CFK: “Hoy la Argentina tiene en el mundo el mejor grado de productividad por hectárea sembrada” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesVerdadero
La afirmación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

CFK: “Hoy la Argentina tiene en el mundo el mejor grado de productividad por hectárea sembrada”

 
Durante su intervención en la reunión del G-20, la presidenta Cristina Fernández le adjudicó a la Argentina el primer lugar en productividad agrícola. “Hoy la Argentina tiene en el mundo -me atrevo a decir- el mejor grado de productividad por hectárea sembrada”, declaró.

Si se analiza estrictamente el rendimiento por hectárea, el país no tiene el más alto, salvo en el caso de la soja. Las estadísticas de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultltura (FAO, por sus siglas en inglés), que reúnen cifras sobre producción y cantidad de hectáreas sembradas por país, permite saber cuánto rinde cada hectárea cultivada. Si se considera el año 2008, antes de que la sequía de 2009 impactara en la producción Argentina, el rendimiento por país y cultivo fue el siguiente:


Fuente: FAO STAT

Pero rendimiento por hectárea no es lo mismo que productividad
. A la hora de evaluar esta última deben tenerse en cuenta otras factores, como el costo de producción y el uso de agroquímicos, que permiten verificar un importante componente: el grado de sustentabilidad de la producción en términos del uso responsable de las tierras cultivables y de impacto sobre el ambiente, o sea los “costos” ocultos a largo plazo por deterioros en la tierra, en el ambiente, o por el grado de utilización de energía de fuentes no renovables en la producción de agroquímicos.

Cuando se habla de productividad en un sentido amplio, el concepto central a tener en cuenta es la “Productividad Total de los Factores” (PTF), que relaciona el producto obtenido con el total de insumos utilizados en el proceso productivo y cómo ellos se combinan. Mejoras  en la productividad permiten obtener mayor volumen de producto para la misma cantidad de insumos totales o, alternativamente, el mismo nivel de producto con menor cantidad de insumos.

Por eso hay que considerar factores como el costo de producción por hectárea. Un informe sobre la producción de trigo de la FAO explica: “Los costos de producción de trigo varían mucho dependiendo del sistema de producción (mecánico o manual) y de la necesidad de insumos agrícolas e irrigación. Por ejemplo, los costos directos, como semillas, fertilizantes y químicos protectores para las plantas necesarios para la producción de trigo pueden variar desde USD 100 por hectárea en Argentina hasta USD 500 en Francia.”

La cantidad de fertilizantes, por ejemplo, mejora los rindes pero incrementa los costos.


Otras estimaciones, como la de la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA), ubican el consumo de fertilizantes por encima de 60 kilos. De todas maneras es inferior al de otros países.
 
En uno de los trabajos más completos que intentan acercarse a la ponderación de productividades agrícolas comparadas entre países, sus autores en el capítulo sobre la Argentina declaran que “en resumen los resultados (…) indican que las estimaciones existentes de crecimiento de PTF para la agricultura en Argentina son bastantes imprecisas”. Esto vuelve imposible saber si la productividad está aumentando o no, concluye el estudio.
 
El estudio reconoce las dificultades de medir e interpretar la productividad agrícola y sus variaciones, no sólo en el caso argentino.

Sin embargo, una forma de comparar la productividad en términos económicos, una vez que se han identificado costos no explícitos en términos de sustentabilidad de la producción, es el grado de competitividad internacional de las producciones de los principales países exportadores.

La producción argentina de granos y oleaginosas compite ampliamente en el mercado internacional aún cuando su exportación está gravada con derechos, contra producciones subsidiadas en los principales países competidores: la Unión Europea, Estados Unidos o Brasil.  Es un indicador muy fuerte de las ventajas argentinas en productividad en el sentido amplio indicado anteriormente.

Temas

Comentarios

  • Miguel8 de noviembre de 2011 a las 4:51 pmCHEKEADO.COM
  • Franco8 de noviembre de 2011 a las 5:42 pmMe parece bastante infantil tu comentario Miguel
  • cacho8 de noviembre de 2011 a las 8:26 pmA mi me pareció bastante floja la justificación del verdadero en el último párrafo, sin siquiera un número.
  • Maxi8 de noviembre de 2011 a las 11:52 pmChequeado lejos una de las mejores paginas. No tiene partido, incluso te dejan enviarle tu propio chequeado si es que es digno de la pagina. Lejos una de las mejores paginas de Argentina.
  • Julio Cesar9 de noviembre de 2011 a las 1:27 amverdadeeero?!? que subjetividad!
  • Pablito9 de noviembre de 2011 a las 2:03 amMiguel, con todo respeto, si estás en desacuerdo o tenés información relevante para refutar la tesis de la nota, habla libremente, aportando argumentos con evidencia. Evitemos los slogans y las descalificaciones sin fundamento por el solo hecho de herir nuestras creencias arraigadas.
    Saludos
  • Seba9 de noviembre de 2011 a las 12:21 pmLa sección "estamos leyendo..." quedó un poco colgada. Felicitaciones por su muy buen trabajo!
  • chequeado.com10 de noviembre de 2011 a las 10:04 pmSon políticas públicas conocidas. La suma de los derechos de exportación en la Argentina y los subsidios a la producción en otros países dan una magnitud de las diferencias de productividad entre unos y otros.
  • Luis14 de noviembre de 2011 a las 3:30 amMiguel, como diria Paco Urondo, "la verdad es la única realidad" o vos creés que la FAO es Kirchnerista?

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *