Chequeado

La Nación: “Fuerte deterioro del campo en 10 años: la soja fue la única excepción”

Verdadero

¿Qué significa?
La afirmación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.


VERDADERO
La mayoría de los productos agropecuarios registraron una caída en la producción respecto de 2003. Algunos crecieron pero no en forma significativa.

Una nota publicada el último lunes en la tapa del diario La Nación sostuvo en su título: “Fuerte deterioro del campo en 10 años: la soja fue la única excepción”. En la bajada agrega que “sectores como el trigo, el girasol y la carne producen menos que en 2003” y que “desde 2008 desaparecen 1000 empresas agropecuarias por año”.

Como señala la nota, varios productos importantes mostraron una caída en la última década. Pese a que algunos crecieron, no lo hicieron en forma significativa.

En lo que refiere al sector agrícola, el artículo toma como referencia a cuatro productos (soja, trigo, girasol y centeno) y compara la cosecha 2013/14 con el promedio de las tres cosechas comprendidas entre 2003 y 2006. Con estos criterios, concluye que la producción de trigo cayó un 30%, la de girasol se redujo un 34% y la superficie sembrada de centeno disminuyó un 48 por ciento. Al mismo tiempo, la soja “de una producción de 31,5 millones de toneladas en 2003/2004 y 14,5 millones de hectáreas, este año tendrá entre 53 y 55 millones de toneladas y más de 20 millones de hectáreas”, sostiene la nota.

Los datos oficiales convalidan esta tendencia. Son inferiores si el cálculo se hace comparando el promedio de los primeros tres años de la década contra el promedio de los últimos tres años (para comparar series iguales). De esta manera, la caída en el trigo es del 26% y en el girasol es del 20%, mientras que el crecimiento en la producción de soja es del 30% (ver cálculos).

“En el trigo se produce una caída porque hay un efecto directo de las políticas que se han tomado”, señaló Sebastián Senesi, director de la Maestría de Agronegocios y Alimentos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Y ejemplificó: “La productividad y la competitividad que tiene el complejo sojero hace que, aún con un 35% de retenciones, siga siendo un cultivo donde hay rentabilidad. No se necesita la misma inversión para sembrar una hectárea de soja que de trigo”.

Para el analista económico de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) Juan Del Río existen tres factores que explican estos cambios: los cupos de exportación, que provocan “un deterioro en el precio local de estos granos” y una “pérdida de competitividad en relación a otros cultivos como la soja”; los derechos de exportación, que “hacen inviables algunos cultivos como el trigo o el maíz en muchas zonas, principalmente, en regiones alejadas de los puertos”; y “la mayor inversión de capital que requieren algunos productos”, que contribuyó al “aumento de cultivos que requieren menor inversión”.

El artículo de La Nación también apunta a la caída de la producción de carne. Con una infografía, señala que las exportaciones de carne pasaron de 771 mil toneladas en 2005 a 204 mil toneladas en 2013, cifras que coinciden con los datos oficiales del Ministerio de Agricultura de la Nación referidos a Carne Vacuno Res con Hueso.

Hay otros productos que aumentaron su producción en la última década, aunque el crecimiento no fue significativo. El maíz incrementó su producción, aunque no se puede dar una cifra exacta porque en 2013 el Ministerio de Agricultura modificó la metodología de medición de este cultivo, que derivó en un incremento de 6 millones de toneladas en la cifra final de la cosecha 2012/13 (ver nota). El último dato previo a este cambio (cosecha 2011/12) registró una producción de 21,1 millones de toneladas, mientras que en la campaña 2004/05 la cosecha fue de 20,4 millones de toneladas.

La Argentina pasó del segundo al cuarto puesto entre los principales exportadores de maíz. No sólo importa ver cuánto se produce, sino cuál es el avance en comparación con el resto de los países”, explicó Santiago Del Solar, ingeniero agrónomo y miembro de CREA.

Otro producto que incrementó su injerencia fue la cebada cervecera. Entre 2003 y 2006 tuvo una producción promedio anual de 894 mil toneladas, mientras que entre 2011 y 2014 el promedio fue de 4,6 millones de toneladas, un 420% superior. “El crecimiento de la cebada (principalmente la cervecera), surge por una búsqueda de alternativas al cierre de la comercialización del trigo a partir de 2008/09”, explicó César Belloso, ex presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID).

Temas

23 Respuestas

pablo27 30 de Abril de 2014 a las 11:05 pm

pero si la soja pasa de 310000000 a 54000000 tn subio 68% no 30!!!

xy 2 de Mayo de 2014 a las 3:33 pm

me parece que toman el promedio de 2003/2006 vs el promedio de 2011/2014.

ANT 1 de Mayo de 2014 a las 2:05 pm

El titular es engañoso. Sería verdadero si titularan “Fuerte aumento de la producción de soja en detrimento de los demás cultivos en los últimos diez años” O, si quieren ser más malos todavía: “Fuerte deterioro de la producción de trigo y otros cultivos en los últimos diez años frente a la superproducción de soja”. Pero ¿”deterioro del campo”? Únicamente si se refieren al deterioro del suelo. Pero lamentablemente para muchos lectores “el campo” son los dueños de la tierra, que están lo más bien, y el redactor especula con ese aspecto semántico del término.

MIG72 1 de Mayo de 2014 a las 3:11 pm

El deterioro del campo no es tal, lo que la nación llama “el campo” opto por el negocio mas rentable que es la soja, ningún otro emprendimiento garantiza mas rentabilidad que el “yuyo” y que tanto supuesto productor viva SIN TRABAJAR

David Coloma 20 de Diciembre de 2015 a las 8:42 am

El país come de la soja. Se pagan impuestos. No sé si sabías. Lo que más ganancia da al país entero es la soja.

Ezequiel1988 1 de Mayo de 2014 a las 6:10 pm

Dicho de una visión netamente económica el título es verdadero, pero en realidad la soja deterioró al resto de las cosechas y ni hablar de las tierras. Estamos rifando territorio fértil con este yuyo que lo único que le da al país es un porcentaje en dólares que ya ni alcanza para sobrevivir.

GenMaxson 1 de Mayo de 2014 a las 9:59 pm

En realidad, la caida en la producción se debe a las trabas a las exportaciones. Con las trabas puestas, ya no hay tanto modelo agroexportador y el campo achica produccion.
El tema es que sin las trabas a las exportaciones, los precios internos se dispararian, acoplandose a los precios externos, derivando en la primarizacion de la economia

Ferran Arricivita 4 de Mayo de 2014 a las 4:59 pm

El titular es desafortunado, pues se sabe que un monocultivo de soja a largo plazo deteriora la tierra, siendo necesaria una rotación de cultivo para no agotar la tierra.

David Coloma 20 de Diciembre de 2015 a las 8:44 am

Igualmente coincide con lo que vos decís el titular.

MaxiLacua 4 de Mayo de 2014 a las 6:03 pm

Yo diría que es ENGAÑOSO, muchachos de chequeado. Porque el campo -concepto muuuy amplio-, más precisamente los grandes terratenientes, no empeoró, todo lo contrario, se pasaron al cultivo de la soja para ganar más plata y no porque plantar trigo o maíz no sea rentable, se gana buena plata pero la codicia de los estancieros hace que para ellos no sea tanto como la soja. Y el gobierno tiene poco que ver. En la dictadura las retenciones eran altas pero igual se producía mucho, así que poco tienen que ver las retenciones, y en los 90 las retenciones eran cero y remataban campos por las deudas, así que puro cuento. En todo caso gracias a las retenciones no se vuelcan del todo a la dichosa soja. Sino nos quedamos sin trigo. Ah! y si no les dejan exportan libremente el trigo es porque sino el pan en nuestras mesa pasaría a ser un bien de lujo por lo caro de la harina, porque estos señores no les importa dejarnos sin harina si llenan de guita. Tan sencillo como eso.

Mariano T. 6 de Mayo de 2014 a las 5:05 pm

En la dictadura las retenciones eran del 5%, por eso las buenas cosechas. Hacés muy mal en creer los embustes de Cristina.
Por otra parte durante 16 años seguidos (de 1990 a 2006) las exportaciones de trigo fueron totalmente libres y el trigo nunca faltó. Los únicos dos años en que faltó trigo para el consumo en los últimos 120 fueron 1952 y 2013

Josefo 6 de Mayo de 2014 a las 7:37 pm

Se bajaron las retenciones al 5,6% a partir de fines de 1977, pero la cosecha record fue justamente esa donde las retenciones (impuestas por el gobierno constitucional de Isabel Martinez) era del 50%.

Mariano T. 6 de Mayo de 2014 a las 10:44 pm

No es así. Ya en la siembra de 1976 las retenciones habían bajado

Mariano T. 6 de Mayo de 2014 a las 5:00 pm

El deterioro es evidente. Y la soja no es la culpable sinó el gobierno.
Los países vecinos estan incrementando TODAS las producciones, incluyendo la soja, y eso que ésta no pag retenciones.
La soja no compite con el trigo porque se pueden sembrar el mismo año y en el mismo lugar. Ni con los productos regionales. Compite en algunos ambientes con la ganadería, pero no en la mayoría.
Es más rentable teóricamente el doble cultivo trigo/soja que la soja sola. O el maíz en las tierras mejores. Sin embargo esos cultivos son perjudicados por las políticas oficiales y el productor elige el cultivo de menos gasto y menos dificultades para vender a un precio justo.

Mariano T. 6 de Mayo de 2014 a las 5:02 pm

Sería muy interesante que chequearan las flagrantes mentiras que dijo Cristina en su último discurso en relación al trigo. 90% falso.

Josefo 6 de Mayo de 2014 a las 7:27 pm

No se si es correcto presuponer que porque han caído las exportaciones, también haya caído la producción…
Existe algo que se llama “mercado interno”…

Mariano T. 6 de Mayo de 2014 a las 10:46 pm

El consumo interno es constante en corto plazo. Así que la caída en producción se refleja en caída de la exportación.

Manuel 5 de Marzo de 2015 a las 10:03 am

Hay que ver que había donde ahora hay soja, para ver si el “deterioro” del campo en aquello no es consecuencia del gran crecimiento del campo en soja.

David Coloma 20 de Diciembre de 2015 a las 8:49 am

La soja es más rentable. Los otros cultivos menos. Pero podés hacer trigo-soja. El tema es que el trigo sea rentable.

Vero Verdier 28 de Marzo de 2015 a las 12:27 am

El titular no es verdadero, es engañoso. coincido con varios comentarios (ANT, MIG72 y Ezequiel1988). Para empezar si la mayor parte de la superficie cultivable está ocupada con soja y la soja sigue siendo un negocio…entonces el negocio del campo no se deterioró. Se deterioraron otros cultivos, otras actividades, porque la soja se come todo. Hasta ahí el enunciado es falso. Podemos entrar a analizar las circunstancias que hacen que plantar soja y sólo soja sea más rentable en Argentina…creo que MaxiLacua se equivoca en pensar que el gobierno no tiene nada que ver…a pesar de las retenciones, el gobierno no hace más que fomentar el cultivo de la soja…transgénica hay que aclarar, permitiendolo en primer lugar, sin dar lugar al principio precautorio que implica usar tecnologías y químicos que no se ha terminado de probar sean inocuos (más bien ya se probó todo lo contrario) y trabando la exportación de trigo…así tenemos pan…así se cultiva soja y pueden seguir cobrando las retenciones y manteniendo su estructura. El hecho de que seamos una economía dependiente de la soja es una combinación de políticas del gobierno, que permiten el accionar de empresas como Monsanto, del accionar de esas empresas, y la codicia extrema de los terratenientes. Más allá de todo esto el negocio sigue andando…hasta que la capa fértil se destruya por completo, o hasta que los países que nos compraban el veneno cambien de opinión…y ahí sí que vamos a sentir el deterioro del campo porque si por “el campo” entendiéramos la calidad de la tierra (aunque ya sabemos que no hablan de eso…de lo que hablan siempre es de números, cuanto más descontextualizados mejor, y de hoy para mañana)…entonces el enunciado sería mitad verdad mitad falso: la tierra se deterioró (y el agua y el aire) y la soja no fue la excepción, donde más soja hay más se deterioró. Pero el titular quiere dar la impresión de “las cosas están mal menos la soja, la soja es la salvación”..así que es completamente engañoso…tirando a falso. Me pongo en campaña para destronar esto supuesto “chequeado”

David Coloma 20 de Diciembre de 2015 a las 8:53 am

¿Codicia de los terratenientes? ¿Vos ganarías menos voluntariamente? Además se pagan multitud de impuestos. Se genera trabajo e ingresan divisas al país (como vos decís) gracias a la soja. Ahora si querés ser un país super sano/purista y super pobre es tu elección.

David Coloma 20 de Diciembre de 2015 a las 8:54 am

Mejor dicho: es tu opinión.

antonio andres lopez 6 de Febrero de 2016 a las 7:45 am

LO LOGICO DE CUALQUIER GOBIERNO SERIA QUE EN EL MES DE NOVIEMBRE ALENTARA LA SIEMBRA DE SOJA HASTA ARRIBA DE LOS TECHOS, TODO TIPO DE FACILIDADES PARA NUESTRO PRODUCTO EMBLEMATICO…Y NO TRABAR Y CONFISCAR BAJO DIFERENTES MODALIDADES…EN UNA PERINOLA DEL TODOS PIERDEN. EL TEMZ ES MAS COMPLEJO PERO LOS GOBIERNOS NO SE ESMERAN EN AUMENTAR EL VOLUMEN DE LA COCECHA… DE ESO SE TRATA.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Arroyo: “Tenemos el consumo (de leche) más bajo de los últimos 29 años” Durante una entrevista en FM Milenium, el diputado nacional por el Frente de Todos y ex viceministro de Desarrollo Social durante la gestión de Néstor Kirchner, Daniel Arroyo, aseguró que “tenemos el consumo (de leche) más bajo de los últimos 29 años” y agregó que “si baja el consumo de leche es que estamos mal”. […]

Chequeo Diario

Déficit fiscal, exportaciones y energía: chequeos al documento de Cambiemos sobre su herencia Esta semana el Gobierno difundió un documento en el cual habla sobre la “herencia económica” que dejará la gestión de Mauricio Macri. A continuación, un chequeo a 3 afirmaciones del informe. “Hay equilibrio fiscal primario” ENGAÑOSO Si bien el déficit primario según la metodología oficial se redujo desde 2015, las estimaciones muestran que 2019 no […]