Chequeado

CFK: “El tipo de cambio no está retrasado”

La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
05 Septiembre, 2012 | Tiempo de lectura: 4 minutos


FALSO
Los cálculos de Chequeado.com, que toman como base datos oficiales del país, de los Estados Unidos y de Brasil, no permiten coincidir con tal afirmación.

En su discurso en Tecnópolis con motivo del “Día de la Industria”, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que “el tipo de cambio no está retrasado”. Los cálculos de Chequeado.com, que toman como base datos oficiales del país, de los Estados Unidos y de Brasil, no permiten coincidir con tal afirmación.

Usualmente se considera que el nivel de tipo de cambio está retrasado cuando su valor nominal (el que figura en las casas de cambio y al que se liquidan las exportaciones e importaciones del país), se ve en realidad deteriorado por los incrementos de precios internos, incluso cuando se corrigen por los sufridos en otros socios comerciales.

¿Por qué se dice retrasado? Porque al producirse un aumento de los precios internos superior al ritmo de devaluación, se supone que los productos y servicios producidos en el país pierden competitividad, se encarecen respecto a los importados.

Claro que no sólo el tipo de cambio afecta esa competitividad. Con la misma relación dólar-peso, si la productividad, o sea la cantidad de productos que se obtiene con cierta cantidad y calidad de equipos, mano de obra o gestión empresarial, aumentara, también se lograría que los productos y servicios argentinos mantuvieran o incluso mejoraran sus posibilidades de competir en los mercados internacionales y defenderse en el mercado interno, sin necesidad de protección adicional.

Los incrementos en productividad que se produjeron hasta 2008 no fueron suficientes para compensar la brecha de productivdad existente con los países desarrollados, entre ellos Estados Unidos (PNUD: La Argentina del largo plazo). Por ello el nivel de tipo de cambio sigue siendo decisivo para determinar qué se puede exportar y cuán “baratos” relativamente son los bienes -y servicios, como turismo por ejemplo-  importados. (ver: “Cristina Fernández: ‘Hemos aumentado la productividad un 5% anual'”).

¿Qué pasa entonces? Si la relación dólar-peso o real brasileño-peso sube, pero no tanto como suben los precios internos, puede decirse que el tipo de cambio se deteriora. Esto es lo que la Presidenta dice que no pasa.

Pero pasa. Chequeado.com calculó:

1. La relación dólar-peso nominal y se corrigió por los incrementos de precios internos, incrementos a los cuales se restó las variaciones de precios en el país que emite los dólares, los Estados Unidos. O sea, a la inflación argentina se le restó la de ese país. Como existe mucha discusión acerca de la veracidad de los índices de precios oficiales del INDEC, se tomó uno que es oficial, pero que a diferencia del IPC (Índice de Precios al Consumidor), es resultado del cálculo del Producto Bruto Interno a valores constantes y se llama IPI (Índice de Precios Internos del PBI). En los últimos años no ha sido tan alto como el aumento de precios que indican las consultoras privadas, pero tampoco tan esmirriado como el del INDEC. Es un índice oficial, que publica el instituto en su sección de Cuentas Nacionales y que reproduce el Banco Central en sus informes macroeconómicos. Tiene la ventaja de que cubre todos los precios de la economía y sólo registra distorsiones en la etapa final de la cadena productiva (ver: “Índice de Precios Implícitos”). Para “corregir” esa inflación por la de los Estados Unidos, se tomó el “precio al productor” o producer price (algo así como el mayorista) que publica la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, entre otros muchos.

2. La relación real entre el peso y la moneda brasileña, o sea quitando el efecto precios del real con el peso argentino, se construyó de manera similar, sólo que por supuesto se tomó un índice de evolución de precios del país vecino, en este caso el de precios al consumidor, porque no está disponible la serie histórica completa de los precios mayoristas: en un período relativamente largo como el que se tomó, no existe mayor diferencia entre ambas series.

3. La cuestión del llamado tipo de cambio de equilibrio desvela a los economistas, y Chequeado.com no pretende resolverla. Se tomó como base 100 diciembre de 2005, sin pretender que el de entonces era un tipo de cambio de equilibrio. Pero sí era un momento en que había amplio consenso en que el nivel de tipo de cambio para la exportación de bienes no tradicionales ($3,03), era el adecuado; no había grandes preocupaciones acerca de la balanza comercial y en resumen “estaba todo bien”. ¿Qué pasó desde entonces?

Se puede ver en el gráfico siguiente:


Fuente: Elaboración propia de Chequeado.com en base a INDEC, BCRA; BLS, Estados Unidos; e IGEB, Brasil.

  •  La relación peso-dólar se deterioró o se retrasó -en términos de la Presidenta-, desde ese momento hasta julio de 2012, un 24,2 por ciento. Esto sifgnifica que, en términos reales, nuestros bienes y servicios de exportación se encarecieron en dólares ese porcentaje, y por el contrario, los bienes y servicios importados se abarataron en una magnitud similar. Es cierto que, probablemente gracias a una aceleración en el ritmo de devaluación nominal, ese “deterioro” no se ha profundizado muy significativamente desde 2010, pero existe.
  • La relación real brasileño-peso argentino sufrió menos, un 12,2%, gracias sobre todo a que el real no modificó su valor nominal al mismo ritmo que lo hicieron los precios internos en Brasil, que se han estado moviendo al razón del 5 o 6% anual. También es cierto que en términos de competitividad cambiaria, la relación con Brasil estuvo peor en 2010 y 2011 que ahora, pero que hubo retraso, lo hubo.

Una interpretación alternativa a la afirmación de la Presidenta es que ella se haya basado en la idea de un tipo de cambio de equilibrio -por lo tanto no retrasado- como aquel que garantiza un saldo equilibrado en la cuenta corriente de la balanza de pagos. Esta registró, no obstante, un saldo negativo de U$S 552 millones en el primer trimestre del año, el último dato publicado por el INDEC, pese a los buenos resultados de la cuenta comercial. No parece que esa sea, de todos modos, la interpretación ajustada a un discurso por el “Día de la Industria”.

Actualización: el 8 de septiembre se incluyeron los siguientes gráficos


Fuente: elaboración de Chequeado.com en base a INDEC, BCRA, US Department of Labor, IBGE, Brasil. 


Fuente: elaboración de Chequeado.com en base a INDEC, BCRA, US Department of Labor, IBGE, Brasil, Eurostat.

Temas

35 Respuestas

Rata 5 de Septiembre de 2012 a las 6:04 pm

Totalmente sacado de contexto, pues en el discurso ella dijo muy claro, que las industrias Argentinas usaban muchos componentes importados, y que el cambio estaba en equilibrio entre el dolar para exportar, y el que precisaban las industrias para importar las materias primas, y que de no ser así se reprimarizarian las exportaciones, en perjuicios de las otras industrias.
Sería bueno que escuchen los discursos, en vez de leer los diarios

sargatanas 6 de Septiembre de 2012 a las 4:52 am

Es verdad, yo había interpretado eso… la verdad que no soy un economista, pero si se encarecen los productos importados (devaluando) y se tiene en cuenta que contamos con una matriz productiva que depende en una relación 3 a 1 de las importaciones (en chequeado pueden corroborar el dato), no se encarecería en consecuencia el producto final, perdiendo competitividad igualmente?

Mariano T. 6 de Septiembre de 2012 a las 4:58 pm

Se encarecería en pesos, se abarataría en dólares

el_bot 6 de Septiembre de 2012 a las 8:18 pm

Se abarataría en dolares, pero solo si te dedicas a exportar, solo para el porcentaje de tu producción que exportes, y solo de manera marginal: si el 75% de tus costos actuales dependen de las importaciones (estan en dolares) y hay una devaluación del 10% (algo asi como un dolar a 5$), solo te vas a abaratar en dolares menos de un 3% (si exportabas algo a 100 USD, con el nuevo tipo de cambio los podrias exportar a 97,72 USD).
Todo esto sin contar que al poco tiempo tus costos en pesos (la parte de tus costos que no dependen de las importaciones) tenderían a subir, y al poco tiempo tendrías la misma “competitividad en dolares”.
Los grandes beneficiados de grandes devaluaciones son otros…

JorgeAlberto 5 de Septiembre de 2012 a las 6:16 pm

No tendría más sentido comparar con los ’90 para ver si el tipo de cambio está ‘retrasado’? El término siempre implica una comparación, la cuestión es con qué… Con ese mismo mismo criterio podría suponer que antes estaba muy ‘alto’ y ahora se ajusta a un nivel de equilibrio.

el_bot 5 de Septiembre de 2012 a las 7:49 pm

Seguro; la frase por si misma no es falsable por mas que la hayan catalogado como “falsa”. En cuanto a compararlo con los 90’s, aca esta lo que dice el BCRA con su indice de tipo de cambio multilateral real [url]http://www.bcra.gov.ar/index.asp[/url]

Chuecker 5 de Septiembre de 2012 a las 8:20 pm

Es obvio que está retrasado, y si hubieran hecho la comparacion tomando la inflacion de los institutos provinciales el retraso seria mayor.

Cristian-A 5 de Septiembre de 2012 a las 8:23 pm

Es un error pensar que es falso. Se parte de la premisa que el punto optimo es el del 2005. No hay justificación para eso. ¿Quien dijo que el parametro es el 2005? Si se comparara por ejemplo con el 2007 el resultado seria inverso. Si fuera de chequeado le pondría al postulado que ustedes hacen: “Insostenible”.

Damián Galarza 5 de Septiembre de 2012 a las 8:24 pm

La presidenta dice claro que “cree” que el tipo de cambio no está retrasado pero después da la explicación de porque ella cree eso. Coincido con lo que dijeron por ahí: está totalmente sacada de contexto la frase que toman para el análisis.
Acá el momento donde diserta acerca del asunto:
http://www.youtube.com/watch?v=1Lw27GMr-S0&t=20m55s

Seba 5 de Septiembre de 2012 a las 9:16 pm

Coincido, en un discurso tan largo chequear ese pedacito de frase es sacarlo de contexto totalmente. Flojo chequeado, son una página que recomendaba pero últimamente viendo chequeando cualquier cosa y hacen chequeos que son muy ambiguos (Insostenibles jajaja).

Federicof 6 de Septiembre de 2012 a las 2:05 am

No te parece medio preocupante que la presidenta “crea” que el cambio no está retrasado… Preferiría que esté segura, pero obviamente como no puede estarlo por qué es mentira utiliza el termino “creo”

Damián Galarza 6 de Septiembre de 2012 a las 10:45 am

No, para nada me parece preocupante. Porque después del “creo”, ella da una justificación de lo que asevera, da argumentos, como siempre lo hace. Después uno podrá o no estar de acuerdo, pero siempre da argumentos sobre las cosas que dice.

Emilio 6 de Septiembre de 2012 a las 1:54 pm

Che por que usar una comparación con EEUU y Brasil? que estan justificados sí, pero…
El BCRA produce todos los meses lo que se llama Tipo de Cambio Multilateral y calcula en base a varias de las economias con las que comerciamos.
Es cierto que incluir a Brasil tiene la ventaja de hablar de buena parte de nuestra industria (aunque no exclusivamente) y hablar de EEUU es hablar de los limones (por mencionar la agenda de hoy) pero… creo que China y la UE tendrian que estar incluidas. Seria bueno que se explicitara por que se eligieron esos dos paises solamente.
En fin, parece un poco parcial, y en un primer momento coincidi con los comentarios de mas arriba que plantean que es insostenible. Ahora, no lo se, no soy economista y tengo una formacion fragmentada y autodidacta deficiente. Reconozco si que el post no es todo lo claro que deberia, por otro parte habria que considerarlo sectorialmente (por ende incluir la politica) antes que exclusivamente globalmente

Seba 6 de Septiembre de 2012 a las 1:01 pm

Si hay algo que hace Cristina es dar argumentos a lo que dice, no se queda solo con la frase que acá se está chequeando.

adriang 5 de Septiembre de 2012 a las 9:22 pm

Este artículo es en general mucho más elaborado de lo que se puede leer en otros lugares, pero cataloga con un rotundo FALSO una cosa absolutamente opinable. Realmente 2005 es una referencia de tipo de equilibrio?. En esos años argentina era baratísimo para todo el mundo. Tiene sentido ir a la historia y “buscar” ese punto de equilibrio? Una mejor comparación sería con una canasta de costos de bienes y servicios que argentina exporta y compararla con sus competidores.
Esta todo muy extraño en el mundo, los desarrollados devaluando sus monedas y las materias primas en las nubes. VAle el esfuerzo de tratar de ver en detalle lo que todo el mundo se pregunta (estamos atrasados?) pero lo atípico de condiciones actuales demanda ir más a fondo, parecería que ni los ultimos 50 años de historia economica sirven para comparar la situación mundial actual.

el_bot 6 de Septiembre de 2012 a las 12:49 pm

Comparto; el TCR solo tiene sentido con respecto a lo que producimos o podemos producir potencialmente a corto plazo; solo tiene sentido para lo que podemos exportar o para lo que podemos dejar de importar… y aun así, tendría un sentido marginal (por que por ej, por más que abarates tus costos en dolares, si USA no te deja que le vendas limones, no te deja y punto…).

Nahuel P 5 de Septiembre de 2012 a las 10:09 pm

Pésimo chequeo… comparar con 2005, el salario real estaba por el piso. Según CIFRA de la CTA, con base 100 en 2001, hoy estamos en 130, 30% más competitivos, y con términos de intercambio mucho más favorables, y menos obligaciones de deuda/exportaciones.
De última maticen, hay apreciación cambiaria, pero no le hagan el juego a la patria devaluatoria.

Mariano T. 6 de Septiembre de 2012 a las 1:56 am

El nivel del dolar oficial solo se mantiene por
1) Los altisimos precios de la soja y los minerales
2) Un control de cambios muy estricto, de tiempo de guerra.
De otra manera no lo podrían sostener.
Por eso el atraso es mayor que el del gráfico cuando se usan índices de precios más realistas.
Pero no se aflijan, la mayor parte de las afirmaciones de cristina son falsas, el resto engañosas.

Pablito 6 de Septiembre de 2012 a las 12:21 pm

Mariano: vos decis que el dolar oficial se mantiene por la soja y el control de cambios. Ok. Entonces, se mantiene. Que a vos, o a muchos, no les guste el control de cambios es otro problema. Si con soja y control de cambios se mantiene, y eso sostiene el empleo, y muchos logros de bienestar obtenidos, bienvenido sea ! Ademas, cuando se habla de la soja, es como si hablaran de un recurso extraordinario, y no es asi. Es como que yo diga: “China solo se sostiene por su disponibilidad de mano de obra barata”. Pretender hacer un analisis serio excluyendo a la soja en el caso de la Argentina, o a la mano de obra masiva en China o al petroleo en medio oriente es ridiculo. No vamos a dejar de tener Soja ni campos fertiles y China no va a dejar de tener 1.200 millones de habitantes.

Mariano T. 6 de Septiembre de 2012 a las 5:03 pm

Lo que es anormal es que la soja valga 640 dólares, y no va a durar mucho.
Tampoco es normal semejante nivel de control de importaciones, que hasta daña el nivel de actividad. Lo mismo las restricciones a los ciudadanos, de tiempo de guerra.
Pero lo importante es que esta retrasado, y se va a seguir retrasando conforme la inflación sigue por encima que la tasa de devaluación.

Pablito 6 de Septiembre de 2012 a las 12:28 pm

Preguntarse solamente si el tipo de cambio esta devaluado es muy peligroso. Uno debe preguntarse: ¿cuales son las consecuencias de devaluar? En este caso, la pregunta seria: que pasaria si se resuelve devaluar un 40% de un saque? habria beneficiados de corto plazo, como los productores de soja. Beneficios que en menos de un año se perderian, porque dependen de importacion de fertilizantes y semillas importadas, que se verian encarecidas. Los industriales exportadores se beneficiarian y a los pocos meses los gremios pedirian aumentos salariales del 50 o 60% porque la inflacion subiria. Al poco tiempo de devaluar fuertemente, los beneficios se esfumarian y al año estariamos sentados todos en la misma mesa discutiendo una nueva devaluacion pero con un piso inflacionario del 40 o 50%. Miren lo que le paso a la revolucion libertadora que derroco a Peron? hizo eso exactamente, con los consejos de Raul Prebisch, cuya figura sigue erotizando a los liberales argentinos.

el_bot 6 de Septiembre de 2012 a las 1:07 pm

A mi entender, ese es el único análisis serio que se puede plantear para decidir si el tipo de cambio esta o no atrasado; mirar cuales serian las consecuencias de devaluar (devaluar incluso más de lo que se viene haciendo), a quien favorecería, a quien no, que pasaría a corto y a mediano plazo; pero para decidir que valor tiene cada posible consecuencia entran a jugar criterios políticos, ideológicos, creencias, etc (cosas que no tienen se deciden con números)
Todo lo demás, son solo malabarismos tecnocratas, que pueden estar cerca de la realidad o a mil años luz. Por si mismos, no responden realmente a nada.

Federicof 6 de Septiembre de 2012 a las 2:01 am

a mi lo que más me preocupa es que la jefa de estado “crea” y no informe concretamente…
más allá de que sea verdadero o falso “creer” es un termino usado por los medios basura para sacar titulares de noticias que no son comprobables…

el_bot 6 de Septiembre de 2012 a las 12:34 pm

En el articulo parten de la “creencia” de que el 2005 es un buen punto de comparación, de la creencia de que USA no dibuja a su vez su indices de precios, de que usar el IPI en un país, pero no en los otros es algo correcto, de uno puede decir si el tipo de cambio esta o no atrasado haciendo cuentas…

Lucas Castro 6 de Septiembre de 2012 a las 12:57 pm

Olvidan que la industria tiene incentivos y el campo retenciones, eso permite evitar la devaluación, que solamente perjudicaría al gobierno para hacerse de dólares que tiene que comprarle al agro con pesos y al mismo tiempo encarece el precio de los componentes importados que necesita la industria para seguir produciendo y todavía no sustituyó. Del mismo modo una devaluación unicamente produciría un aumento en los costos de las industrias y por ende eso se trasladaría a los precios, encareciendo el salario. Solamente se beneficiaría el agro, que no da la mano de obra que da la industria. No todo es 2+2, deberían analizar un poquito mas para darlo por CHEQUEADO.

Seneca 10 de Septiembre de 2012 a las 2:13 pm

y vos te pensas que el campo no utiliza insumos importados? Y sabes que lo que le que da a los productores de soja es menos de $3 por dolar. Los costos y la poca gente que segun vos empleamos lo tenemos que seguir manteniendo con este dolar RETRASADO

adrian guenchual 7 de Septiembre de 2012 a las 12:59 pm

Pido perdón por mi ignorancia.pero están tan preocupados por el cambio, y yo digo ese dolar lo respalda un país que dice que tiene una barra de oro en una caja fuerte que nunca vamos a ver, lo cual en un informe la economía se cae a pedazos, Cada yanqui debe 51 mil dolares de su propia deuda, Argentinos abrasemos lo nuestro de una vez por todas, se que es difícil pero no imposible, todos luchemos en pos de un país independiente.

Seba 7 de Septiembre de 2012 a las 1:57 pm

Calificar “FALSO” los dichos de la Presidenta es muy subjetivo. En la nota explican muy bien su investigación, pero reconocen que puede haber otra interpretación. Que el tipo de cambio esté “retrasado” es subjetivo debido a que no se tienen parámetros para compararlo. Es verdad (según su investigación) que se ha retrasado respecto a una fecha (2005), pero eso no significa que esté absolutamente “retrasado”. Ustedes eligieron ese título descalificador pero sepan que es subjetivo.

Seba 7 de Septiembre de 2012 a las 2:01 pm

DISCUTIBLE
No es claro que el dato sea cierto o no. La conclusión depende de las variables con las que se lo analice.

Sinceramente, ¿no creen que debería ser esta la calificación?

Nacionalypopular 8 de Septiembre de 2012 a las 5:47 am

Amigos, alguno de ustedes trato de fabricar algo y exportarlo? Supongo que nuestra querida presidente tampoco. Todo el crecimiento producido en la industria nacional desde el 2002 al 2007 se basa en un tipo de cambio muy competitivo. No entiendo como devaluar el tipo cambio encarece a la industria por sus componentes importados. El argumento presidencial carece de toda lógica. Por creen que durante la década de los 90 cerraron miles de industrias? Si amigos, recuerden el tipo de cambio, el 1 a 1, la Argentia era un país carísimo en dólares y la industria no podía competir.
Igual me hubiese gustado escuchar a los industriales en el día de la industria y no a la presidente que la venimos escuchando todos los días.

emilio 9 de Septiembre de 2012 a las 2:08 am

Estas pensando que los empresarios tienen solo dolares. Tienen pesos y estos pierden valor si se devalua.
Si tienen 100k pesos para comprar insumos importados y se devalua un 50%, ahora tienen 50k.

Nacionalypopular 10 de Septiembre de 2012 a las 8:04 am

Amigo Emilio, las empresas que exportan venden en dólares, si el dolar vale mas con respecto al peso, entonces tienen mas pesos, no? Con esto pueden pagar mejor todos sus insumos locales, que esperemos que reprecenten el mayor componente del costo, y cuando compran cosas importadas no tienen problema. La ecuación para comprar productos importados para después exportarlos no cambia en nada si sube o baja el dólar ya que todo esta en la misma moneda, compro por 10 dólares vendo por 20 dólares, si el peso sube o baja, como cambia esta ecuación? Queda claro? Ahora si en la Argentina es barato producir, mas que otros países, porque voy a importar? No es mejor producir acá y así no importamos tantas cosas? Igualmente, yo no creo que lo mejor sea devaluar, es mejor bajar los impuestos o mejorar el crédito, etc. Hay muchas formas de lograr competitividad. Lo que si no me gusta es que me mientan.
Saludos.

Tin 8 de Septiembre de 2012 a las 7:59 pm

Los que dicen que es malo el punto de comparación con 2005 no los entiendo…. De verdad piensan que el tipo de cambio no esta atrasado? Claramente la comparacion con ese año es a nivel representativo, porque en ese momento el tipo de cambio ERA competitivo, y en el grafico se muestra claramente la caida… Yo lo veo mas como una confirmación de la sensaciòn general, en cuanto a productos de afuera y los nacionales y las diferencias entre precios entre uno y otro

Coca Lombo 10 de Septiembre de 2012 a las 5:12 am

El actual tipo de cambio no favorece al exportador, dado que se encuentra totalmente retrasado respecto de la suba de costos producto de la inflación. Una autoparte, por ejemplo, tiene la mayor parte de sus costos constituida por insumos nacionales (solo la matricerìa es importada) y cuando se consigue exportarla se la cobra a un dolar absolutamente estancado. Acá el punto es que el ejemplo de importar para producir adentro y exportar en la práctica no existe. Son muy pocos los bienes que se producen de esa forma.

Sol Minoldo 4 de Diciembre de 2015 a las 2:41 pm

Es increible que en un mismo medio (chequeado) puedan sostener dos cosas excluyentes al mismo tiempo. Por un lado sostienen que el tipo de cambio esta atrasado y por otro dicen que hubo devaluacion. Una cosa niega la otra. Laura deberia corregir la nota de chequeado firmada por Di Santi y Riera https://chequeado.com/ultimas-noticias/frigerio-este-es-el-gobierno-que-mas-ha-devaluado-en-el-mundo/

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Cadena nacional: chequeos a las frases de Macri El presidente de la Nación, Mauricio Macri, emitió anoche por cadena nacional un resumen de su gestión en el que enumeró distintos logros y falencias que tuvieron sus 4 años como primer mandatario. En esta nota, chequeamos algunas de sus afirmaciones en el orden en que las dijo. “El impulso de las energías renovables, que […]

Chequeo Diario

Macri: “En 2015 las energías renovables (...) aportaban menos del 1% de la generación de electricidad nacional, este año superamos el 8%” El presidente, Mauricio Macri, viajó a Madrid, España, para participar de la 25ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), donde se refirió a los avances de su gestión en materia de energías renovables. “En 2015 las energías renovables en nuestro país, excluyendo la hidroelectricidad de gran porte, aportaban menos del 1% […]