Cómo se financia la Organización Mundial de la Salud (OMS) - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Cómo se financia la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El presidente norteamericano, Donald Trump, anunció que retirará financiamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su manejo de la pandemia, y a la que acusa específicamente de no haber entregado suficiente información al comienzo del brote y de ser muy blanda con China. ¿Qué podría implicar esto para el organismo? ¿Cómo se financia la OMS?

La organización, fundada en 1948, tiene 194 estados miembros, entre los que se encuentra la Argentina. Aunque distintos tipos de organizaciones pueden participar de las reuniones, sólo los estados pueden ser miembro, como explica Adam Kamradt-Scott, profesor del Centro de Estudios de Seguridad Internacional de la Universidad de Sydney, en Australia, en esta nota de The Conversation.

Y agrega que la OMS obtiene la mayor parte de los recursos de dos fuentes principales. La primera, la cuota que pagan los países miembros, conocida como “contribuciones señaladas”. Estas contribuciones se calculan en función del Producto Bruto Interno (PBI) y del tamaño de la población de cada Estado, pero no aumentaron en términos reales desde 1980, cuando se congelaron los niveles de pago.

Según el sitio de la organización, estos fondos son menos del 25% de su presupuesto en la actualidad.

La segunda fuente de ingresos son las “contribuciones voluntarias”. Provistas por gobiernos, organizaciones filantrópicas y donaciones privadas, estos fondos son usualmente destinados a proyectos o iniciativas específicas, lo que significa que la OMS tiene menos capacidad para reasignarlos en el caso de una emergencia, como la pandemia de la COVID-19, según explica Kamradt-Scott.

Y respecto de la advertencia de Trump, agrega que no es la primera vez que un país no hace sus contribuciones. En más de 70 años de funcionamiento de la OMS hubo varios países que no cumplieron en fecha con el pago de sus membresías. En un momento, la ex Unión Soviética anunció que se retiraba de la OMS y dejó de pagar sus cuotas durante varios años. En 1955 se reintegró a la organización y solicitó una reducción de la deuda que había acumulado. Su solicitud fue aprobada.

Como consecuencia del no pago de las contribuciones la OMS se vio varias veces al borde de la bancarrota. Afortunadamente, los fueron cancelando sus deudas.

El especialista advierte que, de llevarse a cabo, el retiro de los fondos estadounidenses podría ocasionar que la OMS quiebre en medio de la pandemia. Eso podría implicar que la OMS tenga que despedir personal mientras ayuda a salvar vidas en países de ingresos bajos y medios.

Significaría también que la OMS pierda capacidad para coordinar los esfuerzos internacionales en temas como investigaciones sobre vacunas, abastecimiento de equipos para la protección del personal de salud y provisión de asistencia técnica y especialistas para ayudar a los países a luchar contra la pandemia.

Parte de esta nota es una traducción de una nota publicada por The Conversation el 15/04/2020 y traducida por Inés Hercovich.

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

 

Temas

Comentarios

  • Pedro Tripoli4 de mayo de 2020 a las 10:20 amEsto es una broma? ingresen a la OMS y en la solapa superior derecha (acerca de la OMS) hagan click en FInanciación. Allí abran el cuadro de los 20 principales contribuyentes al presupuesto de la OMS, en el segundo puesto figura la Organización benéfica de Bill Gates, es decir, la misma OMS que me recomendará que me vacune contra el COVID recibe miles de millones de dolares de la misma persona que esta financiando 7 empresas para el desarrollo de la vacuna? dejen de tomarnos por idiotas y publiquen la verdad.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *