¿Cómo evolucionaron las reservas internacionales durante el kirchnerismo, el macrismo y el actual gobierno? - Chequeado Skip to content

¿Cómo evolucionaron las reservas internacionales durante el kirchnerismo, el macrismo y el actual gobierno?

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El nivel de reservas brutas terminó 2022 en torno a los US$ 44,6 mil millones, casi estable en relación con el inicio de la gestión de Alberto Fernández (Frente de Todos). Mientras que las netas rebotaron tras tocar su nivel más bajo de los últimos 6 años. 
  • Durante la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos), en tanto, las reservas se incrementaron un 75,4%, a partir del endeudamiento externo. 
  • En las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria), las reservas brutas cayeron casi 45% mientras que, en simultáneo, las netas arrancaron en niveles récord y terminaron en terreno negativo. 

El nivel de reservas internacionales de la Argentina, un indicador de la capacidad del Estado nacional para atender la demanda de divisas por parte de los contribuyentes y de las empresas, es un tema que siempre está bajo análisis. Sobre todo, cuando las alarmas se encienden frente a la pérdida de reservas netas (es decir, las de libre disponibilidad) ya que -según distintos economistas- es el “verdadero poder de fuego del Banco Central” de la República Argentina (BCRA) para responder ante una eventualidad cambiaria. 

En 2022, las reservas brutas terminaron en US$ 44,6 mil millones, lo que representó una suba del 12,45% con respecto a 2021. Mientras que las reservas netas rebotaron un 238,6% a US$ 7,7 mil millones, según datos de la consultora Analytica -que dirige el economista Ricardo Delgado, quien se desempeñó como subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal durante la gestión de Macri-, pero después de haber cerrado en 2021 en su nivel más bajo de los últimos 6 años. 

En esta nota, evaluamos cómo evolucionaron las reservas internacionales durante las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner (2009-20015), Mauricio Macri (2015-2019) y los 3 primeros años de la gestión de Alberto Fernández (2019-2022).

¿Cómo se miden las reservas?

Las reservas internacionales -que son informadas por el BCRA a diario- son los activos en dólares u otras monedas extranjeras con las que cuenta la autoridad monetaria para hacer frente a las necesidades de divisas para importaciones, deuda externa y turismo en el exterior (o emisivo).

La autoridad monetaria informa únicamente las reservas internacionales -sin discriminar las reservas netas-, y lo hace cumpliendo con los “estándares internacionales de divulgación”, destacaron fuentes de la entidad monetaria a Chequeado.

Actualmente, las reservas brutas de la Argentina se componen del swap de monedas con China, oro, liquidez de depósitos en dólares, préstamos del Banco Internacional de Pagos y Garantía de los depósitos en dólares administrada por Sedesa (sociedad anónima creada en 1995 para administrar los depósitos) y los Derechos Especiales de Giro (DEGs). Se trata, en este último caso, de un activo creado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que complementa las reservas oficiales de los países miembros, de liquidez, pero no constituye una moneda en sí misma.

Por su parte, las reservas netas -que surgen de restar a las “brutas” el swap con China, los encajes de los depósitos en dólares, los préstamos con organismos internacionales y los fondos de SEDESA- son calculadas por economistas y consultoras privadas, por lo que el dato puede variar de acuerdo con la metodología aplicada para realizar el cálculo. En términos generales, se restan aquellos activos que -por su liquidez- no permiten afrontar pagos de forma inmediata. 

Los números de Alberto Fernández

Al asumir Fernández en diciembre de 2019, el Banco Central contaba con US$ 43,8 mil millones de reservas brutas, mientras que a diciembre de 2022 ese nivel terminó en los US$ 44,6 mil millones. Se trata de una diferencia positiva de US$ 813 millones. 

La cantidad de reservas actual se encuentra en niveles máximos de la gestión de Fernández, mientras que el nivel más bajo del año y de la serie se registró en agosto del año pasado, al ubicarse en los US$ 36,7 mil millones al cierre del mes, en medio de la crisis económica que desencadenó la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía de la Nación

En cuanto a las reservas netas, al comienzo de la gestión del Frente para Todos había cerca de US$ 12 mil millones según cálculos de Analytica, que sigue la metodología de medición tradicional del FMI -y que se utiliza para medir el nivel de cumplimiento del acuerdo que la Argentina firmó con ese organismo-. 

En los 2 primeros años de gestión, las reservas netas cayeron más de un 80%, pese a que el país registró saldo comercial positivo debido a la cancelación de deuda en dólares por parte del sector privado, aseguró Andrés Borenstein, economista de Econviews, en esta nota sobre acumulación de reservas

Al cierre de 2022 las reservas netas habían caído hasta los US$ 7,7 mil millones. Esto significa una baja de US$ 4,3 mil millones con respecto a 2019. De todos modos, ese número -el último dato disponible- es auspicioso si se considera que el año había comenzado con un rojo (es decir, reservas netas negativas) de US$ 760 millones en el primer bimestre. 

Para lograr este resultado, Massa instrumentó en 2 oportunidades un dólar diferencial con el objetivo de lograr la liquidación de divisas por parte del sector agropecuario Fortalecer las reservas netas del BCRA es uno de los puntos del acuerdo con el FMI.

Guido Zack, director del área de Economía del centro de investigación Fundar, destacó en diálogo con Chequeado que “el actual gobierno asumió con un nivel de reservas bajo [N. de la R.: considerando que 2018 había cerrado en niveles récord de US$ 65,8 mil millones], sin capacidad de endeudamiento externo y con el cepo cambiario” y que “desde entonces, resiste el ajuste cambiario, de forma de evitar su traslado a precios, a través del endurecimiento del acceso a la compra de dólares, la restricción de las importaciones y los programas especiales, como el dólar soja”.

El coordinador del Departamento de Economía del Centro Cultural de la Cooperación, Martín Burgos, indicó a este medio que “la pandemia hizo caer la economía y, con ella, las importaciones, a la vez que se incrementaron los precios de los commodities lo que en un primer momento nos ayudó”. Pero agregó que, “desde la guerra en Ucrania, los precios de los hidrocarburos se convirtieron en un problema”. 

Los números de Mauricio Macri

Macri inició su presidencia el 10 de diciembre de 2015 con el nivel de reservas en US$ 24,9 mil millones (ese mes, terminó en US$ 25,6 mil millones), el menor nivel desde 2004, cuando habían terminado en US$ 19,6 mil millones. Al traspasarle el mando a Fernández, el Banco Central tenía en sus arcas cerca de US$ 44,6 mil millones, tal como se menciona más arriba. Es decir, cerró su gestión con un aumento de US$ 19 mil millones (75,4% de aumento). 

Mismo recorrido hicieron las reservas netas: al inicio de la presidencia de Cambiemos registraban un saldo negativo de US$ 1,4 mil millones y terminaron el período con un resultado positivo de US$ 12,1 mil millones, según cálculos de Analytica, la consultora que dirige Delgado. 

Burgos explicó a Chequeado que durante el gobierno de Macri hubo una gran toma de deuda, lo que permitió financiar la apertura del cepo cambiario (vigente desde 2011) mientras que, en simultáneo, crecía el déficit fiscal”. Y agregó: “Todo esto redundó en un alza de las reservas pero sobre la base del endeudamiento [N. de la R.: la deuda se incrementó en US$ 66,5 mil millones durante la gestión de Cambiemos]. En 2018 y 2019 se produjo una crisis a raíz de esto, sucesivas devaluaciones y la toma de deudas con los acreedores privados y el FMI”. 

Por su parte, Zack destacó: “El gobierno de Macri tomó la decisión de liberar de un día para el otro el mercado de capitales, lo que cerró la brecha entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones paralelas y permitió al país retornar a los mercados internacionales”.

El economista de Fundar resaltó que “la acumulación de reservas que se dio hasta inicios de 2018 no fue por un superávit comercial, sino por el incremento de la deuda pública en moneda extranjera”. Y señaló: “Así, cuando los mercados internacionales decidieron abandonar la economía argentina, el tipo de cambio pegó un salto y las reservas comenzaron a caer nuevamente a un ritmo muy acelerado que obligó a restituir el cepo cambiario”, en octubre de 2019, poco antes del final de su gestión.

Los números de Cristina Fernández de Kirchner

El Banco Central tenía reservas brutas por US$ 45,6 mil millones al asumir Fernández de Kirchner, el 10 de diciembre de 2007 (terminó el mes con US$ 46,2 mil millones). Al cerrar su primer mandato, éstas se mantenían casi estables (cerraron a US$ 46,4 mil millones), mientras que al dejar el Poder Ejecutivo en 2015 habían descendido desde el inicio un 44,6% hasta los US$ 25,6 mil millones

En cuanto a las reservas netas, el gobierno de Fernández de Kirchner dejó un Banco Central con saldo en negativo, como se menciona más arriba, pese a haber iniciado el mandato en los US$ 41,8 mil millones, un nivel récord considerando toda esta serie. 

Sobre este período, Zack dijo que “durante los primeros años del kirchnerismo, en el contexto de una mejora significativa de los precios de exportación, la posición del Banco Central fue compradora, es decir, acumuló reservas internacionales”, lo que “permitió mejorar la situación externa del país y, al mismo tiempo, mantener un tipo de cambio relativamente alto como herramienta de competitividad”. 

Además, el economista dijo que “este comportamiento se mantuvo al menos hasta 2008, aunque también podría sostenerse que duró hasta 2010 con una interrupción en los primeros momentos de la crisis subprime”.

“A partir de 2011, si bien desde un nivel elevado, las reservas comenzaron a caer, lo que llevó al gobierno de ese entonces a establecer un cepo cambiario que, de todos modos, no logró interrumpir el deterioro”, recordó Zack, y agregó: “Más allá de sus costos evidentes, la aplicación del cepo evitó el aumento del tipo de cambio oficial. Así, en estos años, el tipo de cambio dejó de ser una herramienta de competitividad y absorción de los shocks internacionales, para pasar a ser hasta el día de hoy una herramienta antiinflacionaria”. 

En resumen, el nivel de reservas brutas se mantuvo estable durante los 3 primeros años de la gestión de Alberto Fernández, mientras que en la presidencia de Mauricio Macri se fortaleció a partir del endeudamiento externo (aumentó 75,4%), y en la de las 2 presidencias de Cristina Fernández de Kirchner retrocedió casi un 45%. Una evolución similar se observa en las netas.

Temas

Comentarios

  • Ru19 de enero de 2023 a las 10:36 amLa conclusión es ...cuánto más te endeudas en dólares menos vas a tener y a los que le debes te van a tener de rodillas FMI , buitres etc

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *