Imagen: Casa Rosada

Apresurado

Macri: “Hoy las obras salen 40% menos”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Presidente se basó en dos casos testigo de Vialidad Nacional donde los costos actuales -considerando la inflación- son menores a los de obras licitadas durante el kirchnerismo. De todas maneras, los especialistas señalaron que todavía estas obras no están terminadas y podrían tener ampliaciones.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, participó junto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, de un recorrido oficial por obras en la ruta nacional 5, a la altura del partido de Suipacha, Provincia de Buenos Aires. En ese contexto, el jefe de Estado ponderó que las obras viales actualmente cuestan menos que en la gestión anterior y dio un porcentaje: “Hoy las obras salen 40% menos”. ¿Qué dicen los datos?

Comparar los costos de una obra pública es una tarea difícil. Así lo explicaron a Chequeado tanto desde la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) como desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), porque su monto varía al realizarse en distintos lugares y con diferentes características. Esto vuelve complicado realizar la comparación entre las gestiones de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri. Y, además de que la información oficial disponible no es comparable (como se detalla acá), no hay informes privados específicos sobre el costo de autopistas y rutas bajo las distintas presidencias.

Ante la consulta de este medio para un chequeo anterior, Eduardo Plasencia, coordinador de Gestión de la Dirección Nacional de Vialidad, explicó a Chequeado que la frase del Presidente surge de tomar dos casos testigo de obras ejecutadas durante el kirchnerismo donde se verifica que los kilómetros de autopistas eran más caros en la gestión anterior que los licitados actualmente. Así, enviaron un documento en el que estudian los costos de diferentes obras viales a precios constantes, es decir, descontando el impacto de la inflación -utilizando índices oficiales- y haciéndolos comparables. Estas son las comparaciones:

-En el tramo de la ruta nacional 19 entre Córdoba capital y San Francisco (Córdoba) -licitada en septiembre de 2016, durante la actual gestión-, el costo por kilómetro llega casi a US$ 2,7 millones. En la autopista 9 que une Rosario (Santa Fe) y Córdoba -cuya licitación se realizó entre 2006 y 2008, durante la gestión anterior- el costo a precios de hoy sería de casi US$ 5,8 millones. Así, dos obras similares (calzada nueva, con colectora y “control total de accesos”, o sea, que no hay conexión directa con otra vía sino que se preparan egresos e ingresos propios) en un terreno llano y con el suelo idéntico, en la gestión Cambiemos hasta el momento costó la mitad si se analiza el kilómetro en dólares.

-Desde Vialidad aseguraron que la obra en la autopista 9 también sería comparable con la ruta 7, el tramo que va de Carmen de Areco a Chacabuco (ambas en la Provincia de Buenos Aires): allí el kilómetro costó hasta ahora cerca de US$ 3 millones -a precios de hoy-, cerca de un 47% menos que la obra en la autopista que une Rosario y Córdoba.

-Además de la autopista 9, en Vialidad Nacional también analizaron el caso de la autovía 14 que va de Gualeguaychú (Entre Ríos) a Paso de los Libres (Corrientes). Esta obra, licitada entre el 2005 y 2006, tuvo un costo por kilómetro cercano a los US$ 3,6 millones actuales. Por el otro lado, obras similares como la ruta nacional 40 de San Juan licitada en marzo de 2017 (donde el kilómetro sale hasta el momento US$ 2,1 millones) o la ruta nacional 33 de San Eduardo a Rufino -ambas en Santa Fe- licitada a mediados de 2017 (donde el kilómetro cuesta US$ 2,9 millones), también muestran una caída en los precios de entre el 20 y el 40 por ciento.

Sin embargo, si bien las obras realizadas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner fueron más caras que las licitadas en la gestión de Cambiemos, las obras comenzadas por la gestión actual todavía no se terminaron, mientras que las anteriores sí. Por esto, el cálculo oficial es apresurado: si bien se podría dar una baja de entre el 40 -porcentaje marcado por Macri- y el 50%, todavía estas obras no están terminadas y eso podría llegar a cambiar.

¿Por qué se podrían dar estas variaciones? Federico Muñoz, economista de la Universidad Nacional del Sur, sostuvo que, luego de la asunción de Macri a fines de 2015, en 2016 y 2017 Vialidad Nacional pagó menos por tonelada de asfalto vial que en años anteriores. En este sentido, el experto explicó que los mayores precios pagados en la anterior gestión se relacionan con la cartelización empresarial y licitaciones no competitivas, mayor costo por incertidumbre en el plazo de los cobros y posibles hechos de corrupción, como los que se investigan en la causa “Cuadernos de la corrupción”.

En el mismo sentido, el ex director Nacional de la Oficina Nacional de Contrataciones entre 1998 y 2006, Oscar Luna, explicó a Chequeado: “La divulgación de los procesos licitatorios y la elaboración de pliegos completos genera más transparencia, aumenta la competitividad, disminuye el nivel de incertidumbre en las cotizaciones ante la posibilidad de que surjan imprevistos y, por lo tanto, se obtienen mejores precios y reducciones significativas de mayores costos por trabajos adicionales durante la ejecución de la obra”.

Aunque Vialidad destacó a este medio que en los proyectos actuales todavía no hay ampliaciones previstas, los especialistas consultados destacaron que es común que sobre la marcha aparezcan nuevos costos por imponderables, como cuestiones climáticas, adendas o redeterminaciones de precios, entre otros factores, por lo que debería analizarse los costos finales de las obras que estén terminadas.

donantes

3 Respuestas

  1. Sol Minoldo dice:

    Hola Matias de Santi. Me surge una inquietud. Es en verdad comparable ponerlo en dolares constantes en un año que la devaluacion supero la inflacion? Porque no se compara en dolares de paridad cambiaria o en pesos constantes?

  2. Mariano Kohan dice:

    Disculpen, pero no tiene que ver los altos precios de petróleo y derivados en una época (recuerdo barriles a U$110, pero no sé cuándo) y la baja actual? ¿No hay diferencia de tecnologías ó de ampliación de oferta después de 12 años de crecimiento exponencial de obra pública?

  3. Mariano Kohan dice:

    ¿La devaluación de los salarios en dólares afecta? ¿Está explicada ó es parte del logro del que se ufana el Gobierno?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *