Petrella: “Somos el primer gobierno en entregar títulos de propiedad en villas y buscar incorporarlas en la Ciudad” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesEngañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Petrella: “Somos el primer gobierno en entregar títulos de propiedad en villas y buscar incorporarlas en la Ciudad”

El primer candidato a legislador por el PRO, Iván Petrella, calificó la gestión de su partido en la Ciudad de Buenos Aires como “progresista” y mencionó varios logros de gestión. Entre ellos, recordó en una entrevista en La Nación: “Somos el primer gobierno en entregar títulos de propiedad en villas y buscar incorporarlas plenamente en la Ciudad”.

El gobierno actual fue el primero en otorgar títulos de propiedad individuales a habitantes de la ex Villa 19 (hoy Barrio INTA), una zona que se encontraba prácticamente urbanizada cuando Mauricio Macri asumió, y planea hacerlo en otros barrios de emergencia. Sin embargo, según los especialistas consultados, la frase parte de una premisa falsa: que la regularización dominial implica per se efectos positivos en las condiciones de la vivienda, sin importar pasos más importantes como el acceso a los servicios básicos y la calidad habitacional.

En este sentido, la Ciudad sancionó seis leyes en el período 2000-2009 que prevén el mejoramiento en infraestructura y la urbanización de villas de la Ciudad. Todas fueron incumplidas, incluso la ley de las villas 31 y 31 bis aprobada durante la gestión Macri.

El Gobierno de la Ciudad entregó, a fines de 2012, 180 títulos de propiedad a familias del Barrio INTA, en el marco de la Ley 4232 y del Programa Regularización y Ordenamiento del Suelo Urbano (PROSUR Hábitat). Se trata del principal programa de Corporación Buenos Aires Sur, la empresa estatal que tiene a cargo la gestión de tierras y regularización de la tenencia de algunas villas de la Ciudad.

Según un informe sobre la historia de las Villas de la Ciudad de Natalia Jauri, socióloga (UBA) y doctora en Ciencias Sociales (CONICET), existieron otros antecedentes de regularización dominial anteriores a la gestión de Macri. En el gobierno de Carlos Grosso, por ejemplo, “se avanzó en la transferencia de dominio de 390 viviendas, con sus respectivos lotes, en la Villa 12, y en la transferencia de dominio en bloque de las tierras donde se asienta la Villa 21-24 a una Mutual de la propia villa (transferida en el marco del Programa Arraigo)”.    

La investigadora de la Universidad de General Sarmiento (UNGS) María Cristina Cravino aclaró que en esos dos casos no se entregaron títulos de propiedad sino boletos de compra venta. “El boleto es el primer paso para la regularización y es fundamental porque se reconoce el derecho y no va a haber desalojos, luego sigue la escritura individual”, explicó, que fue en lo que logró avanzar el Gobierno porteño.

De todas maneras, la antropóloga (UBA) y especialista en asentamientos informales agregó que la 19 y la 6 son las dos villas que mayor porcentaje de urbanización lograron en la década del noventa. Esto devino, según Cravino, en un reducido aumento de la población y le permitió a la gestión actual, apenas asumió en 2008, poder avanzar en la regularización dominial fácilmente, sin tener que hacer grandes intervenciones en infraestructura y espacio urbano.  

Los resultados del Censo 2010 muestran que las villas más habitadas de la Capital son la 21-24 en Barracas, la 31-31 bis en Retiro y la 1-11-14 en el Bajo Flores, mientras que la ex Villa 19 (Villa Lugano) y la 6 (Parque Avellaneda) se ubican por debajo. Al mismo tiempo, tampoco fueron las que más crecieron entre 2001 y 2010. “Se destacan altos crecimientos entre los años extremos en las Villas 1-11-14, 3, 20, 21-24, 26 y 31-31 bis, ubicadas con excepción de la última, en la zona sur de la Ciudad”, revela un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad.

La escritura como último paso

El jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, anunció el año pasado que el Gobierno de la Ciudad avanzará en la regularización dominial de otras villas de la Ciudad, así como lo hizo con el Barrio INTA.

El problema de fondo es que el título de propiedad es lo penúltimo que importa a la hora de querer urbanizar las villas -puntualizó Pablo Vitale, becario de investigación del Instituto Gino Germani y especialista en villas-. Ese es un paradigma establecido en los ‘90 por (el economista peruano, Hernando) De Soto, que planteó que la regularización dominial generaba transformaciones sustantivas en las condiciones de vida y está probado que no es así”.

Luciana Bercovich, coordinadora del programa Derechos y Construcción Comunitaria en Villas de la Asociación Civil Por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), destacó a Chequeado.com que “la entrega de títulos que se está realizando en algunas villas pequeñas es un paso en la integración, pero diría que no el único ni el más importante. La integración se hace brindando acceso a servicios y bienes públicos de un modo igualitario, lo cual no ocurre”.

A la misma conclusión llegó Cravino: “Según esta concepción, se regulariza el suelo sin importar la calidad de la vivienda. El Gobierno de la Ciudad está entregando títulos de propiedad en PHs, con lo cual si viven diez familias en 72 metros cuadrados no es problema del Estado. Y eso, si bien les da a los vecinos un legítimo derecho, en la práctica puede no implicar ninguna mejora estructural”.

Las posibles consecuencias de esta política, según la especialista, son el aumento de piezas de inquilinatos de gran precariedad y con altos niveles de hacinamiento, el despliegue del comercio informal, y las grandes heterogeneidades y desigualdades habitacionales en estos espacios.

El informe de Jauri subraya, en este sentido, que la gestión de Macri enfatizó fundamentalmente “la mejora de fachadas de las viviendas autoconstruidas y de los espacios públicos preexistentes en villas”. Tal es el caso de la Villa 31 y 31 bis, donde el Gobierno porteño ayudó a los vecinos a que pintaran el frente de sus casillas en la Calle 9 y la Colectora, y construyó una cancha de fútbol 5 dentro de la misma.

Urbanizaciones pendientes

La Legislatura de la Ciudad votó seis leyes de urbanización de diferentes villas o asentamientos desde el año 2000 hasta la actualidad. De ese total, según un mapa elaborado por la ACIJ, todas fueron incumplidas por las gestiones que se fueron sucediendo al frente del Ejecutivo porteño. La última de ellas fue la Ley 3343, de urbanización de la Villa 31 y 31 bis, sancionada en el año 2009 por unanimidad y con el voto afirmativo del PRO.

La norma dispuso la creación de una Mesa de Gestión que trabajó durante 14 meses, y emitió un dictamen que creaba herramientas legislativas para llevar a la práctica la urbanización definitiva de las villas de Retiro.

Ese anteproyecto planteaba, entre otras cosas, la creación de una Unidad Ejecutora; la transferencia de los inmuebles del Estado nacional; un programa de relocalizaciones para los casos que así lo necesitaban, con posibilidad de expropiación de los terrenos de YPF-Repsol, y otro para las adjudicaciones de las viviendas, incluyendo la metodología de pago, entre otras acciones.

Todos esos dictámenes implicaban nuevas votaciones en la Legislatura, pero nunca se dieron porque el PRO no quiso tratarlos y no fueron discutidos en el recinto, hasta que perdieron estado parlamentario”, recordó el arquitecto de la Facultad de Arquitectura y Desarrollo Urbano (FADU) Javier Fernández Castro, quien fue interventor judicial en la Villa 31 y hoy es candidato a legislador porteño por el partido Alternativa Popular.

El especialista recordó que “hoy es ley que se urbanice y que se lo haga dentro de la 31, pero los instrumentos para que esa norma se cumpla no fueron sancionados. No hay ni presupuesto ni norma urbana para que eso se efectivice”, concluyó.

Para más información, ver: Qué fue de la urbanización de las villas 31 y 31 bis

Temas

Comentarios

  • Ignacio Céspedes Ayala19 de julio de 2018 a las 8:53 pmSeria bueno que el Gobierno o una comisión rastreara mediante Internet y los pagos de Luz , Agua u otros Servicios, para controlar, si evidentemente el supuesto propietario no tiene otra vivienda en Capital o Provincia, hay muchos que no son dueños, son inquilinos, o sea necesitan para lucrar alquilando.
  • Jorge9 de febrero de 2019 a las 3:18 pmUNA VERGUENZA. POLITIQUERÍA DE CUARTA. FOMENTAN EL ATRACO Y LA TOMA DE PROPIEDADES. Vienen de países limítrofes en estado de miseria USURPAN TIERRAS y después los URBANIZAN Y LES REGALAN CASAS. Bravo fomentemos la delincuencia QUE DA VOTOS
  • Tin cho9 de septiembre de 2019 a las 7:58 pmGente que usurpó terrenos. Hizo construcciones para alquilar. Son inmigrantes que incluso les sobra dinero para enviar a su país.no aportan ni un centavo. Cobran asignaciones. Pese a todo eso y más, despues de 80años un gobierno decide darles viviendas dignas pagando poco dinero (que no lo vale ni el terreno)...se enojan y solo el 16% voto a Macri..... Si los echas sos nazi. Si obligas a trabajar o cumplir sos un oligarca.... Si no vuelve Roca este país tiene fecha de vencimiento.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *