José Luis Espert: “No tengo la menor duda de que [en algunos sectores está la decisión de tener hijos para tener planes]” - Chequeado Skip to content
FrasesInsostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

José Luis Espert: “No tengo la menor duda de que [en algunos sectores está la decisión de tener hijos para tener planes]”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • El diputado nacional por Avanza Libertad sostuvo en una entrevista que “se puede comprobar” que algunos sectores tienen la decisión “de tener hijos para tener planes”.
  • Sin embargo, no hay estudios disponibles que prueben un impacto directo de la AUH en el aumento de la fecundidad y los especialistas consultados por Chequeado explicaron que se necesitaría otro tipo de investigaciones para evaluar esa relación.
  • En la Argentina, la tasa global de fecundidad bajó un 34% entre 2014 y 2020, y la caída atravesó a todos los estratos socioeconómicos.

Última actualización: 05/08/2022

El diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad) habló sobre el gasto del Estado y sobre los planes sociales en una entrevista con Infobae y relacionó la decisión de algunas mujeres de tener más hijos con el supuesto cobro de los planes sociales. El periodista Facundo Chaves le preguntó si creía que en algunos sectores “está la decisión de tener hijos para tener planes”, a lo que Espert respondió: “No tengo la menor duda de eso, se puede comprobar. Es polémico pero lo asumo y lo afirmo”.

El Diputado realizó esta afirmación luego de cuestionar el número de asignaciones universales por hijo que pueden darse por cada titular. A continuación, Espert agregó: “Si Argentina no pone un límite a la natalidad en los hogares pobres, Argentina va a ser una gigantesca villa miseria en otro medio siglo, luego de 60 años de decadencia”.

Pero, ¿qué dicen los datos sobre lo que dijo el diputado nacional? Los dichos de Espert son insostenibles, de acuerdo con el método de Chequeado. No hay estudios disponibles que prueben un impacto directo de la Asignación Universal por Hijo (AUH) en el aumento de la fecundidad de las mujeres.

Los números de la AUH

La AUH fue implementada en octubre de 2009 y es una suma mensual que se paga por cada hijo o hija menor de 18 años que pertenece a un grupo familiar sin trabajo o que se desempeña en la economía informal. No hay límite de edad para cobrarla si el hijo o la hija es una persona con discapacidad. En la actualidad, tiene un valor de $ 5.865,60 mensuales.

A marzo de 2022, 4,3 millones de chicos eran beneficiarios de la AUH y de Hijo con Discapacidad, según cifras de la ANSES, cuyos responsables eran 2,4 millones de titulares, ya sean madres o padres.

Según datos oficiales a marzo último (los últimos disponibles), el 52% (1.311.133) de los titulares de la AUH tienen a cargo 1 solo hijo, el 28% (701.477) tienen 2 y el 13% (316.123) tienen 3. El resto se reparte en 112.467 beneficiarios con 4 hijos, 38.070 con 3 y 15 mil con 6 y más hijos.

La tasa de fecundidad a la baja

Pero, ¿qué pasó con la fecundidad en el país en los últimos años? Todo indica que está en disminución. Por un lado, la tasa global de fecundidad, que representa –según la definición del INDEC– “el número de hijos que en promedio tendría una mujer de una cohorte hipotética de mujeres que durante su vida fértil tuvieran sus hijos de acuerdo a las tasas de fecundidad por edad del período en estudio”, bajó un 34% entre 2014 y 2020, el descenso más pronunciado desde que existen registros anuales de esta variable en la Argentina.

La tendencia a la baja fue aún más acelerada (-55%) en las adolescentes. Los datos surgen de un análisis del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) en base a cifras oficiales del Ministerio de Salud nacional.

“Es la caída más pronunciada desde que existen registros anuales de esta variable. Este descenso atravesó a todos los estratos socioeconómicos”, agregó la directora Ejecutiva del Cippec, Gala Díaz Langou, en un hilo de Twitter sobre el tema.

No existen análisis ya publicados que relacionen la tasa de fecundidad (número de nacimientos vivos por cada grupo de mil mujeres entre las edades de 15 a 49 durante un año determinado) con el estrato socioeconómico. Sin embargo, Jorge Paz, director del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (IELDE) de la Universidad Nacional de Salta (UNS), realizó para Chequeado un análisis que cruza los datos de tasa de fecundidad con el nivel socioeducativo de las mujeres, un indicador que, según el especialista, es muy usado como indicador de estrato socioeconómico.

Según las estadísticas analizadas, la tasa de fecundidad para las personas que sólo tienen la primaria completa se redujo de 120 nacimientos cada mil mujeres a 60, entre 2010 y 2020. “Hay una clara convergencia entre estratos hacia niveles bajos de fecundidad”, señaló Paz.

La relación entre la AUH y la fecundidad

Más allá de los datos mencionados, no hay estudios disponibles que prueben un impacto directo de la AUH en un aumento de la fecundidad, como se explicó en esta nota.

Así lo ratificaron los especialistas consultados por este medio. Leopoldo Tornarolli, economista e investigador del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas), señaló en diálogo con Chequeado que, para evaluar el impacto de forma correcta, se necesitaría información de antes y después del programa, “y usar alguna metodología que te permita aseverar que el resultado que encontrás es producto del programa y no se debe a otra cosa”.

“En el caso de la Argentina, como en otros países en desarrollo, hay una tendencia a la caída en la tasa global de fecundidad, por lo que la evaluación del impacto de la AUH (o de cualquier otra medida) tiene que tener en cuenta esa tendencia. En la práctica lo que tenés que identificar no es si la tasa global de fecundidad subió o bajó, sino si la tasa global de fecundidad bajó tanto como lo habría hecho si no existiera el programa. En la Argentina no hay buenos datos, por lo que es difícil evaluarlo”, reflexionó Tornarolli.

Sobre la cantidad de hijos a cargo de cada titular como argumento para medir el impacto de la AUH en la fecundidad, Tornarolli explicó que ese dato no es suficiente. “Es una foto de un momento del tiempo, que muestra que la mayoría de las personas que reciben AUH tiene 1 o 2 hijos. Pero, si la AUH indujera a que personas que no tenían hijos decidan tener 1, ¿cómo se vería la foto? Exactamente así, con mayoría de beneficiarios con 1 hijo”, agregó el especialista.

En tanto, Paz ratificó a este medio que no hay datos para sostener ese impacto, y señaló que se necesitaría un estudio longitudinal para demostrar la relación entre ambos factores. En el trabajo “Asignación Universal por Hijo y Privaciones Educativas en la Argentina”, este investigador analizó el efecto de la AUH sobre las privaciones educativas de los niños, pero explicó a este medio que realizó el mismo ejercicio con la tasa de fecundidad y no encontró diferencias de número de hijos tenidos entre beneficiarias y no beneficiarias de la AUH.

Además, tanto Tornarolli como Paz hicieron referencia a un estudio de los investigadores del Cedlas, Santiago Garganta, Leonardo Gasparini, Mariana Marchionni y Mariano Tappatá, publicado en 2015. Se trata del único estudio disponible hasta el momento que analiza el impacto de la AUH y sugiere la existencia de un efecto sobre la fecundidad.

Sin embargo, uno de sus autores relativizó los resultados del trabajo en diálogo con Chequeado en esta nota, ya que se trata de un efecto moderado y restringido a cierto grupo.

No hay ninguna evidencia que indique que la AUH genere un incentivo fuerte a los embarazos, en particular entre las participantes más jóvenes. Lo que nosotros encontramos, en base a información frágil, que es la única disponible hasta ahora, es que la tasa de fecundidad aumenta ligeramente en algunos hogares que ya tienen hijos. Esos efectos no son grandes, ni muy alarmantes, ni invalidan el fuerte impacto social del programa, pero deben ser analizados con seriedad para evaluar mejorar el diseño del mismo”, señaló Marchionni, doctora en Economía y una de los participantes de la investigación, a este medio.

Ellos encuentran un efecto que estadísticamente es significativo, es decir, distinto de cero, pero que no es, a mi juicio, de una magnitud importante desde el punto de vista socioeconómico. Asimismo, con la información disponible no pueden aseverar si se trata de un efecto de adelantamiento en el timing en que las parejas tienen hijos, pero que no modifica el número total de hijos que van a tener en total o un incremento en la cantidad de hijos que efectivamente van a tener”, reflexionó Tornarolli.

La respuesta de Espert a Chequeado

Ante la consulta de este medio, Espert derivó la pregunta al doctor Juan Carlos Parodi, quien a su vez refirió al video de una conferencia de la que participó en 2018 en el Rotary Club. Allí, el cirujano cardiovascular habló sobre la pobreza y presentó una “proyección de la calidad del crecimiento demográfico” realizada -según Parodi- con la Universidad de Michigan (EE.UU.), además de que mencionó que realizó un “estudio de terreno” sobre la pobreza. Sin embargo, en el video no se explica cómo se realizó el cálculo.

Por otro lado, Parodi mencionó en el video un gráfico del economista Roberto Cachanosky en el que se “muestra qué pasó con las pensiones de más de 7 hijos, a través del tiempo”, en donde se ve que, “cuantos más planes había, más hijos y más pobreza”. El gráfico fue enviado por el médico a Chequeado. Sin embargo, allí no se observa una correlación entre el beneficio de la AUH y la fecundidad de las mujeres.

En conclusión, la frase de Espert es insostenible, de acuerdo con el método de Chequeado. No hay estudios disponibles que prueben un impacto directo de la AUH en el aumento de la fecundidad de las mujeres.

Actualización 05/08/2022: esta nota fue actualizada con el gráfico enviado por Juan Carlos Parodi a Chequeado, que no demuestra lo que dijo el diputado José Luis Espert.

La frase que impulsa este chequeo fue buscada de manera automática, y luego seleccionada por periodistas, a través de “Chequeabot”, el nuevo sistema de automatización desarrollado por Chequeado.

Temas

Comentarios

  • Luis Guevara4 de agosto de 2022 a las 6:13 pmNota tendenciosa a negar los dichos de Espert.
  • Ivan9 de agosto de 2022 a las 8:17 amLuis Guevara, te esta diciendo la nota que el 80 por ciento de las AUH son para 1 o 2 hijos, evidentemente lo que dijo Espert es una falacia
  • Juan11 de agosto de 2022 a las 9:55 amHay que buscar culpables.. y éste horada en la baja estatura moral de la clase media, en el desconocimiento, porque los que aceptan el verso de Espert no pueden asumir que su voto es basura!... encontrar en los sustratos más bajos es de cobardes!
  • Daniel24 de agosto de 2022 a las 9:12 pmQue bueno que existe chequeado.com! Que buen trabajo hacen!

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *