion unica y de calidad.

  5. Daneel Olivaw dice:

    Gracias, Sr. Explicador por los números.
    Mi interpretación es un poco distinta. Me parece que los cambios son tan mínimos que esencialmente podríamos decir que no hay casi variación. Lo cual en sí ya es un problema. El estado de las escuelas en CABA es bastante triste y ver que el porcentaje del asignado no aumentó es un fallo importante, en mi opinión.

    Pero ojo, que hay algo que no se ve en ese número y es que, según los datos linkeados en el artículo, los gastos totales de la ciudad fueron de 9mil millones en 2007 a 40mil millones en 2013 (4 veces más). Por lo que el presupuesto en pesos para educación también aumentó en esa proporción.
    Eso para los que dicen que Macri es “neoliberal”.

  6. argentideas dice:

    Somos todos ciudadanos por igual. Los que se esfuerzan en enviarlos a la privada es por la deficiencia de la escuela pública. Si todos fueran a la pública el presupuesto educativo debiera ser mucho mayor. Aun con cierto subsidio la espuela privada sale mucho más cara que la pública. Es una tontería dejar de subsidiarlos.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *