Skip to content

Cómo logró el gobierno de Javier Milei el superávit fiscal en enero y qué puede pasar el resto del año

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El Gobierno nacional anunció que en enero de 2024 alcanzó el superávit primario y financiero, algo que no se lograba desde 2012.
  • Los gastos en programas sociales cayeron casi un 60% real con respecto a enero de 2023. También hubo una reducción del 32,5% en términos reales en jubilaciones y del 53,3% en el reparto a las provincias.
  • Especialistas indicaron que la reducción de las partidas está relacionada con la “licuación” de los gastos por la inflación y advirtieron que será difícil sostener este ritmo en todo el año. 

El Gobierno nacional anunció que en enero de 2024 alcanzó el superávit primario y financiero, algo que no se lograba desde 2012.

De acuerdo con la información oficial, en el primer mes del año el Sector Público Nacional registró un superávit primario de $ 2.010.746 millones y un superávit financiero de $ 518.408 millones.

El presidente de la Nación, Javier Milei, celebró la noticia desde su cuenta de X (antes Twitter): “Vamos Toto [N. de la R: en referencia al ministro de Economía Luis “Toto” Caputo]. El déficit 0 no se negocia”, escribió.

Por su parte, Caputo aseguró que “no hay antecedente mundial de una reducción de cinco puntos de déficit en un mes, y lo que eso muestra es el compromiso del Presidente con lo que nos hemos comprometido”.

En esta nota te contamos qué es el superávit fiscal y financiero, cómo se lograron estos resultados en el primer mes del año y si son sostenibles en el tiempo.

Qué es el superávit primario y financiero

Como se explica en esta nota, en nuestro país el resultado fiscal se contabiliza de 2 formas diferentes. El resultado primario compara los ingresos del Estado (por ejemplo, a través del cobro de impuestos) con los egresos (los gastos que efectúa la administración en un período determinado). 

En tanto, el resultado financiero incluye en esta ecuación los egresos por el pago de intereses de deuda. En el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por caso, el indicador utilizado para saber si se cumple o no con las metas es el déficit primario. 

Como se cuenta en esta nota, la forma de contabilizar el déficit fiscal en la Argentina cambió en los últimos años. El primer cambio ocurrió a finales de 2015, impulsado por el entonces ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat Gay, y el segundo, en 2017,  cuando Nicolás Dujovne asumió en el Ministerio. 

Cómo se logró el superávit en enero de 2024

De acuerdo con un análisis de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), durante enero los ingresos del Estado se mantuvieron estables en términos reales (es decir, contemplando el efecto de la inflación) con respecto al mismo mes del año anterior, principalmente gracias a un incremento en la recaudación del impuesto PAIS y los derechos de exportación (ambos beneficiados por la devaluación del peso en diciembre de 2023).

Es por esto que la eliminación del déficit estuvo relacionada con una caída en los gastos, que se redujeron un 10,9% en enero último, según los cálculos de la ASAP. Pero si se excluyen los pagos de intereses de deuda (que aumentaron un 141%), la caída de los gastos primarios fue del 30%. 

¿Qué partidas fueron las más afectadas? De acuerdo con los datos oficiales, los gastos de capital (es decir, fondos destinados a la realización de obras públicas y transferencias al sector privado para mejorar la capacidad productiva) cayeron un 86% real. 

En tanto, los gastos corrientes tuvieron una baja del 25,5% real, aunque al interior de este rubro se registraron fuertes recortes de partidas. 

Según un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), los gastos en programas sociales cayeron casi el 60%. El informe aclara que esto se debió principalmente a una baja en los recursos destinados al programa Potenciar Trabajo (-97%) y las becas Progresar, cuyas partidas se ejecutaron en el mes de febrero. 

En tanto, las partidas destinadas a la Asignación Universal por Hijo (AUH) cayeron 5,4% mientras que no se registraron fondos para comedores escolares y comunitarios. En cambio, hubo un incremento del 14,7% en la Tarjeta Alimentar. 

Según la OPC, las jubilaciones y pensiones cayeron un 32,5% real, a raíz de las diferencias entre la aplicación de la fórmula de movilidad y la inflación del período. 

También hubo menos partidas destinadas a las provincias: se redujeron un 53,3%, a raíz de un descenso del 11% en las transferencias automáticas y un 98% de las no automáticas. Los gastos en personal, por su parte, cayeron un 18%. 

En tanto, los subsidios tuvieron un incremento del 57,2% (según el análisis de la ASAP), explicados por un aumento del 147,5% en transporte y una caída de las partidas destinadas a otras empresas públicas como AySA y el Correo Argentino. 

En cambio, no se registraron partidas destinadas a los subsidios a la electricidad. Esos fondos deberán saldarse en el futuro, ya que se trata de pagos a las generadoras de energía eléctrica por recursos ya entregados a las empresas distribuidoras, según explicó a Chequeado Julián Rojo, economista especializado en Energía y director del Departamento Técnico del Instituto Argentino de la Energía (IEA) General Mosconi.

La sostenibilidad del superávit en el tiempo

Un informe de la consultora Eco Go (que dirige la economista Marina Dal Poggetto) señala que “enero es un mes particular y no se puede extrapolar al resto del año”. El trabajo explica que “hasta que se distribuye el presupuesto, la Administración Nacional tiene unos días sin ejecutar ningún gasto, cosa que no pasa en el resto de los meses, a lo cual se le adiciona la llegada de un nuevo Gobierno sin experiencia en saber cómo gastar (y que no lo desea hacer)”. 

Lucio Garay Méndez, economista de Eco Go, dijo a Chequeado que “para febrero la mayoría de esos temas (presupuesto prorrogado, cambio de gobierno y falta de firmas) ya están solucionados”. Y vaticinó que “en febrero no sólo va a haber gastos que sí se tienen que hacer, sino que también habrán compensaciones por lo que no se otorgó en enero”.

Garay Méndez señaló que “la licuación de las erogaciones es fundamental a la hora de explicar la consolidación fiscal” del mes de enero.

En el mismo sentido, la coordinadora de Investigaciones del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), Virginia Giordano, señaló a este medio que “si bien es positivo que el Gobierno haya alcanzado el superávit financiero, este se logró gracias a una fuerte y generalizada reducción real del gasto público, sobre todo de jubilaciones y pensiones. Además de que socialmente es muy costoso, la alerta más obvia es que la estrategia necesita de alta inflación para continuar haciendo el ajuste”.

“Para que la reducción del gasto sea sostenible es imprescindible migrar de un ajuste fiscal transitorio, basado en aprovechar la aceleración inflacionaria para licuar gastos, hacia una reducción sostenible en los gastos junto con una mejora en la calidad de las intervenciones del Estado”, aseguró la especialista.

 

Temas

Comentarios

  • Guillermo Boffa29 de febrero de 2024 a las 1:23 pmSeria interesante ahondar en el tema jubilaciones y explicar que la jubilación mínima no es la única que existe, a las mayores las van erosionando en todos los gobiernos mientras hablan de la mínima. Yo p.ej cua do me jubile hace 12 años cobraba casi 4 jub mínima, y ahora cobre 250000, se están olvidando que cada vez que tocan las jubilaciones hacen bandera con los bonos mientras el resto financiamos los bonos .

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *