Chequeado

El uso del barbijo: quiénes lo recomiendan, para quién, cuáles y por qué

05 Abril, 2020 17:42 pm | Tiempo de lectura: 5 minutos
05 Abril, 2020 17:42 pm
| Tiempo de lectura: 5 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • La OMS no recomienda el uso de máscaras de forma masiva y el Ministerio de Salud de la Nación publicó un instructivo sobre cómo fabricarlos en casa. Sí es obligatorio el uso de tapabocas en el transporte público nacional.
  • Los CDC de los Estados Unidos recomendaron el uso de barbijos de tela caseros “como una medida de salud pública voluntaria adicional” para reducir la posibilidad de que personas que lo tienen sin saberlo contagien a otros.
  • Todos coinciden en que los barbijos quirúrgicos y los respiradores N95 deben reservarse exclusivamente para los trabajadores de la salud.

Última actualización: 06/06/2020

Existe un debate sobre el uso del barbijo por parte de personas que no tienen la enfermedad COVID-19 ni trabajan en el sistema de salud. Ante la falta de evidencia concluyente, organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomiendan su uso masivo, aunque el viernes último esta institucion dio a conocer una nueva recomendación en la que advirtió que los gobiernos “deberían alentar al público en general a usar máscaras donde hay una transmisión generalizada”. Es decir que pasó de no recomendar su utilización para la población en general, por considerar que se trata de una medida que podía causar una “falsa sensación de seguridad”, a sugerir su uso en las zonas en que el coronavirus SARS-CoV-2 sea de circulación comunitaria.

Con la expansión de virus, con más de 6,7 millones de personas contagiadas en el mundo y casi 400 mil muertes hasta el 6 de junio último, desde abril empezó a crecer la preocupación respecto de la cantidad de personas que podrían estar infectadas, sin presentar síntomas y que, si usaran barbijo, podrían reducir las posibilidades de contagiar a otros.

Como en muchos otros aspectos del virus, en el caso de los barbijos, faltan evidencias concluyentes y las autoridades vienen trabajando con la información que van obteniendo. Por eso, a menudo se producen cambios en las recomendaciones.

La OMS, el 30 de marzo, publicó una serie de recomendaciones respecto al uso de barbijos donde se indica que “no recomienda el uso de máscaras para los miembros sanos de la población general porque hasta ahora no se ha asociado con ningún beneficio en particular” y que quienes deben portarlas son “las personas con la enfermedad o las personas en contacto cercano con las personas infectadas”.

Sin embargo, al mismo tiempo, en esa publicación la OMS remarca que “no critica a los países que aconsejan usar máscaras”, tras las decisiones de países como Corea del Sur o Japón que distribuyen barbijos al público, o República Checa y Eslovaquia, que los declararon obligatorios, pero entiende que “son comúnmente mal utilizadas y, como resultado, no ofrecerán las protecciones previstas”.

Ejemplifica esta conclusión de la siguiente manera: “Usar una máscara puede proporcionar una falsa sensación de seguridad, lo que lleva a algunos a estar menos atentos a las medidas de higiene más importantes, como el lavado de manos. Además, quitar una máscara para que ya no cubra su nariz, o tocar el exterior de la máscara, puede hacerla menos efectiva”.

La OMS sí destaca “beneficios psicológicos y sociales” en el uso del barbijo por parte de la población en general, ya que ayuda a “prevenir la estigmatización de los infectados”. Al usarlos todos, no se estigmatiza a quienes las usan por estar contagiados.

Qué dice ahora la OMS

Ahora, a partir del viernes último, la OMS señaló que “en áreas con transmisión generalizada” se “aconseja máscaras médicas para todas las personas que trabajan en áreas clínicas de un centro de salud, no solo para los trabajadores que tratan pacientes con COVID-19”, lo que significa, por ejemplo, “que cuando un médico está haciendo una ronda preventiva en las unidades de cardiología o cuidados paliativos donde no hay pacientes confirmados con COVID-19, aún deben usar una máscara médica”.

También indicó que recomienda “que las personas de 60 años o más, o aquellas con afecciones subyacentes, usen una máscara médica en situaciones donde no es posible el distanciamiento físico”

Y, en tercer lugar, la OMS actualizó “su orientación sobre el uso de máscaras por parte del público en general en áreas con transmisión comunitaria”. “A la luz de la evolución de la evidencia, la OMS aconseja que los gobiernos deben alentar al público en general a usar máscaras donde hay una transmisión generalizada y es difícil el distanciamiento físico, como en el transporte público, en tiendas o en otros entornos confinados o abarrotados”, aseveró.

Anteriormente, Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, declaró en la conferencia de prensa del 3 de abril: “Debemos preservar las máscaras de respirador médico quirúrgico para nuestros trabajadores de primera línea. Pero la idea de usar coberturas respiratorias o cobertores bucales para evitar toser o estornudar proyectando enfermedades en el medio ambiente y hacia otros (…) eso en sí mismo no es una mala idea”.

Un día después, el 4 de abril, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos publicaron en su página oficial las recomendaciones para el uso de barbijos de tela, incluso caseros, para las poblaciones con “transmisión comunitaria significativa” de la COVID-19 “como una medida de salud pública voluntaria adicional”, y dieron consejos para su uso y confección.

Las recomendaciones de los CDC, basadas en las últimas evidencias de investigaciones publicadas en revistas científicas como The New England Journal of Medicine, The Lancet o Science, entre otras, ponen el foco en los pacientes asintomáticos: quienes portan el virus y no tienen síntomas pero pueden contagiarlo a otras personas con las que tengan un contacto estrecho.

A partir de esto, los CDC “recomiendan el uso de cubiertas de tela para la cara en entornos públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener (por ejemplo, supermercados y farmacias), especialmente en áreas con transmisión comunitaria significativa” con el objetivo de “desacelerar la propagación del virus y ayudar a evitar que las personas que podrían tenerlo y no saberlo transmitan el virus a los demás”.

Un estudio de 2015 de la revista médica británica The BMJ concluyó sobre los barbijos de tela que “la retención de humedad, la reutilización de las máscaras de tela y la filtración deficiente pueden aumentar el riesgo de infección. Se necesita más investigación para informar el uso generalizado de máscaras de tela a nivel mundial. Sin embargo, como medida de precaución, las máscaras de tela no deben recomendarse para los trabajadores sanitarios, particularmente en situaciones de alto riesgo”.

Los CDC, alineados con las recomendaciones de la OMS, desalientan el uso de los barbijos quirúrgicos y de los respiradores N95 para la población en general ya que “son suministros esenciales y se deben seguir reservando para los trabajadores de la atención médica y otros miembros del personal médico”.

Qué pasa en la Argentina

El Gobierno nacional publicó un instructivo sobre cómo fabricar máscaras caseras en reemplazo de los barbijos quirúrgicos, que señaló que son escasos y cuyo uso está reservado para el personal de la salud. El instructivo de la cartera sanitaria no supone una recomendación oficial ni la imposición de usar máscaras caseras, aunque señala que pueden usarlos “quienes concurran a lugares públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener, como supermercados, farmacias, bancos, transporte público, etcétera”.

Sin embargo, a partir del 20 de abril es obligatorio el uso de “elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para las personas que permanezcan o circulen en los servicios de transporte de pasajeros por automotor y ferroviario de jurisdicción nacional“, según una resolución del Ministerio de Transporte de la Nación publicada en el Boletín Oficial.

En aquellos días, en línea con la sugerencia de los CDC, Salta, La Rioja, Misiones, CatamarcaJujuy y Santiago del Estero anunciaron la obligatoriedad del uso de barbijo.

La Ciudad de Buenos Aires también había establecido la obligatoriedad del uso de tapabocas, así como la Provincia de Buenos Aires, para moverse en transporte público, transportes en donde viajen dos o más personas, por ejemplo, un auto particular, y espacios cerrados de acceso público, como un supermercado.

Antes de esta medida, ya habían sido varios los municipios de la Provincia que establecieron la obligatoriedad de tapabocas, protectores faciales y/o barbijos (ver acá, acá y acá).

Actualización 13/04/2020: esta nota fue actualizada con la última información disponible.

Actualización 20/04/2020: esta nota fue actualizada con la última información disponible.

Actualización 06/06/2020: esta nota fue actualizada con la última información disponible.

 

Temas

7 Respuestas

Alberto 5 de Abril de 2020 a las 6:42 pm

Lo que queda claro es que no queda claro si es por si o por no el uso del barbijo para las personas comunes. El barbijo quirurgico debe ofrecer una alta proteccion pero el usado en Corea KF94 alguna protección debe tener. No me queda claro cuanto dura y en el caso coreanp porque solo distribuyen 2 por semana-persona.

Marcela Pimentel 6 de Abril de 2020 a las 4:30 pm

Si no podemos saber quiénes son portadores sanos en una comunidad, sería mejor considerarnos todos asintomáticos y usar todos barbijos.

Graciela 7 de Abril de 2020 a las 1:18 pm

Hay un video dando vueltas, supongamos que tiene buenas intenciones, que intenta demostrar que solamente los barbijos quirúrgicos sirven para algo. Lo compartió un tal Leandro Cahn, la experiencia supuestamente la hace un bombero con distintos tipos de barbijos. En realidad, tiran un aerosol por detrás de los primeros barbijos, puestos bien perpendiculares a la cámara para que no se note. Los barbijos ni se mueven y el aerosol se dispersa en forma de triángulo perfecto por detrás. Me parece que termina teniendo un resultado nefasto, porque mucha gente cree que debe conseguir un N95 para tener algún resultado. Miente para convencer, y termina sembrando una idea falsa y perjudicial.

Claudia 23 de Abril de 2020 a las 3:21 pm

NO ME GUSTO

Claudia 23 de Abril de 2020 a las 3:22 pm

mentira me encantó

carla 17 de Septiembre de 2020 a las 9:10 am

yo uso el tapabocas y tiene que estar colocado perfectamente engancho los dos elasticos uno en cada oreja lo calzo en la barbilla menton y eso cubre nariz y boca solo se me ven los ojos

carla 17 de Septiembre de 2020 a las 9:51 pm

como sacarse un tapabocas despues que uno,a llega a su casa despues de trabajar lavarse bien las manos con los dos dedos indices de las manos desplazar de abajo hacia el medio del elastico del tapaboca y sacarlo en forma de bolsita llevarlo a un balde con agua tibia ya sea con jabon en polvo o detergente y dejarlo en remojo 20 minutos despues engujarlo, dejarlo secar y al dia siguiente se puede volver a usar

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Qué hacer (y qué no) ante la picadura de un escorpión Una o dos veces al año, con veraniega regularidad, la picadura de un escorpión se convierte en noticia y las redes sociales se llenan de consejos supuestamente bien intencionados -pero incorrectos y poco precisos- sobre qué hacer en estos casos. Los datos estadísticos muestran que, en las últimas décadas, las picaduras por escorpiones (alacranes) representan […]

El Explicador

Por la cuarentena, en 2020 las muertes por siniestros viales cayeron casi a la mitad En 2020 murieron en la Argentina 3.138 personas en siniestros viales y 8 de cada 10 víctimas fueron varones. La cifra representa una caída del 42,8% con respecto a 2018 -el último dato oficial disponible- y se explica en buena medida por el descenso en los niveles de movilidad durante los meses de cuarentena más […]