Clarín: “Las principales importaciones fueron de combustibles” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Clarín: “Las principales importaciones fueron de combustibles”

“Retroceso en el comercio exterior”, tituló Clarín su editorial del lunes 14 de febrero, en la que alerta sobre el “aumento explosivo de la importaciones”. Según el diario las importaciones aumentaron un 46% durante 2010, el doble de lo que aumentaron las ventas al exterior.

Hasta ahí los datos entregados por Clarín, aunque puede ser discutible el significado dramático que el editorial les da, son ciertos.

No lo son tanto sus comentarios respecto a qué se importó.

“Las principales importaciones fueron de combustibles, con los que se cubre el déficit de producción doméstica”, dice el editorial. Sin embargo, como ha sido históricamente usual en el comercio exterior argentino, las principales importaciones, de lejos, son las de bienes intermedios, que ocupan casi un tercio del total importado en 2010, según los datos publicados por el Instituo Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Los bienes intermedios son aquellos que requiere la actividad productiva interna, sobre todo la industria, para ser transformados en bienes finales: desde el punto de vista de la integración de la cadena de producción nada de malo hay en ello, por el contrario: a mayor actividad industrial, mayor necesidad de importar bienes intermedios.

El segundo grupo de importaciones, un 21% del total, fue el de bienes de capital -en general maquinaria y equipo para la agricultura, la minería, la industria, los servicios y la construcción, por ejemplo-. Usualmente la importación de bienes de capital es considerada un indicador de inversión y de modernización tecnológica. Y en tercer lugar (20%) se importaron las piezas y accesorios para bienes de capital, a los que se aplican las mismas consideraciones. De hecho, de las seis categorías por uso económico en que se muestran las importaciones (una antigua clasificación del INDEC), Combustibles y lubricantes es la menos importante, con un 7,9 por ciento.

El editorial también presenta de manera engañosa la información cuando hace hincapié en que “también aumentó fuertemente la importación de bienes de consumo y de automotores adquiridos por los sectores de ingresos medios y altos”. Si bien es cierto que este año ingresaron bienes de consumo por un valor un 30% mayor que el año pasado, fue el que menos creció de todas las importaciones, y está por debajo del promedio que fue de 46 por ciento. Con poco menos del 12% del total importado, la participación de los bienes de consumo está en algo más de la mitad de lo que solía ser en décadas pasadas.

Respecto a los “automotores”, el periódico omite aclarar que esta categoría se denomina en realidad  “Vehículos automotores de pasajeros” e incluye no sólo aquellos adquiridos por los sectores de ingresos medios y altos, sino autobuses, vans y automóviles pequeños. Tampoco se menciona que en general la importación de estos vehículos se encuentra sujeta a un régimen de comercio administrado y de complementación con Brasil que vincula importaciones y exportaciones de vehículos terminados y autopartes. Así, mientras sus importaciones se incrementaron en un 8%, las exportaciones de vehículos de pasajeros aumentaron en un 44 por ciento.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *