TV y coronavirus: qué dicen los protocolos y las recomendaciones oficiales sobre barbijos, distancia y aforo - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

TV y coronavirus: qué dicen los protocolos y las recomendaciones oficiales sobre barbijos, distancia y aforo

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El estreno de Showmatch, el programa de Marcelo Tinelli, causó polémica porque se vio al conductor y a decenas de personas dentro del estudio sin tapabocas ni separación física suficiente.
  • En agosto de 2020, la industria audiovisual firmó con el Gobierno nacional un protocolo de reglas sanitarias para prevenir contagios detrás de cámara, pero no en pantalla.
  • El infectólogo José Barletta, de la SADI, sostuvo que la aglomeración de gente en un sitio cerrado, sin distancia, ni ventilación ni máscaras, “es la peor combinación posible”.

En los últimos días, tras el estreno de Showmatch 2021, el programa de Canal 13 que conduce Marcelo Tinelli, se suscitó una polémica en redes sociales por la aparente violación durante la emisión del programa a las medidas generales dispuestas para impedir la propagación de contagios de COVID-19. Las críticas señalan -principalmente- a las decenas de personas que estuvieron en un mismo estudio de televisión, cerrado, sin distanciamiento físico suficiente y sin barbijos.

Al malestar generalizado de los usuarios y televidentes en redes, en momentos en que la situación epidemiológica arroja cifras diarias preocupantes de contagios y muertes, se le sumó un contrapunto entre Tinelli y el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y el interrogante respecto de qué reglas sanitarias rigen para los programas de televisión.

En esta nota te contamos cuáles son estos protocolos, qué ordenan, qué alcance tienen y qué recomendaciones oficiales hay para la actividad televisiva delante de las cámaras.

Un documento para toda la industria audiovisual

En agosto de 2020, cuando el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se encontraba en Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) -organismo dependiente del Ministerio de Trabajo-, el Ministerio de Cultura de la Nación y entidades del sector audiovisual elaboraron el “Protocolo general para la prevención del COVID-19 en el rodaje y/o grabación de ficciones para cine, televisión y contenidos para plataformas audiovisuales”.

Este documento fue diseñado y aprobado “con el fin de reanudar las actividades del sector” audiovisual en lo relativo a las ficciones, que permanecían inactivas como consecuencia del ASPO, a diferencia de la programación habitual de los canales de televisión -noticias y entretenimiento-, que nunca se interrumpió desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en la Argentina.

Pese a que fue pensado para la ficción -y que establece medidas de cuidado mayormente para rodajes y producción detrás de cámaras y no para lo que ocurre delante de las cámaras-, este protocolo es “de aplicación para todas las producciones audiovisuales en la República Argentina”, destaca textual el documento. Es decir, también para quienes están en pantalla.

Establece, por ejemplo, que “no se permitirá el acceso a los estudios, canales y locaciones de exteriores a personas ajenas a la grabación o programa en emisión” y que “se evitarán las aglomeraciones de personas y se mantendrá de forma estricta la distancia de seguridad entre personas de 2 metros”.

Además, señala que “se evitarán reuniones grupales”, que se tenderá a “minimizar el número de asistentes, respetando distancia de seguridad” y que “se realizará la ventilación permanente de los ambientes donde se lleven adelante las tareas de las distintas etapas de la producción”.

Los “talentos” y las sugerencias oficiales

El protocolo está firmado por 26 organizaciones, entre las cuales figura el Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales Interactivos y Datos (SAT-SAID), desde cuyo Consejo Directivo Nacional dijeron a Chequeado: “La persona que aparece en cámara no depende del sindicato, que no tiene potestad sobre lo que ocurre delante de las cámaras”.

“Nos ha pasado con las productoras, con quienes tenemos discusiones, que de pronto deciden poner a 5 talentos juntos en pantalla sin los cuidados que sí rigen para los trabajadores. Sobre si ellos respetan o no la distancia social o si usan o no barbijo, nosotros no podemos decir nada. Sí podemos exigir, por ejemplo, que no pongan juntos a 4 asistentes de cámara”, explicaron a este medio.

Pese a este límite de acción del sindicato televisivo, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) sí publicó 2 notas con recomendaciones a los programas de televisión para evitar la propagación de la COVID-19.

-La primera de ellas es del 17 de julio de 2020, cuando resaltó la necesidad de cumplir en los estudios de TV “las indicaciones” dispuestas por el Ministerio de Salud de la Nación, tales como la “distancia interpersonal mínima de 2 metros”, “no más de una persona cada un metro cuadrado”, “no realizar eventos y/o reuniones” y “no exceder el 50% de la capacidad de los espacios”.

“En algunos programas, sus conductores no contemplan un distanciamiento mínimo ni observan las consideraciones respecto a la cantidad de personas en el piso, lo que puede poner en riesgo su salud y la de los invitados”, cuestionó el organismo estatal.

-La segunda nota del organismo, del 12 de abril último, fue enviada directamente a los canales de televisión. Chequeado tuvo acceso a la misiva, que señala: “Ante el incremento de contagios, y con el fin de minimizar los riesgos frente a la segunda ola de COVID, el Enacom reitera las recomendaciones acerca de limitar la cantidad de invitados e invitadas en programas y sobre el uso de tapabocas en los estudios de televisión y radio, tanto para personal técnico como para quienes se encuentran frente a cámara y/o micrófonos”. El organismo también pide que esto último debe ocurrir “en todo momento”.

Antes, a los pocos días del primer aislamiento contra la pandemia, también la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, que dirige Francisco Meritello, había recomendado una serie de medidas para estudios de radio y televisión.

Entre ellas, “no realizar programas con público presente en los estudios” y “reducir al mínimo indispensable la cantidad de personas en el aire”. “Para los programas de entretenimiento, se sugiere que se realicen con la mínima cantidad de participantes que permita el formato, respetando las disposiciones generales de distancia entre personas”, dice la sugerencia oficial.

Reglas propias

Lo que sí hacen las productoras de TV, como cualquier empresa, es elaborar sus propios protocolos contra la COVID-19, con el asesoramiento de infectólogos y/o epidemiólogos. Por ejemplo, la compañía Viacom, dueña de Telefé, acordó uno con el SAT-SAID.

Lo mismo hizo LaFlia, la productora de Tinelli: acordó con el SAT-SAID un protocolo específico para la realización del programa Super Bailando 2020, que establece que “el uso de barreras protectoras personales como los barbijos o tapabocas serán obligatorios para todos aquellos trabajadores que estén prestando tareas excepto aquellos que aparezcan en pantalla mientras dure su participación en la misma”.

Consultados sobre las medidas de protección para Showmatch 2021, desde LaFlia señalaron a Chequeado: “No hay protocolo en la televisión que no estemos usando. Está todo el estudio sanitizado, abierto, hay un laboratorio armado que hisopa a toda persona que entra al estudio. Además, la apertura del lunes se grabó en 2 veces, el domingo a las 8 de la noche y el lunes a las 3 de la tarde. Todos los protocolos que rigen en la televisión los hacemos y los cumplimos a rajatabla”.

El protocolo depende del contexto epidemiológico

Consultado por Chequeado acerca de si para las personas que aparezcan en pantalla en los programas de televisión debería regir un protocolo, el médico infectólogo José Barletta, miembro de la Comisión de Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), afirmó que estas reglas “son necesarias pero pueden no ser suficientes”.

“Hay una tendencia a pensar en un protocolo como algo estático, cuando no lo es. No es lo mismo un protocolo en un escenario de baja transmisibilidad que en uno de 30 mil o 40 mil casos y 700 muertos por COVID-19 por día”, dijo.

Barletta sostuvo que “la principal forma de transmisión” del coronavirus SARS-CoV-2 “es respiratoria”, sobre todo por los aerosoles, que se transmiten al respirar, “de modo tal que un montón de gente en un lugar cerrado, como un estudio de televisión, sin ventilación al exterior, todos juntos, gritando, cantando y sin barbijo es la peor combinación posible”, afirmó.

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *