Chequeado

Según Clarín, “sólo la mitad de los argentinos con colesterol elevado está bajo tratamiento”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Flickr | CC - Iñaki Pérez

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am | Tiempo de lectura: 3 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am
| Tiempo de lectura: 3 minutos
¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am | Tiempo de lectura: 3 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am
| Tiempo de lectura: 3 minutos
¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am | Tiempo de lectura: 3 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
23 noviembre, 2017 11:47 am
| Tiempo de lectura: 3 minutos
La afirmación es parte de las conclusiones de una encuesta de la agencia Kantar TNS y fue levantada en una nota del diario. Sin embargo, el artículo publicado tiene errores conceptuales que resultan en un mensaje alarmista y que fomentan la medicación de individuos sanos.

“Sólo la mitad de los argentinos con colesterol elevado está bajo tratamiento”, es el título de una nota publicada por el diario Clarín en septiembre último, y agrega que este “es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares” (infartos, por ejemplo). Se asume, además, que todos los pacientes que sufren de “colesterol alto” deben cumplir tres indicaciones básicas para controlarlo: “alimentación saludable, actividad física y medicación”.

Sin embargo, la nota -que surge de una encuesta realizada por la agencia de investigación Kantar TNS y, según el sondeo al que pudo acceder Chequeado, se realizó entre junio y julio de este año a 1200 habitantes de 18 años y más en todo el país- tiene errores conceptuales que resultan en un mensaje alarmista y que fomentan la medicación de individuos sanos. A continuación se explicará por qué.

La definición de colesterol “alto” que se utiliza en la nota consiste en tener los valores de las lipoproteínas de baja densidad (también conocidas como “colesterol malo”, ya que es esta fracción del colesterol total la que parece asociarse a mayor riesgo cardiovascular) mayores a 130 miligramos por decilitro (130 mg/dl). Esto genera la errónea interpretación de que, al tener exceso de lipoproteínas y afectarse la libre circulación de la sangre, toda persona con un nivel de colesterol mayor a 130 mg/dl debería recibir medicación.

La indicación de tratamiento farmacológico a personas que nunca han presentado un evento cardiovascular es un tema controvertido que ha llevado a discrepancias significativas en las recomendaciones de las principales organizaciones mundiales encargadas de tratar estos temas (la Sociedad Europea de Cardiología, el Equipo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos y la Asociación Americana del Corazón, entre otras). Sin embargo, todas coinciden en que esta práctica debe realizarse teniendo en cuenta los factores de riesgo del individuo en cuestión, como el tabaquismo, la obesidad, la hipertensión arterial y la edad, y no sólo el valor de su colesterol (como está planteado en la nota).

El tratamiento farmacológico con estatinas (drogas que bajan el colesterol) se podría considerar en, por ejemplo, un paciente de 75 años con valores “bajos” de colesterol, que fuma y padece hipertensión arterial (es decir, que tiene una probabilidad estimada del 30% de sufrir un infarto en los siguientes diez años), mientras que no sería óptimo considerarlo en alguien que tenga valores de colesterol “altos” pero sea de menor edad o no tenga otros factores de riesgo (probabilidad estimada de 3% de sufrir un infarto en los siguientes diez años).

La encuesta citada muestra resultados acordes con lo señalado en el párrafo anterior pero estos no fueron mencionados en la publicación de Clarín. De acuerdo con el estudio de Kantar TNS (ver página 20), del 58 al 72% de los encuestados con mayor riesgo cardiovascular por la edad (entre 50 y más de 65 años) está en tratamiento, mientras que sólo el 28 y 34% de aquellos que tienen un riesgo menor (entre 18 y 34 años) lo hace. En la nota se generaliza a la mitad de los argentinos como si todos tuviesen el mismo riesgo y, por lo tanto, la misma necesidad de tratar el colesterol, pero esto no es real.

Además, al considerar la indicación de un tratamiento debe tenerse en cuenta que cada individuo tiene sus valores y preferencias. Dos personas con el mismo porcentaje de probabilidad de evitar un problema cardiovascular pueden diferir en la elección de realizar el tratamiento. En la actualidad, se han desarrollado herramientas que permiten al médico y al paciente decidir en conjunto cuál es la mejor opción en cada caso, teniendo en cuenta todos los factores.

El enfoque de los profesionales de la salud entrevistados tampoco refleja la realidad a la que se enfrentan los médicos generalistas que son quienes, por lo general, deben decidir si iniciar o no un tratamiento para prevenir eventos cardiovasculares en personas sanas.

Algunos de los conceptos por ellos expresados pueden ser aplicables a grupos de pacientes muy seleccionados, pero no son apropiados para toda la población. Por ejemplo, se sugiere la utilidad del control de carótidas (es decir, las arterias que distribuyen la sangre desde el corazón hasta la cabeza) con ecografía para determinar el riesgo cardiovascular. Esta práctica no ha demostrado ser superior a los métodos clásicos para determinar el riesgo cardiovascular y no es recomendada en la actualidad.

Las consecuencias negativas que generan este tipo de mensajes, provenientes de grandes medios de comunicación como Clarín, en el sistema de salud son enormes. En este sentido, pueden alterar la confianza de los pacientes en los médicos e incrementar el consumo de medicación innecesaria en la población en general.

La prevención de eventos cardiovasculares es un tema de máxima relevancia y no hay dudas de que deben tomarse medidas para disminuir el riesgo de nuestra población. Promover una alimentación saludable, la actividad física y hasta una mejor comunicación de los beneficios y complicaciones de los tratamientos farmacológicos disponibles son algunas de ellas. La trasmisión de mensajes confusos y alarmistas, no.

Temas

3 Respuestas

Carlos Gonzalez 23 de noviembre de 2017 a las 2:35 pm

Excelente!!! Felicitaciones por traer transparencia a un tema de semejante impacto. Fabuloso!!

Cristian 24 de noviembre de 2017 a las 8:50 pm

Excelente !!

mario 30 de noviembre de 2017 a las 8:33 pm

Excelente nota, indudablemente las metodologías de ALARMISMO absurdo dado a los grandes laboratorios y marcketineros logran que los pacientes sean deliberadamente estafados, por otro lado hay que reconocer que la droga ayuda , pero los nomencladores quien los determina ,los laboratorios tal vez lo importante es saber que el miedo a tener un infarto como asi otras enfermedades nos lleva a la preocupación y consumimos todo lo que la publicidad nos propone, mas medicamentos mas dinero mas preocupaciones y menos realismo, por suerte hay gente que estudia analiza y describe las cosas como son.
Muchisimas gracias seguire mi vida con total naturalidad y continúen derribando MITOS .

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Economía

Martín Guzmán: “La deuda pública sobre el producto bajó casi 30 puntos porcentuales en 2021” El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, brindó una entrevista al programa “Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos”, de Radio Con Vos, y fue consultado por la deuda pública del Estado nacional. “Vos decías ‘la deuda es gigante’. Ahora, yo hago una pregunta: la deuda pública sobre el producto, en el último año, ¿subió, […]

Chequeo Diario

Martín Tetaz: “Hace 11 años que en la Argentina no se crea empleo privado” El diputado nacional Martín Tetaz (Juntos por el Cambio) hizo una referencia en Twitter a los juicios laborales y citó el caso de una supuesta emprendedora que se contactó con él y le aportó documentación de un juicio laboral en su contra. Consultado por el diario Página 12 sobre este tema, el economista señaló: “Hace […]