Skip to content

Elecciones 2023: cómo se contabiliza el voto en blanco en el balotaje

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • En el balotaje, los votos se cuentan sobre los “votos afirmativos válidamente emitidos”, es decir, los que eligen  una boleta de candidatos.
  • Por eso, tanto en el balotaje como en las elecciones generales el universo de votos se achica respecto al de las PASO: para calcular los porcentajes sólo se cuentan los afirmativos y se excluyen los votos en blanco.
  • De todas maneras, a diferencia de las elecciones generales, en donde se busca definir si habrá  balotaje o si el candidato más votado gana en primera vuelta, en el balotaje lo único relevante es cuál fórmula obtiene más votos para proclamarse presidente.

El próximo 19 de noviembre se disputará el balotaje entre los 2 candidatos presidenciales que quedaron en la recta final de la carrera hacia la Casa Rosada: Sergio Massa (Unión por la Patria) y Javier Milei (La Libertad Avanza). Una de las dudas más frecuentes de cara a la próxima elección es cómo se contabiliza el voto en blanco a la hora del conteo final de votos. Te lo contamos en esta nota.

¿Qué es el voto en blanco?

Es uno de los tipos de votos “válidos” que existen en el escrutinio. Los votos válidos se clasifican en 2 categorías: los afirmativos, es decir, los que eligen a alguna de las opciones electorales disponibles, y los blancos, que se emiten cuando se deposita en la urna el sobre vacío o con un papel de cualquier color sin inscripciones ni imágenes.

Según explica la Cámara Nacional Electoral, el voto en blanco “representa una manifestación de la voluntad del electorado de abstenerse de elegir entre las diversas propuestas formuladas en un sistema legal de sufragio”. La Cámara entiende que el votante expresa así “su disconformidad con todos los candidatos y con las propuestas formuladas por los partidos políticos”.

Además, existen 3 tipos de votos más: los votos nulos, los impugnados y los recurridos.

¿Cómo se cuentan los votos en blanco en un balotaje?

En la Argentina, para ganar en primera vuelta en las elecciones generales, un candidato debe obtener más del 45% de los votos afirmativos, o por lo menos el 40% de los votos y una diferencia porcentual mayor a 10 puntos con respecto a la fórmula que le sigue en cantidad de votos. Si esto no sucede, como ocurrió en las elecciones del 22 de octubre último, se realiza una segunda vuelta para definir al presidente, es decir, un balotaje.

El Código Electoral Nacional establece que en un balotaje resultará elegida la fórmula presidencial que obtenga “mayor número de votos afirmativos válidamente emitidos”.

De todas maneras, a diferencia de las elecciones generales, en donde se busca definir si el candidato más votado gana en primera vuelta o no, en el balotaje lo único relevante es cuál de las dos fórmulas obtiene más votos afirmativos para proclamarse presidente.

¿Cuál es la diferencia del conteo del voto en blanco entre el balotaje, las PASO y las elecciones generales?

Los votos en blanco se cuentan de la misma manera entre las elecciones generales y el balotaje, pero de forma distinta a las elecciones Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

En las primarias, de acuerdo con la ley, las listas deben superar el umbral del 1,5% de los votos válidamente emitidos, es decir, tanto afirmativos como blancos. Por eso, el porcentaje de votos en blanco se incluye dentro del total de sufragios de las distintas listas. Es decir, los votos se contabilizan sobre la base de los votos válidos, lo que implica que los votos en blanco son considerados en el conteo final en las PASO.

En las elecciones generales el conteo es distinto. Como en el balotaje, los votos se deben contar sobre los “votos afirmativos válidamente emitidos”. Por eso, en las elecciones generales y en el balotaje el universo se achica respecto al de las PASO: para calcular los porcentajes sólo se cuentan los afirmativos y se excluyen los votos en blanco.

Al excluir del conteo los votos en blanco en las generales, una agrupación tiene más probabilidades de alcanzar el umbral del 40% o 45% necesario para ganar en primera vuelta, en comparación con si se contabilizaran todos los votos válidos. El 19 de noviembre el proceso será el mismo: los votos en blanco serán excluidos del conteo final.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo coordinado por Chequeado y AFP que une a medios y empresas de tecnología para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña electoral.

Las vías de contacto para sumarse son: por mail a [email protected],

por WhatsApp y /ReversoAr en todas las redes.

Fecha de publicación original: 25/10/2023

Temas

Comentarios

  • Esteban2 de noviembre de 2023 a las 11:04 amEn la medida en que el voto en blanco es un voto valido, no contar estos votos es una trampa antidemocratica, es una forma de invisibilizar la voluntad de quien vota en blanco. Se informa el total de votantes, se informan los porcentajes obtenidos por cada candidato, pero no se sabe con certeza la representacion, dado que los votos en blanco quedan excluidos. Seria interesante saber la progresion del voto en blanco a lo largo de los años, aumenta, disminuye, se mantiene constante? Quiza esto no le convenga al sistema politico, en mi opinion, cada vez mas profesionalizado y alejado del votante.
  • VIVIANA CASTRO2 de noviembre de 2023 a las 2:52 pmQué pasa con lo que anda circulando, sobre la validez de las boletas para presidente y vice, que se utilizaron para las generales del 22 de octubre, y ahora pueden reutilizarse aunque la fecha sea el 19 de noviembre de 2023. Lo del voto en blanco está clarísimo.
  • Patricia Obando4 de noviembre de 2023 a las 9:41 amO Sea que el Voto en Blanco, no cuenta en este Balotaje?
  • Patricia Obando4 de noviembre de 2023 a las 9:41 amO Sea que el Voto en Blanco, no cuenta en este Balotaje?
  • Luís5 de noviembre de 2023 a las 1:50 pmYo opino que los votos en blanco según si en un balotaje hubiese empaté en los votos ya contados... Se dividen los votos en blancos y eso daría la diferencia en el caso que el resultado fuese impar...
  • Marta Elena Tocci14 de noviembre de 2023 a las 6:22 pmLos que votan en " BLANCO ", es porque no les gusta ningún candidato. Los qye votan " IMPUGNADO " es porque están indignados. Se tiene que " RESPETAR " el voto de la gente y no " LLEVARLOS PARA NINGÚN CANDIDATO ". ¿ ESTO ES EL RESPETO A LA DECISIÓN DEL CIUDADANO ? ¿ ESTO SE HACE EN UNA DEMOCRACIA ?.¿?
  • Mario18 de noviembre de 2023 a las 10:24 amCoincido totalmente con el comentario de Esteban, no se tiene en cuenta el voto de la gente que no está de acuerdo con las propuestas de ningún candidato, por supuesto a conveniencia de los politicos. Es antidemocrático.
  • Daniela18 de noviembre de 2023 a las 5:17 pmCoincido 100% con Esteban, que opinó el 2 de noviembre del 2023. Sería interesante empezar a darle más importancia a que podamos VISIBILIZAR REALMENTE, CUÁNTA GENTE VIENE VOTANDO EN BLANCO, desde que comenzó la democracia de nuevo en 1983, hasta hoy. Como sea, me pregunto qué tendríamos que hacer como sociedad si de pronto nos diéramos cuenta que el 40% del padrón votó en blanco, y que el 60% ("votos afirmativos") estuvo dividido entre un 31% y un 29%: Tendríamos un presidente que fue elegido por el 31% de los votos? Que es lo mismo que decir que el 69% de la sociedad, ya desde el principio del mandato no lo apoyaba para que sea su representante? Este sistema definitivamente no está bien ni siquiera en la teoría.... En la práctica, además, ya sabemos del clientelismo, del fraude, etc... Me pregunto si en la mayoría de los demás países el voto en blanco se deja afuera del conteo de la torta, como acá... Una pena que ni en la teoría estemos con algo que sea realmente ético y responsable. Y eso que no planteé el caso de que pasaría si más del 50% votara en blanco... Me pregunto si realmente el voto en blanco tuviera validez en las generales, si el voto hubiera sido el mismo que fue, tanto en las últimas elecciones generales, como en otras anteriores... Por supuesto, hablo desde la decepción y de la impotencia de no saber qué hacer como ciudadana para que "el sistema mejore". Me encantaría mañana ir a votar "feliz". Hace mucho que ya no lo hago ya. Escepticismo total es lo que tengo hoy: Ninguno de ambos candidatos me genera credibilidad ni confianza. Votar al que menos me moleste casi lo siento como que me digan: "Mirá, estás soltera pero ahora está prohibido quedarse soltero, así que elegite a alguien: Con cuál te molestaría menos dormir todos los días?" Y enfrente tenés a dos personajes que no les tocarían ni un pelo... Nací en 1982, para quien quiera analizarlo generacionalmente.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *