El control en Mendoza: en manos de los amigos del poder - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

El control en Mendoza: en manos de los amigos del poder

Los organismos de control son esenciales para evitar casos de corrupción. Para funcionar, necesitan funcionarios independientes que puedan revisar las cuentas públicas y denunciar eventuales abusos. Sin embargo, la mayoría de los cargos hoy están ocupados por amigos del poder.

Una investigación sobre los organismos de control en Mendoza muestra que siete de los 13 altos cargos de los tres principales organismos de control son ocupados por personas que vienen directamente de cargos en el Poder Legislativo o el Ejecutivo, algo frecuente pero desaconsejado por los especialistas. El resto de los funcionarios jerárquicos tiene entre 20 y 31 años de trayectoria en los organismos de control y, en muchos casos, poca experiencia laboral previa.

La cantidad de funcionarios de los organismos de control que no demuestran tener las capacidades necesarias para ostentar su cargo, o cuyo recorrido laboral muestra una gran cercanía con quienes luego tienen que controlar tiene consecuencias. El hecho de que el sistema de control mendocino esté armado con esta lógica implica que en la práctica hay muy poco control sobre las decisiones que toma el Estado y mucha menos confianza de parte de la ciudadanía sobre el control que estos organismos pueden ejercer sobre el poder político. Eso deja a los ciudadanos desprotegidos y rompe las posibles alertas que podrían sonar en los casos de corrupción. Expropiaciones a cinco veces el precio y estafas con los programas sociales son sólo dos ejemplos de las consecuencias que puede tener esta situación.

Mirá esta investigación sobre los organismos de control en Mendoza.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *