A 10 años de la Ley de Identidad de Género: qué barreras tienen que atravesar las infancias trans - Chequeado Skip to content

A 10 años de la Ley de Identidad de Género: qué barreras tienen que atravesar las infancias trans

El Congreso nacional sancionó hace 10 años la Ley de Identidad de Género, que reconoce el derecho de todas las personas a ser reconocidas tal cual se autoperciben. Sin embargo, hoy los niños, niñas y adolescentes todavía enfrentan una serie de barreras para poder vivir plenamente en la identidad de género que consideran propia.

La Asociación Civil Infancias Libres, que se especializa en el acompañamiento de estos y estas jóvenes, realizó una encuesta entre junio de 2018 y el mismo mes de 2021 a 200 madres, padres y responsables de chicos trans para visibilizar sus experiencias y crear evidencia para futuros estudios.

A continuación compartimos las principales conclusiones del informe:

La mayoría de les niñes y adolescentes de la asociación se percibe dentro de la feminidad trans (63%), mientras que el 37% restante lo hace dentro de la masculinidad trans”, señala la ONG, que además destaca que, en el caso de aquellos chicos que tienen una identidad de género femenina, esta tiende a exponerse más temprano que en los casos de quienes se autoperciben con una identidad masculina.

“Ante los primeros indicios donde un infante con pene comenzara a experimentar prácticas o sentires asociados a lo femenino, rápidamente será encasillado como un niño afeminado, delicado o ‘maricon’ (…). Siendo este objeto de burla, adoctrinamiento, represalias, abusos de toda índole, e intentos correctivos insistentes. Mientras que un infante con vulva adhiera a actividades o prácticas más del universo de lo masculino será asociada con la ‘machona’, ‘niña rara’, ‘lesbiana’ y, con ello, invisibilizada”, agrega el análisis.

Las encuestas reflejan que las primeras manifestaciones de la autopercepción del género distinto al asignado al nacer se identifican en promedio a los 5 años. Estas manifestaciones fueron principalmente la elección de vestirse con la ropa de su madre/padre; un fuerte rechazo a las actividades relacionadas con el género asignado; y el pedido que se usen los pronombres del género contrarios a los asignados.

Los niños y niñas menores de 12 años “aún reafirman el binario de género masculino-femenino en su mayoría, mientras que algunas de las adolescencias están cuestionando fuertemente esta construcción binaria”, agrega el informe.

Después de estas primeras expresiones, el 93% de los niños, niñas y adolescentes comprendidos en la encuesta realizaron algún cambio que da cuenta de su transición de género. Esto se traduce principalmente en el pedido de ser llamado por un nombre distinto al asignado al nacer, la modificación del peinado y el vestuario.

Si bien el 85% de los infantes modificó su nombre de pila, no todos lo cambiaron en el Documento Nacional de Identidad (DNI), como permite la Ley de Identidad de Género desde hace una década: solo el 15% de las familias rectificó el nombre de sus hijos e hijas en el DNI.

Entre quienes lo hicieron, el 48% indicó que no presentó dificultades, un 36% dijo que sí se enfrentó a obstáculos y el 16% tiene un trámite en proceso. Por su parte, entre las familias que no recurrieron al trámite de rectificación, el 73% de ellas consideran realizarlo en un futuro.

Ante esas primeras manifestaciones de la autopercepción de género de sus hijos/as, las familias indicaron en un 42% que sintieron desconcierto y que no sabían qué hacer. Entre quienes buscaron ayuda, la mayoría acudieron a médicos y a recursos online.

El 80% de las familias que recurrieron a profesionales de la salud declaró que estos no les ayudaron a conocer lo que era que les pasaba a sus hijos/hijas. En una línea similar, el 73% de los consultados indicaron que en el contexto escolar no se encontraron preparados para dar una respuesta adecuada.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *