Chequeado

Santilli: “No hubo ninguna subejecución [en mantenimiento e infraestructura pluvial]”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.



Es cierto que la partida de mantenimiento registró un nivel de ejecución alto en 2012. Sin embargo, el rubro “Construcciones” de la Dirección de Infraestructura Pluvial sólo se ejecutó en un 12 por ciento.

En una entrevista en el programa “Palabras +, Palabras -”, el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, negó que se hayan subejecutado las partidas destinadas a obras para contener las inundaciones en la Ciudad. “No hubo ninguna subejecución [en mantenimiento e infraestructura pluvial]”, afirmó y agregó que la inversión no realizada se debió a la falta de avales para obtener financiamiento externo.

Es cierto que la partida de mantenimiento registró un nivel de ejecución alto en 2012. Sin embargo, no sucedió lo mismo con el rubro “Construcciones” de la Dirección de Infraestructura Pluvial que llegó solo al 12 por ciento. Esta última partida incluye las obras de control de inundaciones en la cuenca Arroyo Vega – Medrano.

Las tareas de mantenimiento de la red pluvial en la Ciudad de Buenos Aires están a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público. La gestión de obras hídricas (es decir, la ejecución de obras y la preparación de proyectos en las cuencas de la Ciudad), por otra parte, se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Urbano, y uno de sus principales programas es el de “Desarrollo de la Infraestructura de la Red Pluvial”.

Según los datos de la ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda de la Ciudad, el Gobierno porteño ejecutó en 2012 el 95% de los $147 millones vigentes en el programa “Mantenimiento de la Red Pluvial”, pero sólo el 24% de los $50 millones del programa “Desarrollo de la Infraestructura de la Red Pluvial”. En este último caso, la ejecución fue más baja aún en el rubro “Construcciones”: 12% de los $40,5 millones vigentes hasta el cuarto trimestre.

En realidad, el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo a la Legislatura a fines de 2011 destinaba una cifra de $294 millones para, entre otros objetivos, el “inicio de las obras de las cuencas Vega – Medrano, las que incluyen la ejecución de túneles aliviadores y ramales secundarios en un plazo de 36 meses”. Ese monto, de acuerdo con el documento anteriormente citado, se financiaría con $189 millones provenientes de Financiamiento Externo y $105 millones del Tesoro de la Ciudad. Sin embargo, hubo dos recortes a ese monto inicial debido a dos causas diferentes:

En primer lugar, el Gobierno de la Ciudad no logró el préstamo que había presupuestado para estas obras al no obtener el aval del Banco Central. En 2008, el GCBA licitó la obra de la cuenca del Arroyo Vega – Medrano a pesar de no contar con la totalidad de los fondos necesarios para afrontarla, según se desprende del informe “Infraestructura de la Red Pluvial” publicado en 2012 por la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA).

Luego, la empresa adjudicataria de la licitación, Constructora Andrade Gutiérrez – Vialco S.A., propuso un financiamiento que incluía un crédito del BNDES de Brasil y del BNP Paribas de ese mismo país en el marco del Convenio CCR-ALADI, un sistema de compensación entre los Bancos Centrales de los Estados parte de la Asociación Latinoamericana de Integración. Y la Legislatura aprobó el endeudamiento a través de la sanción de la ley 3.226 en 2009.

“Sin embargo, dicho instrumento legal (…) autoriza un mecanismo de garantía del financiamiento que no se adecua a la normativa que regula el marco de aplicación del Convenio CCR-ALADI, propuesto como forma de financiamiento de la obra en cuestión por parte del oferente”, detalla el informe de la AGCBA. Es decir que la garantía que proponía la ley porteña en su artículo 3 (“los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos”) no se adecuaba al convenio mencionado.

Recientemente, el Gobierno de la Ciudad obtuvo el aval del Gobierno nacional para un crédito del Banco Mundial. Serán US$ 150 millones y se destinarán a la obra del canal aliviador del Arroyo Vega.

En segundo lugar, como se observa en el proyecto de 2012 finalmente aprobado, el Ejecutivo también decidió recortar $61 millones de los $105 millones que el Tesoro preveía para estas obras, y reasignarlos a otro rubro, achicando el programa de financiamiento de la infraestructura de la red. De esta manera, los recursos del Tesoro destinados a la construcción de red pluvial pasaron a ser $40 millones a comienzos de 2012, de los cuales se ejecutó el 12 por ciento.

 

Temas

34 Respuestas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Sica: “Argentina ya es el tercer productor mundial de litio” El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, destacó en su Twitter la oportunidad que tiene el país con la producción del litio y sostuvo que el país ya ocupa el tercer puesto como principal productor de este mineral. #Argentina ya es el tercer productor mundial de #litio: tenemos una gran oportunidad […]

Chequeo Diario

Pignanelli: “En los últimos 4 o 5 meses perdimos fácil 7 mil puestos de trabajo” El secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, habló en una entrevista en Radio 10 sobre la situación del empleo en la industria automotriz. “En los últimos 4 o 5 meses perdimos fácil 7 mil puestos de trabajo”, señaló. ¿Qué dicen los datos? Según datos oficiales del Ministerio […]