Qué se sabe sobre la realización de la Copa América en la Argentina. Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Qué se sabe sobre la realización de la Copa América y cuáles son los protocolos sanitarios para el fútbol

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • La Conmebol rechazó un pedido de postergación realizado por Colombia -original organizador junto a la Argentina- y estos últimos días se analizó la posibilidad de que el certamen se realice íntegramente en nuestro país.
  • Finalmente, la Conmebol comunicó que la competencia internacional no se realizará en territorio nacional sino en Brasil.
  • Los partidos de fútbol de torneos locales se encuentran suspendidos mientras duren las últimas restricciones a la circulación anunciadas por el Gobierno nacional pero los encuentros internacionales fueron exceptuados de la prohibición.

Última actualización: 31/05/2021

Días atrás, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) decidió no aceptar el pedido de aplazamiento de la Copa América realizado por Colombia, por lo que el certamen -que originalmente iba a realizarse en ese país y en la Argentina- se quedó sin una de sus sedes.

En este contexto, luego de las críticas que se dieron por la posible realización del certamen en territorio argentino y ante el contexto de la situación sanitaria, la Conmebol anunció el domingo último que la Argentina no será la sede de la competencia continental: “En atención a las circunstancias presentes ha resuelto suspender la organización de la Copa América en Argentina. La Conmebol analiza la oferta de otros países que mostraron interés en albergar el torneo continental”.

Horas después, la Confederación confirmó que la Copa América se jugará en Brasil, el mismo país que albergó el torneo en 2019 y que también se encuentra con un alto nivel de contagios diarios.

En esta nota te contamos qué había dicho el Gobierno argentino y cuáles son los protocolos vigentes actualmente para las competencias deportivas.

Entre idas y vueltas, la sede no será la Argentina

El 20 de mayo último, el ministro del Deporte de Colombia, Ernesto Lucena, anunció que su país solicitaría a la Conmebol el aplazamiento de la Copa América. “Creemos que lo más importante en un evento de esta magnitud es el aforo de público”, indicó el funcionario del país caribeño, que se encuentra inmerso en una crisis política y social.

Ese mismo día, la Conmebol rechazó el pedido colombiano “por razones relacionadas al calendario internacional de competiciones y a la logística del torneo”, confirmó la realización de la Copa América según el calendario previsto y aseguró que informaría en los próximos días “la relocalización de los partidos que debían disputarse en Colombia”.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández aseguró el 18 de mayo último que en la Argentina “podemos analizar” la posibilidad de albergar la totalidad de la competición “en la medida que todos estrictamente cumplan las condiciones de controles”.

Según informó la Conmebol, el miércoles último Fernández recibió al presidente de la entidad, Alejandro Domínguez, y le presentó “un estricto protocolo [que debería cumplirse] para que se realice la Copa América 2021 en el país”. La organización detalló que en el encuentro “se evaluaron los aspectos organizativos y logísticos” y la posibilidad de habilitar “sedes adicionales”, con el objetivo de realizar todo el certamen en el país.

Por su parte, el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, señaló, en declaraciones al programa “Mañana Sylvestre” que se emite por Radio 10, que para que la Copa América se realice íntegramente en el país se planteó “cuáles eran las condiciones sanitarias que se requerían, que son protocolos muy estrictos, de permanente fiscalización”.

El funcionario indicó que los protocolos incluían la vacunación de las delegaciones que llegarían al país y “reducir mucho la presencia de la gente que va a venir”. Y aseguró que, luego de que la Conmebol y los seleccionados analizaran “si los pueden cumplir”, se consultaría a gobernadores y autoridades locales de las sedes de la Copa para saber “si están en condiciones de hacerlo”.

Por el momento, la Argentina no contemplaba la participación de público durante la competencia. “Es una Copa América para la televisión”, dijo el martes último el presidente Fernández.

En tanto, desde el sector de Prensa del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación indicaron a Chequeado que hasta ese momento la competencia iba a a ser sin público. Además, añadieron que la presencia de hinchadas “era un pedido de la Conmebol y se contemplaba en la medida que la situación epidemiológica lo permitiera”.

Después de idas y vueltas, horas antes de la confirmación de la Conmebol de que Argentina no será la sede de la competencia, el ministro del Interior de la Nación, Eduardo “Wado” de Pedro, adelantó en una entrevista en C5N que el Gobierno “veía muy difícil que se pueda jugar la Copa América en la Argentina”, después de analizar las situaciones sanitarias de las distintas jurisdicciones que potencialmente podían ser sede del certamen.

Los protocolos del fútbol

En nuestro país, actualmente se encuentran suspendidas todas las competencias locales que organiza la Asociación Argentina de Fútbol (AFA), en consonancia con el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que estableció un cierre estricto de 9 días -hasta el 30 de mayo- en zonas de alto riesgo y alarma epidemiológica.

Sin embargo, hay excepciones: fueron habilitados por el Gobierno los partidos internacionales que por calendario debían disputarse en nuestro país, así como el entrenamiento de los equipos involucrados. Se trata de cotejos correspondientes a las copas Libertadores y Sudamericana, 2 certámenes que organiza la Conmebol.

Actualmente, en nuestro país rige un protocolo para la estadía de comitivas internacionales en territorio argentino, que incluyen medidas sanitarias generales -como el distanciamiento social, la higiene de manos y la identificación de casos sospechosos-, y otras especiales como las condiciones de ingreso, estadía y salida del país.

El protocolo, publicado el 28 de agosto de 2020 a través de la Decisión Administrativa 1582/2020, exige a las comitivas internacionales la realización de test PCR a todos los integrantes de la delegación, junto con un informe médico que acredite que ninguno presenta síntomas compatibles con coronavirus al momento del viaje.

El equipo también deberá remitir el itinerario de la delegación mientras se encuentre en el país, que debe limitarse a los traslados para entrenar, participar del partido y salir hacia el aeropuerto. Una vez llegada al país y completados los trámites migratorios, la delegación se trasladará a su hospedaje en un transporte lacrado para impedir el ascenso o descenso de personas, y será escoltado por un móvil de alguna fuerza federal de seguridad para verificar que cumpla con la consigna.

Según el protocolo, los equipos extranjeros no podrán permanecer por más de 72 horas en el país. En caso de que se detecte que un integrante de la delegación presente síntomas compatibles con la enfermedad, se lo separará del resto del plantel y se lo mantendrá aislado hasta determinar si es un caso positivo. Para esa eventualidad, el equipo deberá contemplar de antemano con un lugar de derivación y atención médica del jugador.

En cuanto a los comportamientos a seguir durante el partido de fútbol, la AFA actualizó en marzo último un protocolo para las competiciones oficiales, que incluye la división de los estadios en 3 zonas con diferentes -campo de juego, tribunas y exteriores- con cupos máximos de personas autorizadas.

También prohíbe a los jugadores “escupir y sonarse la nariz antes, durante y después del partido en el área de competición”, intercambiar camisetas, besar la pelota o compartir botellas de bebidas.

El 15 de mayo último se detectó un brote de coronavirus en el plantel de la primera división de River, que afectó a 27 personas (ver acá y acá) entre jugadores y personal del cuerpo técnico. A raíz de esta situación falleció Gustavo Insúa, el chofer del micro que trasladaba al plantel durante los partidos.

Actualización 31/05/2021: esta nota fue actualizada con los últimos datos disponibles.

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Temas

Comentarios

  • Gisela29 de mayo de 2021 a las 1:04 amEs una vergüenza que mis hijos no puedan ir al colegio y qué ellos aprueben semejante despliegue de personas. (Son jugadores de fútbol pero no son más que nadie, mucho menos de niños en edad escolar). Me hace acordar a Cromañon, cuando decían que los que estaban tocando como Callejeros, no eran responsables por el incendio y los muertos. Ya sabemos que al final, si no detienen un show que puede causar muertes, entonces son todos cómplices. Entonces, los jugadores son cómplices de la Conmebol y todos complotan contra los niños que no tienen armas para luchar por su educación. Nadie se indigna?

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *