¿Cuál es el perfil científico que intenta fomentar el Estado?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La actual gestión ha dado un fuerte impulso al campo de la ciencia y la tecnología. Pero no parece haber una política clara en materia de los campos que se desea privilegiar.Además...>Becarios, con proyectos y reclamos>El panorama en el exterior

Uno de los sectores que ha recibido mayor impulso por parte de la actual gestión es el área de ciencia y tecnología. La Nación dedicó su columna de la sección Ciencia del 23 de diciembre último, por ejemplo, al balance de gestión del organismo público emblemático encargado de esta tarea: el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

El diario destaca que la institución se encuentra “en expansión” y “en pleno rejuvenecimiento”, como consecuencia de la incorporación de 500 nuevos investigadores y el aumento del presupuesto, que pasará de $1420 millones en 2010 a $1488 millones en 2011. Esto se debe también, agregó finalmente La Nación, “a una nueva visión de cuál es el papel que le cabe a la ciencia en este momento del país”.

Pero, ¿qué tipo de científicos está fomentando el Estado a través del Conicet? ¿Qué áreas impulsa? No hay un criterio definido, más allá de un intento por repartir equitativamente los cupos de acuerdo con el área de investigación y, mucho menos, una decisión política de favorecer determinados campos, de acuerdo con eventuales políticas de desarrollo del país.

Chequeado.com se comunicó con la doctora Marta Rovira, astrofísica y actual presidenta del organismo, que brindó datos al respecto. Del informe 2010 presentado por la Presidencia del Conicet, se puede ver que el staff de la institución está integrado por 6350 investigadores, 8122 becarios y 2309 técnicos y personal de apoyo. Del total de investigadores y becarios mencionados, las tablas de “Distribución de Investigadores y Becarios del CONICET” muestran que, a diferencia de los modelos de otros países (ver recuadro), las áreas que cuentan con mayor cantidad de personal son las de Ciencias Biológicas y Ciencias Exactas, una tendencia que se repite y que ha ido aumentando en los últimos diez años.  

El Conicet es el principal organismo de ciencia encargado de promover y ejecutar investigaciones en todo el territorio nacional, ya sea en el campo de las ciencias básicas como en el de las ciencias aplicadas. Actualmente, se encuentra bajo la jurisdicción del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, creado por el Gobierno nacional en 2007, y sus investigadores se desarrollan en cuatro grandes áreas (Ciencias Agrarias, Ingeniería y de Materiales; Ciencias Biológicas y de la Salud; Ciencias Exactas y Naturales y Ciencias Sociales y Humanidades), que a su vez se subdividen en cinco categorías cada una.

Para ingresar a la Carrera de Investigador Científico (CIC), los postulantes deben lograr una buena evaluación de dos jurados académicos: las Comisiones Asesoras Disciplinarias y la Junta de Calificación y Promoción. Además de dos Pares Consultores, en carácter de asesores especialistas. Luego de atravesar dichas instancias, los aprobados se incorporan al edificio central o desarrollan sus tareas en la red institucional del Conicet, conformada por 12 centros tecnológicos y científicos, según sus especialidades.

El organismo abre cada año un cupo de alrededor de 500 vacantes para nuevos investigadores. Rovira informó a Chequeado.com que para 2011, el Conicet aceptó el ingreso de 504 investigadores, de los cuales 136 se incorporarán al área de Ciencias Sociales; 134 a la de Ciencias Biológicas; 133 a la de Ciencias Agrarias y, finalmente, 101 al área de Ciencias Exactas. Y que comenzarán a trabajar en marzo próximo.

En cuanto al criterio de selección, la presidenta admitió que desde el Conicet no existe una política para seleccionar a investigadores de acuerdo con la necesidad que podría plantear la coyuntura del país, sino que se intenta que cada una de las cuatro áreas reciba al 25% de los ingresantes. Si bien ese objetivo es difícil de cumplir, por la cantidad desigual de aspirantes que se presentan en cada disciplina, Rovira subrayó que, a diferencia de otros años, en los que el 100% de los investigadores eran elegidos por orden de mérito, “este año el 14% fueron elegidos por vacancia geográfica o disciplina particular”.   

La funcionaria explicó, además, que “tanto en las ciencias básicas como en las ciencias aplicadas, el objetivo principal es fomentar a la investigación relacionada con el desarrollo tecnológico”. Cabe destacar que, actualmente, la comisión de Tecnología cuenta con 322 miembros y que, desde el 2003, aumentó su personal en un 132 por ciento.

Para el año que comienza, Rovira afirmó que “se va a apuntar a tres objetivos principales: uno es aumentar e intensificar la descentralización. De hecho, el Conicet tiene en ejecución 33 nuevas obras que agregarán 60 mil metros cuadrados de infraestructura en todo el país”. También, fomentar la relación con las universidades. Y, en tercer lugar, incentivar los convenios con empresas y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Esto, según Rovira, debido al aumento de doctores sin trabajo en el mercado. El problema surge porque la cantidad de personas que egresan por año supera en amplia mayoría las 500 becas que el Conicet pone a disposición anualmente para aumentar su planta de investigadores.

Sobre este tema, la funcionaria aclaró que “la función del Conicet no es buscar trabajo sino formar a los profesionales. Por eso, otra meta para 2011 es, mediante subsidios, incentivar a las empresas para que tomen doctores”. Sin embargo, este no es el único inconveniente en el área de recursos humanos que debe afrontar la institución. Los becarios, por ejemplo, han planteado sus reclamos (ver recuadro).

El Conicet, de cara al 2011

El Conicet no es el único canal de investigación y fomento de la ciencia. El Ministerio de Ciencia y Tecnología, institución de la que depende el Conicet, cuenta con otros dos subprogramas: “Promoción y Financiamiento de Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación”, y “Formulación e Implementación de la Política de Ciencia y Tecnología”.

Sin embargo, a juzgar por el informe “Análisis del Gasto Público Social en el Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional 2011”, publicado por la Fundación Siena, el comportamiento de los programas es dispar, ya que el Conicet parecer ser la prioridad. Según dicho estudio, “los principales programas ejecutados por el Ministerio aumentan un 11,4% y un 7,6% con respecto a la Ley de Presupuesto 2010, mientras que el programa más importante del Conicet [Formación RRHH y Promoción Científica y Tecnológica] crece un 25 por ciento”.

Incluso, el informe muestra mayor eficiencia por parte del Conicet en el nivel de ejecución durante 2010. Al tiempo que su programa ejecutó el 67,5% de su crédito vigente, “el nivel de ejecución de los programas gestionados en el ámbito del Ministerio fue menor”, concluye el trabajo de la Fundación Siena, ya que sólo alcanzó un nivel de ejecución de sólo el 52,4% del crédito vigente.

El presupuesto total para el 2010 del Conicet fue de $1420 millones. De ese total, $1222 millones se destinaron a pagar sueldos: el 95% fue para los investigadores, becarios y técnicos, y el 5% para el personal administrativo. Los $198 millones restantes, en cambio, fueron designados al mantenimiento de los institutos científicos, las nuevas construcciones en todo el país y los compromisos internacionales, además del financiamiento de los 1622 proyectos de investigación que se encuentran en ejecución, a los que el Conicet destinó alrededor de $60 millones.

Es interesante destacar que el Proyecto de Presupuesto 2011 contempla un incremento de los fondos del Conicet en un 5% (es decir, $68 millones) respecto de 2010. Sin embargo, si se tiene en cuenta que para el año próximo se estima que la inflación será mayor a la actual, el aumento no resulta significativo.

donantes

6 Respuestas

  1. Victoria Coll dice:

    Lic. en Biologia, futura Dra. en Bioquimica
    Soy una de los muchos doctores que nos quedamos sin trabajo en breve por que no entramos en el limitado numero de vacantes del CONICET. Me preocupa mucho la falta de políticas que aseguren que la plata que el estado invirtió en formarnos termine en la basura por que luego el titulo no nos sirve de nada. En este sentido creo que no hay ningún apuro en solucionar este “pequeño inconveniente” de cientos de ex becarios. No veo ni en el corto ni en el mediano plazo que podamos reincertarnos en el sistema laboral, para el cual actualmente estamos “sobrecapacitados”. No parece molestarles que tengamos que dedicarnos a lavar platos unos cuantos años…

  2. Jose dice:

    Tanto ganan los cientificos ?????
    En el discurso de la Presidenta para la inauguracion de las sesiones del Congreso para el anio 2011, menciono:

    “En Ciencia y Tecnología, me había olvidado y ahora lo recuerdo cuando veo las cifras, lo que ganaba un investigador del CONICET en el año 2003. Anoche le preguntaba a Lino, porque no me acordaba, ya pasó tanto tiempo y lo llamé tarde: “Che, Lino -le digo-, ¿cuánto ganabas?” Y ahí se acordó: 2.450 pesos ganaba, eso sí, no lavaba platos. Después pasó en enero del 2008 a 4.937 y a partir de agosto del 2010 el salario de un investigador independiente, tercer nivel de los cinco de la carrera, pasó a percibir 9.980 pesos.”

    Ahora, se puede ir al sitio del CONICET, dependiente de la Presidencia de la Nación, o equivalentemente llamar al 5983-1420 y pedir con el interno del Departamento de Liquidaciones, y consultar cuál es el verdadero salario actual de los investigadores, para cada una de las 5 categorías (Asistente, Adjunto, Independiente, Principal y Superior):

    http://www.conicet.gov.ar/documents/11767/31012/cic-categorias-nov10.pdf?version=1.0

    Se puede ver que el salario neto del investigador de más alto rango del CONICET (Inverstigador Superior) es de $ 9065. Lo cual entra en discrepancia con el dato provisto por la Presidenta en su discurso.

    En el caso particular del Investigador Independiente, que según lo mencionado en el discurso gana $ 9980, en realidad gana $ 8432 de salario bruto, con lo cual le quedan $ 6830 netos, en mano. Si la Presidenta se refería al salario bruto, dio un monto un 18% superior al que realmente es. Si hablaba del salario neto (lo cual sería la interpretación más obvia por parte de la audiencia de un discurso de esas características), el monto que presentó en el discurso es un 46% superior al que realmente es. Cabe notar que un salario de $ 6830, en la Argentina de hoy en día, paga además el Impuesto a las Ganancias.

    La primera pregunta sería si los $ 6830 tienen algún adicional. Uno pensaría que un Investigador Independiente (tercera de las 5 categorías), debería tener antigüedad suficiente como para incrementar suculentamente ese salario. Sin embargo, la realidad es que el CONICET da un 2% por año de antigüedad. Pero ese porcentaje no se calcula ni sobre el sueldo bruto, ni siquiera sobre el sueldo neto. Se calcula sobre el sueldo básico, que es un porcentaje que ronda la sexta parte del sueldo bruto. El sueldo neto se calcula a su vez como el sueldo bruto menos el 19%. Ese 19% es el 17%, más un 2% adicional por movilidad jubilatoria del 82%.

    Ese Investigador Independiente puede tener unos 20 años de antigüedad en el estado (por ejemplo, si tuvo experiencia laboral como Docente Auxiliar mientras era alumno), con lo cual su sueldo neto de $ 6830, se elevará un 40% (2% por cada año de antigüedad) del sueldo básico, que es la sexta parte del sueldo neto. Para ese sueldo bruto, la sexta parte equivale a aproximadamente $ 1405. El 40% de ese sueldo básico corresponde a $ 562. Es decir que con 20 años de antigüedad laboral, el Investigador Independiente del CONICET gana en promedio alrededor $ 7392 (redondeando, $ 7400) en vez de $ 6830.

    Estamos aún lejos de los $ 9980 que dijo la presidenta.

    Desde ya, en un pais con tantas deudas pendientes con la sociedad, puede sonar injusto decir que $ 6.830 o $ 7.300 sea un salario insuficiente. Aunque en paises de la region que tomaron el tema cientifico con seriedad, al largo plazo, mas alla de la administracion de turno, como Chile, Brasil y Mexico, que invierte mas porcentaje del PBI de lo que invierte Argentina, los cientificos estan mucho mejor pagos.

    Pero mas alla de todo, lo preocupante es cuando un funcionario falsea los datos a su favor.

    Preocupante.

  3. Luis dice:

    Victoria, no entiendo porque tenemos que pagarte si o si el sueldo con mis impuestos. Yo también soy egresado de la UBA y lo que hice fue adaptarme a la realidad. Te sugiero que leas el diario Clarín en la sección agrupados, como lo hace todo el mundo. El hecho que tengas un titulo académico no te asegura un trabajo. Ni aquí ni en ningún lugar del mundo.No te lo dijeron??

    • Fernando dice:

      Vos te doctoraste y publicaste articulos cientificos? Para postularte a carrera de investigador del conicet se debe contar con un perfil academico mucho mas elevado que un titulo de grado (qualquiera que fuese). Son por lo menos 7 años dedicados a la actividad cientifica exclusiva posteriores al titulo de grado

  4. MS dice:

    [quote name=”Victoria Coll”]Soy una de los muchos doctores que nos quedamos sin trabajo en breve por que no entramos en el limitado numero de vacantes del CONICET. Me preocupa mucho la falta de políticas que aseguren que la plata que el estado invirtió en formarnos termine en la basura por que luego el titulo no nos sirve de nada. En este sentido creo que no hay ningún apuro en solucionar este “pequeño inconveniente” de cientos de ex becarios. No veo ni en el corto ni en el mediano plazo que podamos reincertarnos en el sistema laboral, para el cual actualmente estamos “sobrecapacitados”. No parece molestarles que tengamos que dedicarnos a lavar platos unos cuantos años… [/quote]
    Sos doctora y escribís “reincertarnos”??. Capaz por eso no te becaron…

  5. Juan Shita dice:

    Miren de donde venimos y hacia donde vamos , siempre de manera gradual y en ascendencia, siempre un pero, nunca alcanza , siempre falta, la critica afilada , el reconocimiento mellado… Yo estoy profundamente admirado por dos institutos a los cuales tuve la oportunidad de visitar. EL INvap y la Central Atucha II , donde hay cientificos del concicet y el instituto balseiro trabajando con mucho entusiasmo y ganando MUUUY bien , merecidamente.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *