Chequeado

Aumento del ABL y del Inmobiliario Urbano: justificaciones y comparaciones de Macri

21 Diciembre, 2012 | Tiempo de lectura: 4 minutos


El jefe de Gobierno de la Ciudad defendió el incremento del impuesto y la tasa comparando la situación de la Capital Federal con otras provincias y países del mundo. ¿Son las cosas como él dice?

Luego de las repercusiones por el aumento del impuesto inmobiliario y la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, defendió esa medida en el programa “Desde el llano”, que se emite por TN. A continuación un chequeo de sus frases:

  • “Todos tenemos que ir convergiendo a pagar del orden del 1% del valor de nuestra propiedad, que es lo que se paga en todas parte del mundo como mínimo”. VERDADERO

La Ley Tarifaria 4.040 fue sancionada en noviembre de 2011 y estableció incrementos en la valuación fiscal homogénea (VFH) y el coeficiente unidad de sustentabilidad contributiva (USC). Se trata de los dos indicadores que se utilizan para calcular el tributo anual total compuesto por el impuesto inmobiliario y la tasa ABL, que en la Ciudad de Buenos Aires se recaudan juntos.

Ese mismo texto determinó que “el importe anual a ingresar por los tributos establecidos en el Código Fiscal devengados en el ejercicio, no podrá superar el 1% del valor de mercado del inmueble”. El incremento fue ratificado para el 2013 por la Legislatura de la Ciudad, cuando se aprobó el proyecto de ley de Presupuesto de ese año y la Ley Tarifaria 2013.

El aumento del 24% no es un aumento promedio en las boletas, sino en la recaudación del impuesto que se pretende lograr”, explicó a Chequeado.com Darío Rossignolo, profesor de Finanzas Públicas y Macroeconomía (UBA) y consultor especializado en tributación y políticas fiscales, luego de que legisladores de la oposición y entidades de defensa del consumidor manifestaran que los aumentos registrados eran mayores a ese porcentaje.

El porcentaje surge de los datos de la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP). El organismo estatal calcula que el crecimiento en la recaudación será de unos $ 569 millones, que se sumarán a los $ 2370 millones que se espera recaudar este año por el impuesto y la tasa.

Rossignolo agregó que “ese incremento está distribuido en las boletas y ya estaba previsto en la ley impositiva”. Según la AGIP, el 26% no sufrirá cambios; un 46% subirá entre $ 1 y $ 30 por mes; el 12%, entre $ 31 y $ 60; y el 16% pagará más de $ 60 de diferencia.   

En su afirmación, Macri adujo que el 1% “es el porcentaje que se paga en la mayoría de los países del mundo”. Aunque no aclaró si se refería al impuesto inmobiliario urbano, en los Estados Unidos, según datos de 2009 de la Oficina de Censos de ese país (U.S. Census Bureau, por sus siglas en inglés), el impuesto inmobiliario representa el 1.04 % del valor de la propiedad, aunque dicho porcentaje puede variar de acuerdo a cada Estado.

Chile: el impuesto inmobiliario se recauda a nivel municipal. Se lo denomina “Impuesto Territorial”, y varía entre el 1 y 1,2% del valor fiscal de la propiedad.

Uruguay: es un impuesto departamental. Se lo denomina “Contribución Inmobiliaria”, y oscila entre el 0,25% y el 1,4% del valor fiscal de la propiedad.

Brasil: el impuesto inmobiliario también se recauda a nivel municipal. Se lo denomina Impuesto sobre la Propiedad Predial y Territorial Urbana (IPTU), y establece una alícuota máxima de 15% fijada sobre el valor comercial del inmueble.

España: el impuesto a los bienes inmuebles (IBI) está a cargo del ayuntamiento donde se ubique la propiedad, que fija el valor. En el caso de Madrid, para los bienes inmuebles de naturaleza urbana queda fijado en el 0,58 por ciento, para los bienes de naturaleza rústica en el 0,6 por ciento, y en el caso de los bienes inmuebles de características especiales, en el 1,2 por ciento. Esto se aplica sobre el valor de catastro.

En el período 1990-2010 la presión fiscal del inmobiliario disminuyó en Argentina un 46%, mientras que en el resto del mundo tendió a incrementarse”, expresó a Chequeado.com Carlos Martínez, economista del Instituto del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (ICO-UNGS), y apuntó al desarrollo del impuesto en su comparación con otros países: “Para 1990, la Argentina tenía la más alta presión fiscal del impuesto inmobiliario de todos los países relevados de Latinoamérica, casi triplicando los valores de Brasil y Colombia, hoy se ubica en la mitad del ordenamiento. Respecto a los países centrales, en 1990 la presión fiscal argentina era similar a la de Suecia o Corea, hoy no es ni la mitad”.

Es de hacer notar que este tipo de comparaciones debe tomar en cuenta factores particulares variables en cada jurisdicción, entre otros la estructura tributaria general. De todas maneras, Martínez también mencionó que “no es posible identificar una relación entre presión fiscal y nivel de gobierno a cargo del impuesto, ni tampoco se han producido cambios significativos en el nivel de recaudación como consecuencia de modificaciones en la distribución de potestades tributarias relacionadas con el inmobiliario”.

  • “En la Provincia de Buenos Aires se paga el 2% cuando uno suma la tasa de la provincia más la tasa del municipio. En la mayoría de las provincias se paga el 1,5%. Acá se paga el 0,5%, 0,4%”. INSOSTENIBLE

En primer lugar, Macri no aclara si cuando se refiere al 0,5% o 0,4% está sumando el impuesto inmobiliario con el ABL. En el caso de referirse sólo a uno de estos impuestos, el porcentaje es aproximadamente correcto, pero no así la comparación con la Provincia, porque le estaría sumando ambas tasas para llegar al 2 por ciento.

A diferencia de lo que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires, en la Provincia el impuesto inmobiliario es recaudado por la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), mientras que los municipios se encargan de la tasa por prestación de servicios generales (el llamado “ABL” en la Ciudad). Así, “la tasa de la provincia más la tasa del municipio” incluiría el impuesto inmobiliario y el de servicios generales.

Esta situación se repite en la mayoría de las provincias del país, salvo algunas excepciones, como en la provincia de Chaco, donde los municipios recaudan el impuesto y la tasa.

Sin embargo, el economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Ariel Barraud, explicó que “no es posible realizar una comparación interprovincial porque las situaciones son muy diferentes en cada municipio de cada provincia. El monto que se paga por el impuesto inmobiliario y la tasa de servicios generales puede variar mucho de acuerdo a tres factores: el desfasaje que haya entre la valuación fiscal y la de mercado de la propiedad, los servicios que incluya la tasa y, por último, en las divisiones catastrales que hagan los municipios, para establecer qué zonas deben pagar más y que zonas menos.”

Para Luciana Díaz Frers, directora de Política Fiscal del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), “comparar la Ciudad con la Provincia es audaz, entre otras cuestiones, por: la falta de buena información disponible sobre la Provincia en cuanto a valuación fiscal y de mercado; diferencias estructurales por la existencia de amplias zonas rurales, en contraste con la uniformidad urbana de la Ciudad,  que poseen influencia en la legislatura bonaerense; y la extensión geográfica”.

Temas

Chequeo Diario

Chequeos a Horacio Rodríguez Larreta: homicidios, "motochorros" y subtes Los discursos de inauguración de las sesiones legislativas suelen ser en la Argentina el momento donde el responsable del Poder Ejecutivo destaca cuáles son los logros de su gestión y traza qué objetivos intentará lograr durante el año en curso. Así lo hicieron no sólo el presidente de la Nación, Mauricio Macri, sino también la […]

Chequeo Diario

Stanley: “En la Argentina nacen por año casi 110 mil bebés de chicas menores de 19 años” En una entrevista en el programa “Luis Novaresio Entrevista”, por América 24, la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, señaló que “uno de los problemas que para mí tiene la Argentina y que necesitamos empezar a revertir, pensando en una Argentina distinta, es que en la Argentina nacen por año casi 110 mil […]