Chequeado

¿Cómo variaron las retenciones al campo desde la vuelta de la democracia?

Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación

12 Marzo, 2020 15:16 pm | Tiempo de lectura: 4 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • El Gobierno aumentó las retenciones para los grandes productores sojeros, aunque bajó este impuesto para otros productos. Sectores agropecuarios llamaron a un cese de comercialización.
  • Los especialistas destacan que, además de las retenciones, hay que tener en cuenta otros impuestos, el valor del dólar y los precios internacionales.
  • Qué pasó con las retenciones durante el gobierno de Mauricio Macri y qué medidas tomó Alberto Fernández.

Luego de las modificaciones en las retenciones determinadas por el gobierno de Alberto Fernández mediante un decreto, desde algunos sectores del campo argentino se llamó a un “cese de comercialización” de granos y de ganado vacuno por 4 días para “hacer escuchar el largo reclamo” que mantiene el sector en relación a la cantidad de impuestos que paga, según informó en un comunicado las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una de las 4 entidades que conforman la Mesa de Enlace. En el medio de este conflicto, hicimos un resumen histórico de las retenciones en el país.

Derechos de exportación en la democracia: más de 2 cambios por año

Desde el regreso de la democracia en 1983, hubo cerca de 80 modificaciones en las legislaciones sobre los derechos a la exportación (conocidos como “retenciones”) de los principales productos agropecuarios, según los datos de la Bolsa de Comercio de Rosario. Los valores más altos se dieron en el caso de la soja en 1989 y 2008, más del 40%, mientras que los porcentajes más bajos se registraron en la década del ‘90, cuando se eliminaron las retenciones para varios de los principales productos y para la soja fue del 3,5%.

Baja (y suba) con Cambiemos

Las retenciones se mantuvieron en el mismo nivel desde fines de 2008 hasta finales de 2015, cuando asumió Mauricio Macri (Cambiemos) la Presidencia. En ese momento se eliminaron las retenciones para el trigo, maíz y girasol, en línea con una promesa de campaña. La soja bajó del 35% al 30% y a partir de 2018 fue bajando 0,5% por mes, llegando al 26% en agosto de ese año. 

Sin embargo, en septiembre de 2018, tras la fuertes devaluaciones que hubo en marzo y agosto de ese año, se modificó el sistema provisoriamente hasta fines de 2018. Las retenciones para el trigo, maíz y girasol pasaron a ser del 12% o $ 4 por dólar vendido, según cuál era menor. Es decir, como se daban 2 opciones, la retención efectiva pasaba a depender del precio del producto. Para la soja pasó a ser del 18% más un 12% o $ 4 por dólar, el que fuese menor (es decir, un 30% o menos).

Según un estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), a pesar del aumento de las retenciones, entre la cosecha 2014/2015 y la 2018/2019, aumentaron las hectáreas sembradas en 2,4 millones de hectáreas (gracias al aumento del maíz y el trigo, que compensaron la baja en la plantación de soja). En este sentido, la producción total aumentó -principalmente gracias al maíz y al trigo-, lo que significó alrededor de US$ 3 mil millones más.

Qué hizo Alberto Fernández

Luego de asumir en diciembre de 2019, Alberto Fernández (Frente de Todos) eliminó la opción de los $ 4 por dólar, dejando así sólo los porcentajes del 12% para el trigo, el maíz y el girasol, y del 30% para la soja. 

Según el último decreto de comienzos de marzo de este año, el porcentaje de retención para los granos de trigo y maíz se quedó en 12%, para el girasol bajó al 5% y para la soja aumentó al 33%. Igualmente, según comunicó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, este aumento al 33% de retenciones será sólo para los que exportan más de 1.000 toneladas (un 26% de los productores, según el análisis oficial), mientras que para los de menor producción las retenciones se mantendrían en 30% o incluso para los de aún menor producción (el caso más beneficioso) bajarían al 20%.

Además, hubo otras bajas a productos con mayor elaboración (como los aceites de girasol y maíz, o la harina de trigo) o a algunos productos puntuales de las llamadas “economías regionales, como arroz, legumbres o maní.

Las retenciones no son lo único que importa: impuestos, dólar y precios

Además de las retenciones, hay otros factores que intervienen en cuánta plata reciben los productores. “A las retenciones se les tienen que sumar otros impuestos, así como también hay que tener en cuenta el precio internacional que cobra el productor o el tipo de cambio real, es decir, el valor del dólar”, explicó a Chequeado David Miazzo, economista jefe de la FADA.

Esta fundación estudia cómo influyen estos distintos componentes en la rentabilidad de los productores de soja, maíz, trigo y girasol. El último dato de diciembre de 2019 muestra que de cada $ 100 de renta que genera una hectárea agrícola (es decir, el valor de la producción menos los costos), casi $ 60 se lo llevan los distintos niveles de gobierno, contabilizando tanto retenciones como otros impuestos, según el análisis que realiza trimestralmente.

Como se ve en el gráfico, el porcentaje que cobra el Estado todavía está lejos de los niveles más altos registrados a fines de 2015. Incluso es menor que en algunos momentos de Cambiemos, como en 2017. En este sentido, Miazzo sostuvo que el valor del dólar es fundamental para entender esto, debido a que hay costos (como los salarios o el transporte) que están en pesos y que, cuando el dólar está atrasado -como a fines de 2015 o mismo en 2017-, su costo real en dólares sube.

Generalmente los derechos a la exportación suben cuando hay un tipo de cambio alto, es decir, cuando se dispara el dólar. Pero pasa que los derechos a la exportación se mantienen aún cuando el tipo de cambio se atrasa, es decir, cuando hay inflación y el precio del dólar se mantiene”, sostuvo Miazzo, quien agregó que si bien los valores que retiene el Estado actualmente no se encuentra entre los peores de la serie, “hay que monitorear” el posible atraso cambiario que se podría generar, especialmente teniendo en cuenta la existencia del cepo.

Pero, incluso estimando la suba de las retenciones al 33% para la soja (que ya se discutía en diciembre), el estudio de FADA sostiene que su índice subiría cerca de 4 puntos, rozando el 65%, todavía lejos de los niveles de 2008, 2015 o 2017.

Temas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Coronavirus: certezas, mitos y falsedades de la pandemia en tiempo real La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó a la enfermedad que causa el nuevo Coronavirus, conocida como COVID-19, como una “pandemia”. Según los últimos datos, a nivel mundial hay casi 635 mil casos y 29.891 muertos, mientras que en la Argentina hay 820 casos confirmados, de los cuales 21 de ellos fallecieron, así como […]

El Explicador

Coronavirus: mirá todas las desinformaciones acá En los últimos días, así como se propagó la enfermedad del Coronavirus, también se viralizaron muchos rumores e información falsa a través de redes sociales, como advirtió la propia Organización Mundial de la Salud (OMS). Por eso mismo nos propusimos, así como chequeadores de todo el mundo, verificar diversas desinformaciones que circulen sobre el Coronavirus. […]