Alberto Fernández prometió en 2019: “Vamos a recuperar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación” - Chequeado Skip to content
FrasesEn proceso, adelantada
Se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

Alberto Fernández prometió en 2019: “Vamos a recuperar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Tras asumir en diciembre de 2019, el Presidente otorgó el rango de ministerio a la entonces Secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación.
  • Además, el Congreso sancionó la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, que establece un aumento progresivo del presupuesto del área hasta alcanzar el 1% del PBI en 2032.
  • Aunque el Presupuesto 2023 representa una recuperación de la inversión en el sector, si se compara con 2015 -último año en el que los salarios estaban creciendo- continúa la pérdida salarial en términos reales de los investigadores y becarios del Conicet.

El Frente de Todos prometió durante la campaña electoral de 2019 “recuperar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y poner de pie al Conicet”. Tanto en 2020 como en 2021, el equipo de Chequeado verificó esta promesa a pedido de la comunidad, que votó en una encuesta online a través de las redes sociales para que fuera verificada.

La promesa se encuentra “en proceso, adelantada”. Es decir, se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

El 10 de diciembre de 2019, tras asumir la Presidencia, Fernández reglamentó una nueva Ley de Ministerios en la que otorgó el rango de ministerio a la entonces Secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación. Luego, el Congreso nacional sancionó en febrero de 2021 la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que establece un incremento progresivo y sostenido del presupuesto destinado al área hasta alcanzar como mínimo, en 2032, una participación del 1% del Producto Bruto Interno (PBI).

En consonancia con la ley, el Presupuesto 2023 para el área tendrá un incremento en términos reales (es decir, contemplando la inflación) del 20,3%. Sin embargo, pese a esto, continúa la pérdida salarial para los investigadores y los becarios del Consejo Nacional de Investigación Científicas y Técnicas (Conicet) si se compara con 2015.

De secretaría a ministerio

El área de Ciencia obtuvo el rango ministerial el 6 de diciembre de 2007, en los últimos días de la Presidencia de Néstor Kirchner y antes de la asunción de Cristina Fernández de Kirchner. Hasta entonces formaba parte del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.

Este estatus se mantuvo durante los 8 años de gobierno de la actual vicepresidenta Fernández de Kirchner y en los primeros años de la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos), siempre a cargo del ministro Lino Barañao. Pero el 5 de septiembre de 2018, a través del Decreto N° 801/18, Macri convirtió el área en una Secretaría de Gobierno dentro del Ministerio de Educación. Barañao siguió al frente del área. 

El 10 de diciembre de 2019, Fernández creó nuevamente el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y nombró como ministro a Roberto Salvarezza. En los considerandos del Decreto N° 07/19 se expuso que la decisión de devolverle el rango ministerial al área de Ciencia tuvo por finalidad “que centren su accionar en temáticas específicas sin diversificar sus funciones”.

Tras la derrota del Frente de Todos en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de 2021, Salvarezza puso a disposición de Fernandez su renuncia, la cual fue aceptada. En su reemplazo asumió como ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Daniel Filmus.

El Presupuesto 2023 para esta área tendrá una suba en términos reales

En 2023, la inversión estimada en la función “Ciencia y Técnica” (que incluye al Conicet, el Ministerio de Ciencia y a 12 organismos científicos-tecnológicos distribuidos en 11 ministerios) será de $ 500.921 millones, de acuerdo con el análisis que realizó Chequeado en base a las previsiones expresadas en el presupuesto 2023.

Esto significa que alcanzaría el 0,34% del PBI -según estimaciones del Gobierno-, en cumplimiento de lo que dispone la nueva Ley 27. 614 de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, que establece un crecimiento continuo del presupuesto hasta alcanzar el 1% en 2032.

Como contamos en esta nota, si se considera el presupuesto 2022 vigente la inversión actual es de 0,29% del PBI, mientras que en el 2019, último año de la gestión de Cambiemos, fue de 0,23%.

Si se analiza el gasto destinado a Ciencia en relación al gasto total (un universo diferente al del PBI), también se ve una mejora. En 2019, último año de Cambiemos, representó el 1,03% del presupuesto total. En 2020, el año de la pandemia, este número cayó al 0,94% del total y fue el porcentaje más bajo de las últimas décadas. En 2021, aumentó a 1,08%; en 2022, a 1,46%; y para 2023 se prevé que será de 1,73%.

Según Jorge Aliaga, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y ex subsecretario de Evaluación Institucional del Ministerio de Ciencia entre 2014 y 2015 -durante el segundo mandato de Fernández de Kirchner-, es difícil hacer comparaciones presupuestarias ya que los datos de 2022 y 2023 no están consolidados. 

En principio, el Presupuesto 2023 que se presentó -y con el PBI que se estima- cumple con la Ley de Financiamiento pero después hay que ver cómo se ejecuta”, explicó Aliaga a Chequeado. Esto último se debe a que una parte proporcional de las Obligaciones a cargo del Tesoro Nacional (establecidas para brindar asistencia financiera a diferentes jurisdicciones) están destinadas a ciencia y tecnología. Esas obligaciones (que significan cerca del 25% del total de los recursos de ciencia y técnica) deberían ser distribuidas a partir de las necesidades que cada organismo científico requiera.

Según un análisis realizado por Aliaga al 27 de octubre último, en pesos constantes (es decir, al tener en cuenta la inflación) el presupuesto destinado al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, es en 2022 de $ 52.842 millones y en 2023 se prevé será de $ 68.559 millones. En cuanto al Conicet, comparado en pesos constantes, el presupuesto se mantiene, pasando de $ 109.122 millones en 2022 a $ 111.707 millones en 2023.

Por su parte, Fernando Stefani, profesor del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e integrante de Con Argentina, el think tank del diputado nacional Facundo Manes (UCR), analizó la evolución del presupuesto en dólares constantes a valor presente (ver acá analisis y metodología). “Entre 2019 y 2022 se ve que la función ‘Ciencia y Técnica’ del presupuesto nacional se recupera y comienza a crecer lentamente. En 2022 alcanzaría un nivel parecido al de 2009 o de 2018”, destacó.

Sin embargo, en el caso de Conicet, “en el mejor escenario el Presupuesto para 2023 no plantea un aumento con respecto al presupuesto vigente de 2022. En el peor escenario, el Presupuesto de 2023 será un 20% menor al presupuesto vigente para 2022”, explicó a Chequeado Stefani. Y agregó: “Otro aspecto preocupante en el caso de Conicet es que la fracción del presupuesto destinada a salarios y becas viene subiendo. Para 2023 llegaría al 93%, con lo cual el Conicet seguiría cumpliendo un rol de selección y mantenimiento de personal, sin capacidad de diagramar y ejecutar programas de investigación”.

Sueldos de investigadores y becarios a la baja 

Aunque en relación con el Presupuesto 2022 el del año 2023 presenta una recuperación de la inversión destinada a Ciencia y Tecnología, continúa la pérdida salarial de los investigadores y becarios del Conicet en relación a 2015. “Los salarios del Conicet, tanto de becarios como de investigadores, están más altos de lo que estaban en el Gobierno de Macri pero todavía más bajos que en 2015”, señaló Aliaga a este medio. Se toma como referencia ese año porque se trata del último año de Fernández de Kirchner, cuando los salarios estaban en una tendencia en alza.

En junio último, se cerró el acuerdo paritario para el sector que implicó un incremento salarial del 60% en 5 tramos hasta marzo de 2023. Luego, el Gobierno nacional anunció una jerarquización del 10% para los investigadores, personal de apoyo y becas, que comenzó a abonarse a partir de agosto.

“Entre la gestión de Macri y la actualidad, el salario real de los investigadores del Conicet aumentó un 27%. Sin embargo, por la aceleración de la inflación y la no actualización de la paritaria (sólo se adelantó 10%) hasta mayo de 2023, caerían 24% de no mediar un nuevo aumento”, señaló Mariano Barrera, investigador adjunto del Conicet y analista del Centro CIFRA, vinculado a la CTA de los Trabajadores liderada por el sindicalista docente y actual diputado nacional por el Frente de Todos, Hugo Yasky.

Y agregó: “Comparado con noviembre de 2015, la beca doctoral actualmente está 17% por debajo de ese nivel y los investigadores 26% por detrás. Para recomponer el valor de ese año, deberían aumentar en términos reales un 20% y un 37%, respectivamente. Si bien hubo avances, todavía están lejos del nivel previo”.

En conclusión, la promesa de campaña incluida en la plataforma del Frente de Todos y se encuentra “en proceso, adelantada”: se volvió a crear el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y se le otorgó un presupuesto mayor al que contaba en 2019. Sin embargo, continúa la pérdida de poder adquisitivo de los salarios de investigadores y becarios del Conicet si se compara con 2015.

 

EN PROCESO, ADELANTADA: se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

Temas

Comentarios

  • Ramón28 de diciembre de 2022 a las 3:46 pmLamentablemente la ciencia en nuestro país sigue siendo dejada "para lo último", más allá de ciertas promesas cumplidas a medias. Sin ir más lejos, los empleados judiciales y los empleados que trabajan en agencias tributarias han tenido mejores arreglos paritarios. El personal del Conicet debería tener paritarias a parte, muchas profesionales y muchos profesionales se sienten menospreciados y terminan abandonando el país, o dedicando sus carreras al sector privado. Hoy se deja a la ciencia "para lo último" porque si sus empleados hacen paro, el país sigue funcionando igual, pero no se piensa en el futuro Hoy es fútbol, mundial y consumismo extremo lo que apasiona al país, pero mañana, sin apasionados por la ciencia , no va a existir más que un país estancado, dependiente de tecnologías y productos extranjeros.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *