Chequeado

Peña: “Tuvimos un último trimestre muy negativo, con un déficit fiscal en torno a los siete puntos [del PBI]”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Facebook

17 Marzo, 2016 | Tiempo de lectura: 4 minutos
Si bien los cálculos de déficit de 2015 arrojan las cifras más altas de las últimas dos décadas, el número mencionado por el Jefe de Gabinete responde a una metodología que sobreestima el porcentaje y no respeta los estándares internacionales en la materia.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, se refirió en una entrevista en el canal de cable C5N al déficit fiscal que heredó el Gobierno nacional de la gestión anterior. “Tuvimos un último trimestre muy negativo en la Argentina (…) con un déficit fiscal en torno a los siete puntos [del PBI]”, señaló.

Si bien los resultados financiero y primario de 2015 son los más altos de las últimas dos décadas, el porcentaje mencionado por el Jefe de Gabinete responde a una metodología nueva que sobreestima el déficit y no se encuentra alineada con los estándares internacionales.

En primer lugar, el déficit fiscal, es decir, la diferencia entre ingresos y gastos que tiene un Estado, puede medirse según varios criterios. Sin embargo, “el más relevante es el resultado financiero, o sea el superávit o déficit fiscal o público”, según el Manual de Clasificaciones Presupuestarias para el Sector Público Nacional que publicó en 2003 el Ministerio de Economía de la Nación.

En este sentido, según la serie estadística del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el resultado financiero del Sector Público Nacional no Financiero (que, además de la Administración Pública Nacional, incluye a las empresas públicas y las universidades nacionales, entre otras reparticiones estatales) de 2015 fue 3,9% del Producto Bruto Interno (PBI). Si se considera únicamente la Administración Pública Nacional, metodología que utiliza la Asociación Argentina de Presupuesto Público (ASAP), el porcentaje aumenta a 4,1% del PBI, pero no alcanza el 7% que menciona el Gobierno.

Como se puede ver, los últimos dos años fueron para el IARAF y la ASAP los de mayor déficit financiero de las últimas dos décadas, seguidos de cerca por el pico que se registró en 2001.

Otra manera de calcular el déficit es el resultado primario, indicador que considera dentro de su cálculo los mismos conceptos que el resultado financiero con excepción de los intereses de deuda, que quedan afuera. En este caso, para el IARAF el déficit primario del SPN fue de 1,8% del PBI en 2015, mientras que para la ASAP alcanzó el 2,2% del PBI en el caso de la APN. Si se observa la serie, también se trata de los valores de déficit más altos que registró el resultado primario desde 1993.

Aún así, ninguno de los cálculos de las fuentes alternativas consultadas llega a un déficit primario de 7 puntos del PBI. Tampoco se obtiene esa cifra si se mira el comunicado sobre el resultado fiscal 2015 publicado la semana última por el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Nación.

Según la cartera que dirige Alfonso Prat Gay, “en términos del PBI, el déficit primario de 2015 se elevó a un estimado de 5,4%”, y agrega que este porcentaje se obtiene al aplicar un “cambio de metodología” sin dar mayores precisiones respecto de las causas de los nuevos criterios elegidos. El porcentaje del 7% surge de una estimación propia que hizo el Ministro durante la presentación del Programa Fiscal y Metas de Inflación 2016-2019 donde incluyó el impacto que tendrían las promesas electorales de Macri, como el levantamiento del “cepo cambiario”, la devolución del 35% del Impuesto a las Ganancias o la reducción de las retenciones a ciertas exportaciones.

Cambios metodológicos

En cuanto al cálculo oficial, el Ministerio aclara que el nuevo dato surge de dos modificaciones: quitar de los ingresos las ganancias que obtienen el Banco Central de la República Argentina (BCRA), a través de sus utilidades y adelantos transitorios, y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, por las acciones que el Estado nacional tiene en varias empresas; e incluir la deuda flotante (es decir, la deuda pendiente de pago del Gobierno nacional y no los pagos efectivamente ejecutados) como parte de los gastos.

Sin embargo, desde el punto de vista de las prácticas presupuestarias, el primer cambio no respeta los estándares internacionales. Según el Manual de Estadísticas de Finanzas Públicas publicado en 2001 por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que el Ministerio de Economía utilizó hasta esta gestión como referencia para su propio manual, las ganancias que obtiene el FGS y el Banco Central deben ser consideradas como parte de los ingresos del Estado. Así lo detalla el organismo internacional en el punto 5.86 del documento.

Con respecto a la inclusión de la deuda flotante como parte de los gastos, “el comunicado del Ministerio mezcla la información de lo pagado con lo que ellos estiman es el gasto que el gobierno anterior no registró, a fin de dar una idea de lo que consideran la herencia recibida y que estas erogaciones, que se registrarán y pagarán en 2016, queden para la opinión pública asociadas a 2015”, explicó a Chequeado Gonzalo Torres, economista del IARAF, aunque aclaró que “la Oficina Nacional de Presupuesto no incorpora estas estimaciones en la información oficial publicada ya que no corresponde mezclar criterios”.

Por otro lado, Juan Ignacio Balasini, ex director de Modelos y Proyecciones del Ministerio de Economía de la Nación hasta enero de 2016, observó: “Tampoco se publicó la serie histórica con esta modificación, por lo que ya no son comparables los resultados fiscales de 2014 y 2015 con los anteriores debido a que no se conoce la ‘deuda flotante’ de los períodos previos a 2014”.

“La metodología convencional para calcular el resultado fiscal surge de estándares internacionales: es la cuenta ahorro-inversión-financiamiento”, señaló Gustavo Sibilla, director de Investigaciones de la ASAP, y concluyó que “cualquier retoque heterodoxo a esa metodología afecta la comparabilidad intertemporal, interna y externa”.

Consultado por Chequeado, el Equipo de Comunicación de Peña envió la siguiente explicación respecto del cálculo que arroja que el déficit fiscal alcanza el 7% del PBI: “El número se compone de: 5,8 de déficit primario de herencia recibida (por gastar más de lo que se recaudó, por gastar sin pagar algunas facturas, esto incluye deudas con proveedores, deudas con organismos, entre otros); 1,3 de medidas impositivas y normalización -donde se incluye la devolución del ingreso a la AFIP correspondiente al cobro por anticipado producto del dólar ahorro, que debe ser devuelto a los contribuyentes. En el número no se incluyen las rentas del FGS, porque esos ingresos son la contrapartida de la descapitalización del fondo de los jubilados, y del BCRA, porque en un contexto inflacionario y con un BCRA sin reservas no se pueden distribuir utilidades ficticias”.

Con respecto a la metodología -agregaron desde Jefatura de Gabinete-, la misma es utilizada por el sector privado, algunas consultoras, bancos e incluso la Asociación Argentina de Presupuesto Público (ASAP)”. Sin embargo, la ASAP, fuente también citada en la nota, sostiene que la nueva metodología no está alineada con los estándares internacionales.

Temas

29 Respuestas

Nahuel 17 de Marzo de 2016 a las 10:52 pm

engañoso ? vamos chequeado! es Falso! objetivamente y demostrable, por qué la suavidad?

Marcelo 22 de Noviembre de 2016 a las 9:16 am

?

Alejo 22 de Noviembre de 2016 a las 9:29 am

El gráfico deja en claro que el déficit fiscal del segundo gobierno de Cristina no tuvo nada que envidiarle al déficit del gobierno de De la Rúa.

Mariano Obeid 22 de Noviembre de 2016 a las 11:42 am

“Si bien los cálculos de déficit de 2015 arrojan las cifras más altas de las últimas dos décadas, el número mencionado por el Jefe de Gabinete responde a una metodología que sobreestima el porcentaje y no respeta los estándares internacionales en la materia.”

Justamente es al reves, dicen que es engañoso porque “tecnicamente” no es mentira porque tienen un estudio que lo avala, pero seria cuestionable la metodología del estudio.

Dejen de bardearla gratis, esta muy bien el informe, es re objetivo que mas quieren?

Edu 22 de Noviembre de 2016 a las 5:03 pm

Macri se merece esta suavidad, o no?

Sebastián Paschmann 18 de Marzo de 2016 a las 9:46 am

Creo que también habría que aclarar, o al menos es lo que interpreto de lo que se comunica en el texto, que la ASAP no desmintió el hecho de utilizar o no la metodología, que al parecer es lo dicho por la Jefatura de Gabinete en su comunicado, sino se limitaron a informar que dicha metodología no está alineada a estándares internacionales. Creo que aclararlo objetiva los dichos. De no ser así, y mi interpretación del texto estar equivocada, me gustaría si por favor lo podrían mencionar con mayor claridad. Gracias

Damian 18 de Marzo de 2016 a las 10:20 am

Me están cargando? Dejen de poner engañoso a todo, esto es claramente falso no hay ningún dato que aporte que sea verdadero

Facundo Guerra 18 de Marzo de 2016 a las 10:44 am

Disculpen, pero después de leer la nota, el resultado no es “engañoso”, es “falso”. El déficit no es de 7% bajo ningún punto de vista.
Sería interesante también que compararan el déficit en otros países del mundo, o hicieran alguna nota más bien explicativa de lo que significa la herramienta política del superávit. El déficit público (cuando es bajo y manejable) no siempre es malo, sino hasta necesario sobre todo en escenarios de debacle financiera global.
Acá hay una página española que mide el déficit en EE.UU., chequeénlo: http://www.datosmacro.com/deficit/usa

PepeLui 19 de Marzo de 2016 a las 5:25 pm

Estimado, se está comiendo un “pequeño” detalle: ellos emiten los dólares, la moneda aceptada internacionalmente.
¿Por qué los Treasury bills son los “bonos libres de riesgo”? Porque tienen el respaldo atrás de que quien los entrega tiene el poder de imprimir dólares.
Y el impacto de su emisión en su nivel de precios de la economía ni se compara con el de una economía como la nuestra.

Fernando 20 de Mayo de 2016 a las 5:44 pm

Cual “debacle financiera global”?, en que planeta vivis?

@AleRMazzei 18 de Marzo de 2016 a las 12:14 pm

O sea q es “ENGAÑOSO” unicamente porq supieron “explicar” la extraña metodologia aplicada aunq nadie mas q ellos la avalen e incluso todos los organismos y profesionales consultados digan q es equivocada? Mucha bondad, acaso no deberia ser “FALSO”? X q?
Saludos

Nahuel 18 de Marzo de 2016 a las 12:53 pm

El “metodo” de calculo del deficit que utilizó Prat Gay es un invento suyo, completamente fuera de cualquier estandar para este tipo de medicion, pero tenian que plasmar la mentira del 7% de deficit que venian enarbolando en campaña de alguna manera.

claudio baldoni 18 de Marzo de 2016 a las 5:15 pm

si un bioquímico hace un análisis de sangre y deliberadamente cambia la metodología para obtener un resultado, los resultados no son válidos, son falsos, o lo que es aún peor “adulterados” lo que indica la intención deilberada de alterar algún resultado. Debería existir la calificación de “peor que falso” para estos casos. Acá se viola uno de los principio mas básicos de la información contable (tan básico que lo veíamos en contabilidad de 3er año de la secundaria) el de la fiabilidad.

Ariel Ordás 30 de Marzo de 2016 a las 4:32 pm

pero si es FALSO ponele FALSO! o expliquen porqué, al menos

Laura 1 de Abril de 2016 a las 11:48 am

Pero al leer la nota el resultado del chequeo es “falso”, no “engañoso” como pusieron. Ojalá que la gente no se quede sólo con el título.

Marcela 2 de Abril de 2016 a las 2:50 pm

Me parece que si el dato es falso no corresponde poner engañoso.
El proyecto de chequeado es buenisimo, ojala podamos confiar en sus chequeos cada vez mas!

Leonardo 20 de Mayo de 2016 a las 5:48 pm

Si vuestros dictámenes son tendenciosos de nada sirve invertir los esfuerzos en realizar los análisis de verdad o falsedad. Claramente es falso, sobretodo tratándose de números muchachos!

Fernando 20 de Mayo de 2016 a las 5:49 pm

Mas de 4% de déficit con la tasa de la FED casi negativa, en default, con 30% de pobres, 40% de empleo en negro, sin infraestructura, cortes de luz de gas, la educación con las peores estadísticas de la historia y el problema es si es si Chequeado es FALSO o ENGAÑOSO, asi estamos de ignorantes que somos

Esteban 18 de Junio de 2016 a las 3:39 pm

Más allá de toda esa información bien a lo cassette “PRO”, te recuerdo que el Indec de Macri informó que la economía de 2015 creció un 2,1%. La relación deuda pública/externa en relación al PBI fue del 40 y del 16% respectivamente (podés chequearlo en http://www.usdebtclock.org, una página de mediciones macroeconómicas yanki). O sea, una economía que creció al 2,1 % y una relación total de deuda al PBI de 56%, mientras que Inglaterra por ejemplo ocupa el 97% de su PBI sólo con deuda pública (y no mata a su gente de hambre como este gobierno). Esa fue la “herencia” que recibió el macrismo. Y Broda ahora dice que caemos al 6%…Alguien está haciendo las cosas muuuuuy mal. Si bien lo que había antes no era bueno en muchas cosas, esto que hay ahora es claramente peor. Los números no mienten.

Ale 20 de Mayo de 2016 a las 6:34 pm

En todo caso es exagerado, pero no engañoso. Peña quiso decir que el déficit fiscal es altísimo. Y efectivamente lo es. ¿Cuál es el engaño ahí?

NicoAA 11 de Junio de 2016 a las 9:35 am

Si las mediciones con estándares aceptados dan un déficit en torno al 4%, decir que el déficit es del 7% es sobrestimar el déficit en un 75% más (7 es el 175% de 4). Eso es mucho más que exagerar, eso es mentir.

Sergio 20 de Mayo de 2016 a las 6:38 pm

Otra más que en lugar de “falso” ponen “engañoso”, y van…

Juan José Herrero 13 de Junio de 2016 a las 1:42 pm

excelente la nota, una lástima que la arruinen poniendo ENGAÑOSO a algo que ustedes mismos dejan claro que es FALSO

Esteban 18 de Junio de 2016 a las 3:30 pm

Deberían haber puesto “FALSO”. Aunque “engañoso” coincide perfectamente con el individuo en cuestión, constantemente emite frases engañosas, tendenciosas o cínicas.

Constanza 25 de Julio de 2016 a las 12:28 pm

Coincido totalmente, es tendencioso que todo sea “engañoso” cuando son números que circulan.
Ahora, no me quedó claro lo del “levantamiento del “cepo cambiario” -que, en la práctica, implicó la devolución del 35% del Impuesto a las Ganancias-” y “la reducción de las retenciones a ciertas exportaciones”. En principio, no entiendo la relación entre la devaluación del peso por la quita del cepo, y la devolución del Impuesto a las ganancias. Luego, si el Ministro utilizó la estimación de sus propias políticas deficitarias, por qué endilga el 7% de déficit al gobierno anterior. Gracias.

Nahuel Patiño 25 de Julio de 2016 a las 1:43 pm

Los datos del PBI son las cifras revisadas?????

Pablo 22 de Noviembre de 2016 a las 9:05 am

ENGAÑOSO
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Entiendo el porqué de esta calificación. Gracias por la nota.

santiago 22 de Noviembre de 2016 a las 12:29 pm

que flojos que estan muchachos, siempre con lo mismo. Cuando miente un macrista le ponen ENGAÑOSO, cuando un k abre la boca es ENGAÑOSO FALSO EXAGERADO.

Elda Gallo 22 de Noviembre de 2016 a las 2:18 pm

Es FALSO…no Engañoso. FALSO
FALSO de toda falsedad.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Del Caño: “El 70% de los jubilados y pensionados no alcanza a cubrir sus necesidades básicas” Nicolás Del Caño, diputado nacional por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, criticó en Twitter la situación de los adultos mayores en el país. “El 70% de los jubilados y pensionados no alcanza a cubrir sus necesidades básicas”, aseguró. ¿Qué muestran los datos? El 70 % de los jubilados y pensionados no alcanza […]

Chequeo Diario

CFK, sobre “Argentina Trabaja” y “Ellas Hacen”: “El Gobierno que yo dejé con 207 mil planes sociales hoy tiene 467 mil” La ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, presentó su libro “Sinceramente” en la Feria del Libro. “El Gobierno que yo dejé con 207 mil planes sociales hoy tiene 467 mil, casi medio millón, de planes. Muchos más que los que tenía el gobierno de ‘choriplaneros’ y ‘planeros’”, aseguró. Previamente, la actual senadora […]