Chequeado

Cómo es el proceso para adoptar un niño, niña o adolescente

Pexels | CC - Dozemode

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
18 Febrero, 2019 08:24 am | Tiempo de lectura: 4 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
18 Febrero, 2019 08:24 am
| Tiempo de lectura: 4 minutos
La entrega directa de chicos para que sean adoptados está prohibida. Cuál es el camino formal y cuáles son los principales desafíos del sistema.

Después de que se le practicara una cesárea a una niña de 12 años que había sido violada en Jujuy, el gobernador de esta provincia, Gerardo Morales, señaló que tenía el pedido de “una familia muy importante” para adoptar a ese bebé. Sus declaraciones generaron una controversia que se acrecentó cuando, semanas después, él agregó que esa familia era la del fiscal federal Carlos Stornelli.

Por su parte, el fiscal precisó que su intención era “apadrinar” a la bebé “en el caso de que sobreviviera” y “solventar los gastos que pudiera haber hasta que estuviera en un lugar seguro”. Además, agregó que en el caso de querer adoptar “hay que ponerse en la fila, anotarse, hacer todos los trámites”.

Efectivamente, de acuerdo con la ley vigente, está prohibida la entrega directa de niños, niñas o adolescentes para que sean adoptados por fuera de los registros de aspirantes de guarda, y además es necesaria una sentencia judicial.

Es que un chico puede ser adoptado sólo cuando un/a juez/a declara su “situación de adoptabilidad”. En primer lugar, cuando se determina que un chico no puede seguir viviendo con su familia de origen se lo lleva a un hogar o a una familia sustituta. Esto puede ser porque en su núcleo familiar corre riesgo su integridad, porque sus padres no pueden hacerse cargo, porque fue abandonado o porque sus progenitores murieron, según describe la guía informativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Mientras los chicos están en un lugar seguro, se busca reanudar el vínculo con su familia de origen, incluyendo también a sus abuelos y hermanos. Si esto no tiene éxito, recién ahí el/la juez/a busca otra familia entre los inscriptos en el registro de postulantes para la adopción del mismo lugar de residencia del chico y, si no se encuentra, se amplía la búsqueda a nivel nacional.

“La Convención de los Derechos del Niño señala que antes de considerar la adopción deben agotarse todas las posibilidades de revinculación”, destacó a Chequeado Mariángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef Argentina, y añadió: “Hay que tener en claro que la adopción es una medida muy excepcional que se decide cuando un niño, niña o adolescente ya no tiene posibilidad de permanecer con su familia”.

Para la selección de aspirantes, las autoridades deben tener en cuenta el orden de inscripción, la proximidad geográfica y las necesidades del niño, niña o adolescente. El o los adultos elegidos para el cuidado de uno o más chicos inician un proceso de “guarda con fines adoptivos”. Después, a través del juicio de adopción, se les otorga la condición legal de hijos y padres.

Si no se encuentra a una familia adecuada en el registro, se lanza una convocatoria pública en la que se pueden presentar postulantes inscriptos y personas que no lo estén. En el sitio oficial “Buscamos familias” del Ministerio de Justicia se pueden ver las búsquedas vigentes y los datos de contacto de los respectivos juzgados.

Según informó a este medio el área de Comunicación de la Dirección del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), en la actualidad el 89% de los inscriptos manifestaron su voluntad de adoptar “un niño de un año, sin hermanos y sin problemas de salud o discapacidad. Ese porcentaje va disminuyendo a medida que se incrementa la edad de los niños, se busca familia para grupos de hermanos o para niños con situaciones de salud o discapacidad”.

Por ejemplo, “si se realiza una búsqueda para un niño ocho años encontramos que sólo el 16% de los inscriptos tiene esa disponibilidad, de un total de 4.900 inscriptos”, añadieron desde la DNRUA.

De acuerdo con el último relevamiento realizado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y Unicef, en 2014 había más de nueve mil niños y adolescentes sin cuidados parentales en la Argentina. Estos chicos, que fueron separados de su familia de origen y se encontraban en instituciones o familias de tránsito, tenían en su mayoría entre 6 y 17 años y sólo el 24% de los chicos tenía entre 0 y 5 años.

Según el estudio, la mayoría de los chicos que salieron de esta situación lo hicieron porque fueron revinculados con su familia de origen y sólo un 8% fueron adoptados. Buena parte de los adolescentes recién dejaron los hogares o las familias de tránsito cuando cumplieron los 18 años.

En esa línea, los especialistas señalan que la búsqueda de los adultos que quieren ser padres no siempre se alinean con la realidad de los chicos, y esta diferencia es una de las principales causas de las demoras en el proceso de adopción.

“En la adopción lo importante es el derecho del chico a vivir en una familia. Enfocar la discusión desde la imposibilidad de concebir de los adultos es un problema”, señaló a Chequeado Fabiana Isa, psicóloga y coordinadora del programa de extensión Atención de Niños Privados del Cuidado Parental de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA). “Es necesario trabajar con los aplicantes con su deseo de ser padres en un sentido más amplio, por fuera de las ganas de tener un bebé”, agregó.

El nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, promulgado en 2014, incluyó entre sus modificaciones al sistema de adopción y fijó plazos máximos para que se dicte la “situación de adoptabilidad”. Sin embargo, los expertos indican que no siempre se cumplen.

Otros desafíos del sistema se encuentran en la distinta aplicación de las normas en las diferentes zonas del país. “Hay disparidades entre las provincias en la administración de los registros (algunos dependen del Ejecutivo y otros del Poder Judicial); en los criterios de selección de los postulantes, que no siempre son claros; y también en la evaluación y en el acompañamiento de los adoptantes y de los chicos”, concluyó Isa.

 

Si querés dar en adopción a un hijo y vivís en la Ciudad de Buenos Aires podés dirigirte al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Juan Domingo Perón 3175) o a los Centros Integrales de la Mujer para recibir asesoramiento jurídico. Desde todo el país, podés comunicarte telefónicamente con la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos al (011) 5300-4090, que podrán orientarte. 

Temas

8 Respuestas

Laura 18 de Febrero de 2019 a las 8:47 am

Buen día, muy buena nota. Nomás les quería aclarar que el último informe de Unicef-Senaf de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales es de 2017, se socializó en diciembre de 2018 y allí se manifiesta que se mantienen en unos 9000 los chicos en esa situación. Lo que sí cambia mucho es el porcentaje de egreso que se da por adopción: del 8% que figuraba en el informe de 2014 se pasa a un 4% de chicos que egresan por adopción. Solo ese detalle quería aclarar, saludos.

Lucía Martínez 21 de Febrero de 2019 a las 4:50 pm

Hola Laura, ¿Cómo estás?
Muchas gracias por tu aporte!
No habíamos encontrado el nuevo informe. Lo vamos a tener en cuenta.
Gracias. Saludos,
Lucía

Laura Rubio 25 de Febrero de 2019 a las 8:28 pm

De nada Lucía, un gusto poder aportar. Saludos!

Arturo Lisdero Molina 19 de Febrero de 2019 a las 9:47 am

El aplicar normas sin criterio finalmente juega en contra del objetivo. Al pedir “agotar” las posibilidades de vincular al niño con su familia los jueces malgastan el tiempo de niñez del niño probando, tratando de convencer, vinculando al niño con familiares que no tienen interés en cuidarlo, que no muestran la voluntad de cuidarlo. Mientras tanto el niño llega a su adolescencia pasando de instituciones a grupos familiares donde no se incorpora realmente y viviendo, finalmente, sin una familia que lo quiera y lo cuide verdaderamente.
Si fuéramos un país con un exceso de niños sin familia, se debería intentar ubicar a los niños con su familia de origen, porque nadie más puede cuidarlos. Pero somos un país donde hay miles de parejas dispuestas a adoptar.
Un niño necesita amor, cariño, estimulación, educación, cuidados. Si su familia extendida no quiere cuidarlo (ni siquiera me atrevo a poner “puede”), no lo hará correctamente. Si en cambio, su familia muestra verdadero interés en cuidarlo y se compromete, ya se podrá ayudar para que pueda hacerlo. Pero si no quiere, es decir, no muestra compromiso con ese niño, es inútil intentar vincularlos y tratar por todos los medios de que sigan juntos.
Para agilizar los trámites deberían los jueces convocar a todos los familiares juntos y pedirles que decidan si están dispuestos a comprometerse con ese niño, si no muestran un mínimo de interés, no vale la pena intentar vinculación y se acelera la adopción.

Marcelo 20 de Febrero de 2019 a las 3:00 pm

Tampoco se menciona que en los hogares de tránsito se los mantiene el mayor tiempo posible para seguir cobrando subsidios por persona y además los utilizan para que ayuden en el cuidado a los mas pequeños. Por eso abandonan esos centros recién al cumplir 18 años.
Cada juzgado de familia en el interior usa el criterio que quiere.

Mercedes 26 de Febrero de 2019 a las 12:34 pm

Por lo que dice la nota, más allá de estar de acuerdo con tu opinión de que en muchos casos se pierde valioso tiempo en revinculaciones que se sabe que seran infructuosas, un factor decisivo es que el 89% de los aspirantes a adopcion buscan niños de menos de un año y sin hermanos.

roberto atilio catala 26 de Febrero de 2019 a las 7:52 pm

Muy buena la nota. Hoy hay un grupo auto denominado pañuelos rojos que pregonan la adopción directa. Lo que es el primer paso a la compra ventas de bebe de forma legal. Desgraciadamente se sigue haciendo de forma ilegal. Cubierto esto por el gran AMOR de una pareja que no pudo tener hijos.

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Es falso que un estudio científico haya demostrado la efectividad del dióxido de cloro contra la COVID-19 Circula a través de WhatsApp y redes sociales un mensaje viral que asegura: “Se acaba de publicar hace unas horas en una revista científica de Estados Unidos el estudio científico (revisado por pares) que por fin demuestra que el dióxido de cloro cura la COVID en el 100% de los casos. Ya es, por tanto, […]

El Explicador

Polémica entre Ciudad y Nación por las clases presenciales: qué es lo que ocurrió y quiénes vuelven a la escuela en CABA Tras la decisión del presidente Alberto Fernández de suspender las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hasta el 30 de abril próximo para frenar la circulación del coronavirus ante el exponencial aumento de casos, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó el viernes último una acción de amparo ante […]