Imagen: Arturo Chomyszyn

En proceso, demorada

Macri: “Diez años sin radarizar, sin poner escáners, sin ocupar los ríos, eso tenemos que hacerlo desde el primer día”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Se instalaron dos radares en zonas fronterizas y se extendió el funcionamiento de los cinco instalados durante el kirchnerismo. Sin embargo, sólo se avanzó en la zona norte del país y no en todo el territorio, como prometió el Presidente en su campaña.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, señaló durante el debate electoral con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, que habían pasado “diez años sin radarizar, sin poner escáners, sin ocupar los ríos”. “Eso tenemos que hacerlo desde el primer día”, agregó al referirse al control de las fronteras, y aseguró en su plataforma electoral que implementaría “la radarización 3D de la totalidad del territorio”.

Se instalaron dos radares en zonas fronterizas y se extendió el funcionamiento de los cinco instalados durante el kirchnerismo. Sin embargo, sólo se avanzó en la zona norte del país y no en todo el territorio, como prometió el Presidente en su campaña.

Apenas asumida la Presidencia, el gobierno de Macri publicó un informe llamado “El estado del Estado”. Allí, en el segmento sobre seguridad, se destacaba que sólo estaba radarizado el 17% de la frontera nacional.

Por eso, en el marco de la Emergencia Nacional de Seguridad Pública declarada en enero de 2016, instó al Ministerio de Seguridad de la Nación a la adquisición de tecnología para paliar esa situación en la zona de frontera y ordenó a las autoridades tener en cuenta “las necesidades técnicas de los sistemas de radarización con el propósito de lograr la optimización de los recursos existentes”. ¿Qué se hizo desde entonces?

“La radarización tiene dos patas. Una aérea, que depende del Ministerio de Defensa, y otra vinculada a las fronteras terrestres y fluviales, que está a cargo de Seguridad”, explicó a Chequeado Alberto Föhrig, secretario de Coordinación, Planeamiento y Formación del Ministerio de Seguridad de la Nación.

“En la pata terrestre, hay cuatro puntos fundamentales: La Quiaca, Aguas Blancas, Puerto Iguazú y Salvador Mazza. Ya inauguramos un primer Centro de Control en La Quiaca y esperamos completar los otros tres en 2018”, señaló el funcionario.

En cuanto a la incorporación de tecnología, un informe presentado por el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, ante la Cámara de Diputados señala que “el Ministerio de Seguridad de la Nación adquirió tecnología israelí (de la empresa estatal IAI Elta) para cubrir la zona de la Triple Frontera con cuatro radares y cámaras de videovigilancia de alta definición”.

Föhrig detalló que se adquirieron en Israel, además, cuatro lanchas para la vigilancia fluvial que permitirán el control de las hidrovías. “Las primeras las vamos a recibir en mayo de 2018, y en 2019 llegarán las otras dos”, indicó. “Hasta ahora no había sistema de control tecnológico. Había personal, pero no tecnología. Los radares y las lanchas van a producir imágenes que van a estar interconectados en las fronteras fluviales y terrestres. Además se van a transmitir en tiempo real a un centro de monitoreo en Buenos Aires, donde un software especial va a analizar todas las imágenes”, detalló.

El funcionario explicó que “la tecnología de Israel es compatible con las necesidades y los recursos argentinos”. Además, señaló que se envió a personal de las fuerzas de seguridad a capacitarse a ese país para el uso de los nuevos elementos.

Según informaron a Chequeado desde el Ministerio de Seguridad, este año se mejoró el funcionamiento de cinco radares que ya estaban instalados antes de la asunción del nuevo gobierno. Dichos radares están distribuidos en los siguientes puntos: Tartagal (Salta), Las Lomitas (Formosa), Posadas (Misiones), Resistencia, (Chaco) y Santiago del Estero (Santiago del Estero).

“Lo que cambió rotundamente desde que asumimos es que algunos de los radares no funcionaban y otros estaban activos sólo seis horas al día. Ahora operan 24 horas todo el año”, explicó a Chequeado Luis Green, secretario de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación.

De acuerdo con otro informe presentado por Peña ante el Senado en septiembre último, hasta ese momento habían sido instalados dos radares: en Ingeniero Juárez (Formosa) y San Pedro (Misiones). Por lo tanto, actualmente hay siete radares en funcionamiento.

Por otra parte, el informe de Jefatura antes citado señala que se instalarán tres radares militares más en Pirané (provincia de Formosa), Mercedes (Corrientes) y Sierras de Guasayan (Santiago del Estero). Además, se establece la fabricación de seis radares más, uno de ellos a fin de año. “Se trabaja codo a codo entre Defensa y Seguridad. Antes no se detectaba nada, no había aviones ni capacidad de interceptar. Ahora el Estado volvió a tener control de la frontera”, aseguró Green.

Desde el Ministerio de Seguridad explicaron a este medio que el objetivo final es cubrir el país con 36 radares de largo alcance. Sin embargo, no está definida la fecha instalación de los radares restantes.

De esta manera, si bien se adoptaron diferentes medidas para avanzar con la radarización, sólo se implementaron radares en la zona norte del país y no en toda la frontera nacional, como prometió el Presidente en su campaña electoral.

 

EN PROCESO, DEMORADA: se avanzó poco o nada en las medidas necesarias para cumplir con el compromiso, pero todavía podría lograrse en el resto del período de mandato.

donantes

1 Respuesta

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *