Educación: “La Ley de Financiamiento y la de Educación Nacional se empezaron a incumplir hace 4 años” | Alberto Fernandez - Discurso de apertura 2020 Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesEngañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Alberto Fernández: “La Ley de Financiamiento y la de Educación Nacional se empezaron a incumplir hace 4 años”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La meta de inversión en Educación es del 6% del Producto Bruto Interno desde 2010.
  • Durante la gestión de Cambiemos este porcentaje no se alcanzó en ningún año y la inversión cayó continuamente hasta 2018 (último dato disponible).
  • Sin embargo, en los años previos a 2015 -durante el primer y segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner- tampoco se cumplió esta meta. Sólo se alcanzó el 6,1% en 2015.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, habló sobre educación en su primer discurso de apertura de sesiones del Congreso y señaló que el objetivo del nuevo gobierno “es democratizar el acceso al conocimiento y lograr romper las desigualdades de cuna con la que ingresan al colegio nuestros chicos y nuestras chicas”.

Además, agregó: “Es fundamental garantizar el efectivo cumplimiento de las leyes vigentes, cuyo consenso fueron contenidos por todos los partidos políticos con representación parlamentaria. Nos referimos a las leyes programáticas que trazan horizontes claros, como la Ley de Financiamiento [Educativo], la Ley de Educación Nacional o la Ley de Educación Técnica, leyes que empezaron a incumplirse hace 4 años”.

La Ley de Financiamiento Educativo, sancionada en 2005, estableció la meta de destinar en 2010 el 6% del PBI para invertir en Educación, Ciencia y Tecnología. Luego de alcanzada esta meta, la Ley de Educación Nacional, aprobada un año después, estableció que “el presupuesto consolidado del Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires destinado exclusivamente a Educación, no será inferior al 6% del Producto Interno Bruto (PIB)”.

Según datos del Observatorio Argentinos por la Educación, el único año en el que se cumplió ese objetivo fue en 2015, cuando el gasto educativo consolidado por nivel de gobierno (Nación y provincias) en porcentaje del PBI fue del 6,1%. Desde entonces, el número cayó: fue de 5,8% en 2016 a 5,1% en 2018, último dato disponible y el más bajo de los últimos 8 años. Antes, durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, tampoco se había cumplido.

En pesos constantes (es decir teniendo en cuenta la inflación), entre 2012 y 2015 el gasto educativo “se incrementó 13%, mientras que entre 2016 y la estimación de 2018 se redujo cerca del 8% el total consolidado (en Nación cayó 12% y en las provincias, 7%)”, según el mismo informe del Observatorio.

La estructura del financiamiento educativo está compuesta por la suma de los recursos provinciales que surge de la recaudación de cada jurisdicción, la coparticipación federal de impuestos junto con los fondos nacionales coparticipables (fondos que reciben las provincias de la Nación de forma automática) y de fondos específicos transferidos por el Estado Nacional a las provincias (transferencias no automáticas).

Agustín Claus, autor del informe, docente e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), explicó en esta nota que “la ley no se está cumpliendo porque, además de Nación, las provincias bajaron su inversión en Educación. Esto a pesar de que vieron aumentados sus recursos por la coparticipación federal”.

Según los datos del informe, el gasto educativo de las provincias bajó de 4,5% del PBI en 2015 a 3,8% en 2018, mientras que registraron un crecimiento del 6% en términos de recursos de coparticipación.

Entonces, si bien es verdad que hace 4 años la meta no se cumple, en los años previos a 2015 -durante el primer y segundo mandato de Fernández de Kirchner- tampoco se había cumplido.

Temas

Comentarios

  • Felisa Hughes2 de marzo de 2020 a las 7:30 amLa falta de auto critica en el mensaje del presidente fue absoluta. Un discurso politico pobre y aun no sabemos el rumbo q seguiremos. No sabe para donde correr.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *