Gerry Garbulsky: “Hay más accidentes de autos causados por gente que está usando el celular, mandando mensajitos de texto o hablando, que por gente alcoholizada” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Gerry Garbulsky: “Hay más accidentes de autos causados por gente que está usando el celular, mandando mensajitos de texto o hablando, que por gente alcoholizada”

Una cosa interesante es que ya se estima que hay más accidentes de autos causados por gente que está usando el celular, mandando mensajitos de texto o hablando, que por gente alcoholizada”, comentó Gerry Garbulsky, organizador de TEDxRíodelaPlata y Ph.D. en Ciencia de Materiales del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), durante su columna en el programa “Basta de Todo” de radio Metro.

El dato, con el que el autor hizo referencia a lo que sucede en los Estados Unidos, no coincide con las estadísticas oficiales de ese país. Hay estudios, sin embargo, que muestran que las consecuencias en el conductor pueden ser similares.

Unas 10.322 personas murieron en los Estados Unidos en 2012 (último dato disponible) por choques con al menos un conductor con más alcohol en sangre que el permitido, un 31% del total de víctimas por hechos de tránsito. Los datos son oficiales, y surgen de la Administración Nacional para la Seguridad Vial de los Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés). La cifra presenta un aumento con respecto a 2011. Si bien la cantidad fue decreciente desde 2005, el porcentaje se mantuvo.

Por su parte, las personas que fallecieron en choques por distracción de quien manejaba (lo que incluye el uso del celular, comer y beber, o mirar un video, entre otras causas) fueron 3.328 ese mismo año (un 10% del total), algo menos que en 2011, como informa el portal específico para este tipo de casos del gobierno norteamericano.

En lo que respecta sólo al uso del celular, tanto hablando como mandando mensajes, los datos de la NHTSA muestran para 2011 unas 385 muertes, es decir, un 12% de las fatalidades por distracciones, y algo más del 1% del total. En conjunto, ese año hubo 29.757 choques fatales, y 350 fueron a causa de los teléfonos móviles.

Una encuesta de 2011 sobre el tema, hecha por el mismo organismo oficial, dio como resultado que el 6% de los consultados había tenido un choque y otro 7% había estado cerca. De estos, un 6% declaró estar usando el celular en ese momento: 4% estaba hablando, 1% enviando un mensaje o e-mail, y el 1% restante leyendo un mensaje.

Otro aspecto son los riesgos. En 2006 la Universidad de UTAH realizó un informe que comparaba a los conductores ebrios con quienes utilizaban el celular. El estudio menciona que hablar mientras se maneja provoca consecuencias tan serias como hacerlo con 0,08 gramos de alcohol por cada decilitro de sangre, límite establecido en EE.UU. En la Argentina es menor: 0,05 gramos.

No hay diferencias al hablar con manos libres, ya que el riesgo surge de la distracción en la atención por llevar adelante el diálogo, dice el trabajo. Pero, agrega, en el caso del celular el efecto es transitorio (mientras se está hablando) y se disipa relativamente rápido, mientras que los efectos del alcohol persisten por períodos prolongados.

Un trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a la NHTSA, de 2011, coincide con esto y agrega que los conductores que utilizan el teléfono celular tienen cierto control, por ejemplo hacen pausas en la conversación, al contrario de los conductores en estado de embriaguez. También, que el alcohol altera el raciocinio del conductor, mientras que el uso del teléfono celular no, aunque puede ralentizarlo.

Por todo esto, concluye que “los riesgos acumulados ligados a la intoxicación etílica son mayores que los asociados al uso del teléfono celular durante la conducción”.

En la Argentina, un estudio observacional sobre hábitos y cultura vial a cargo de la Dirección Nacional de Observatorio Vial, que depende del Ministerio de Transporte de la Nación, detectó que los factores de distracción al conducir más frecuentes son fumar en primer lugar, seguido por controlar a los niños y comer. Para las motos, portar objetos está primero. En la lista no aparece el uso de celular, salvo como distracción en peatones y ciclistas. Si existen piezas de campaña de concientización sobre el tema, tanto gráficas como audiovisuales, en relación con los efectos.

Gustavo Brambati, especialista en Seguridad Vial del Centro CESVI, que nuclea a las principales compañías aseguradoras del país, destacó a Chequeado que “es necesario que se estudie el impacto del uso del celular en los siniestros en nuestro país en un contexto en el que la Argentina tiene una de las estadísticas más altas en la compra de celulares a nivel mundial y su penetración en todas las actividades sociales ha sido violenta”.

El experto aclaró, al mismo tiempo, que es difícil calcular la incidencia del celular utilizando los datos accidentológicos, porque en general el conductor tiene que declarar que el siniestro ocurrió cuando él utilizaba el teléfono, y no lo hace para quedar implicado civil o penalmente, o lo tira o lo oculta.

La OMS señala en un informe de 2011 que algunos países han introducido leyes o políticas que exigen que las autoridades recojan datos sobre distracción en el manejo. Es el caso de muchos estados de los Estados Unidos o de algunas provincias de Canadá, donde se “han introducido cambios en el modo en que la policía elabora los informes de colisión o accidente, con el fin de incorporar información relativa a la distracción del conductor, lo que incluye el uso del teléfono celular”.

Es preciso que los gobiernos de otros países promuevan la modificación del modo en que actualmente se elaboran los informes de accidente, de manera que pueda medirse la prevalencia de los accidentes provocados por el uso del teléfono celular, con el fin de comprender mejor las circunstancias que rodean a las colisiones en que interviene el uso del celular”, concluye la organización mundial.

Actualización 31-03-2014: En el programa Argentina Para Armar, emitido por TN el 30 de marzo de 2014, el neurocientífico Facundo Manes dijo que “hoy mandar un mensaje de texto en el auto genera el mismo índice de choques que estando borracho”. Al respecto, los datos incluídos en este chequeo están referidos principalmente a los choques con consecuencias fatales, ya que la columna de Gerry Garbulsky del programa “Basta de todo” hizo foco en la muerte.

Temas

Comentarios

  • Arturo a25 de abril de 2014 a las 11:22 amEn algunos estados de eeuu esta prohibido enviar sms pero esta permitido hablar por celular esto es así en Texas y se que en otros estados pasa lo mismo. Por lo que estuve averiguando la mayor cantidad de accidentes de transito allá son con chicos de secundaria y el alcohol sin dudas. Hay algunas otras políticas que adoptaron como sociedad (no se permite salir de la fiesta post entrega de diplomas hasta que se haga de día) para que no estén alcoholizados en las calles. Eso bajo mucho el índice de muertes en jóvenes. Políticas distintas, culturas distintas. Comparaciones odiosas!! Buen articulo!! Gracias!
  • Mike D23 de abril de 2015 a las 8:46 pmEs muy bueno el informe. Sin embargo Gerry G dijo que hay mas accidentes - no se refirió a accidentes fatales- con lo cual el chequeado esta bueno pero no corresponde a la frase a chequear. Los banco a muerte de cualquier manera en su lucha por eliminar la mentira en el discurso publico. Abz!

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *