Buenos Aires, ¿el primer mundo en mortalidad infantil? - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesVerdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles, pero omite algún elemento del tema o su contexto.

Buenos Aires, ¿el primer mundo en mortalidad infantil?

“Nosotros logramos en el año 2008 y 2010 las cifras más bajas de toda la historia de la Ciudad”, afirmó Jorge Lemus, ministro de Salud porteño, y comparó los resultados con las tasas de los países del primer mundo: “En el 2010 logramos 6,7 [por cada mil nacidos vivos] y Estados Unidos tiene 6,6”, indicó. Aseguró también que el aumento de la tasa en el año 2011 (a 8,5) no es sorprendente porque “la mortalidad infantil sube o baja todos los años dentro de una curva que está esperada”.

Tiene razón el ministro de Salud al afirmar que la Ciudad de Buenos Aires registra una tasa de mortalidad infantil comparable con la de los países del primer mundo.


Fuente: Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, no ocurre lo mismo con el sistema de salud porteño. Para ilustrar esta afirmación no sería apropiado comparar la infraestructura de los hospitales porteños con los europeos. Eso sería un golpe bajo, porque aunque los hospitales públicos de la Ciudad presenten deficiencias, en general están en mejores condiciones que el resto de los hospitales públicos argentinos.

Podríamos afirmar que la mayor enfermedad del sistema de salud porteño es una malformación congénita: una hipertrofia hospitalaria junto a la atrofia de la atención primaria. Es decir que hay un exceso de hospitales y una falta de Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS). En las antípodas de cualquier sistema de salud eficaz, la Ciudad de Buenos Aires tiene casi 100 camas hospitalarias por cada CAPS. En este esquema, ante enfermedades simples, las personas acuden a los hospitales en lugar de asistir a los centros de atención primaria de la salud (CAPS).

Esta situación dificulta el acceso a los cuidados continuos de la salud, afecta la calidad de los servicios, genera un uso irracional de los recursos, incrementa los costos de producción e impacta negativamente en la satisfacción de los usuarios. Además, las falencias refuerzan la persistencia del enfoque curativo en detrimento de un modelo basado sobre la prevención y la promoción de la salud.

Dice otra verdad el ministro Lemus cuando afirma que la mortalidad infantil puede presentar oscilaciones dentro de lo esperado. Pero también debe reconocer que la campaña publicitaria del año pasado, que afirmaba “Logramos la menor mortalidad infantil de la historia”, se volvió en contra.

En realidad, todos los políticos han sido poco sensatos al anunciar “sus logros” en la reducción de la tasa de mortalidad infantil (Macri no fue el único). Si bien bajó, fue más por carambola que como resultado de políticas de salud. Ninguna jurisdicción ha implementado políticas que justifiquen una reducción sostenida de la mortalidad infantil.

La acusación de “falta de gestión” parece convertirse en un lugar común de la retórica política. Pero en salud, más que gestión, lo que faltan son políticas públicas. Hasta ahora, ni el Gobierno nacional, ni el de la Ciudad de Buenos Aires, ni las provincias han implementado planes de salud. En contracara, todos los países desarrollados, e incluso nuestros vecinos de la región (como Brasil, Chile y Uruguay) lo hacen.

*Federico Tobar, investigador principal de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento).

Temas

Comentarios

  • Tulio Serpio25 de julio de 2012 a las 3:44 pm¿Está bien comparar la mortalidad infantil de Paises junto con Ciudades?

    Me parece que si tomamos por ejemplo Mexico DF tal vez compare mejor o peor que CABA, pero muy distinto es totalizar un pais (que potencialmente tiene zonas de difícil acceso o directamente peligrosas) con una región que es pequeña incluso para la mayoría de los DFs
  • Gaster25 de julio de 2012 a las 4:09 pmLa mortalidad infantil no es estrictamente un indicador de salud sino es más un indicador del nivel social de la población Definición : Se trata de un indicador relacionado directamente con los niveles de pobreza y de calidad de la sanidad gratuita (a mayor pobreza o menor calidad sanitaria, mayor índice de mortalidad infantil) .Tiene un componente mixto .El nivel de atención médica sí depende de la ciudad pero el nivel de pobreza tiene que ver más con políticas que dependen de la nación.
  • Sebastian Jeremias25 de julio de 2012 a las 4:51 pmFue lo primero que pensé cuando vi el gráfico y me llama mucho la atención que no se mencione en el desarrollo del artículo.
    Tomando a India como ejemplo, la tasa de mortalidad en Nueva Delhi es del 28 por mil, mientras que la media a nivel nacional es de 60. Eso no hace mejor a Nueva Delhi, sino más desigual.
  • zakur25 de julio de 2012 a las 5:14 pmEs muy poco indicativo decir que la mortalidad infantil "es la más baja de la historia". Yo supongo que en todos lados debe ser así, por los avances obvios de la medicina. Incluso los lugares más postergados estarán un poco mejor que hace 50 años..
  • Federico Tobar26 de julio de 2012 a las 5:04 pmEs verdad que el gráfico que fue incorporado para ilustrar el artículo no es el más adecuado, porque sería mejor comparar ciudades con ciudades. Sin embargo, la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI), es indicador robusto que permite comparar áreas, ciudades, provincias y países. El denominador son los nacidos vivos. Lo que mide la TMI son las defunciones en menores de un año por cada mil nacidos vivos. Por lo cual la comparación entre jurisdicciones diferentes es posible.
    También es cierto que los promedios esconden grandes desigualdades entre regiones, provincias y en el caso de CABA entre barrios.
  • Federico Tobar26 de julio de 2012 a las 5:06 pmLa afirmación de Gaster respecto a que la mejora en los niveles de vida (que resulta más de políticas nacionales que locales) registra más impacto sobre la TMI que las acciones de salud porteñas es absolutamente correcta. También se debería advertir esto a los gobernadores de otras jurisdicciones que al igual que el Jefe de Gobierno porteño han salido con declaraciones exististas respecto a sus logros sobre la TMI.
    Por último, el comentario de Zakur también es correcto. Todas las jurisdicciones vienen mejorando en su TMI. Sin embargo, las brechas entre las provincias se incrementan. Esto significa que en lugar de avanzar hacia un modelo en el que la salud se distribuye de forma más equitativa sucede lo contrario. Esto se registra en todos los planos. Desde los resultados, como en este caso la TMI, hasta los recursos. Por ejemplo, el presupuesto de salud provincial por habitante en Santa Cruz es casi ocho veces el de Misiones.
  • Rata27 de julio de 2012 a las 8:40 pmMe imagino que la exclusion de Cuba en los primeros lugares, sino en el primero, fue un error involuntario ¿NO?
  • elmato772 de agosto de 2012 a las 1:37 pmpueden comparar los datos con ciudades capitales? me parece "ENGAÑOSO" comparar un territorio país con una ciudad
  • Arturito7 de septiembre de 2012 a las 4:12 pmMe contó "un pajarito" que el espectacular descenso en la tasa de mortalidad infantil de la CABA en el año 2010 obedeció a un cambio metodológico en elaboración de estadística antes que a algún milagro macrista. Ese cambio metodológico consistiría en registrar como "muertos de la CABA" sólo a aquellos con domicilio en la CABA, excluyendo de este modo a los pacientes del GBA y del resto del país que terminan muriendo en los hospitales porteños, como se hacía antes. Obviamente, este cambio sólo podía mostrar su "éxito espectacular" sólo un año: el del cambio de metodología. Ya al segundo año (2011) mostró la hilacha: Subió un 23%. Obvio. El año anterior ya había sido "expurgado" de no-porteños, y por lo tanto mostró la real cara de la "política de salud" porteña.
  • CHEQUEADO: Lousteau: “El número de casos de mortalidad infantil en la Ciudad aumentó”17 de marzo de 2015 a las 1:41 am[…] 2012, el especialista en Salud e investigador principal de Cippec, Federico Tobar, señaló que ninguna jurisdicción del país había implementado “políticas que justifiquen una […]

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *