Alberto Fernández: “Recuperaremos la inversión en el sistema universitario” Skip to content
Esta nota tiene más de un año
En proceso, adelantada
Se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

Alberto Fernández: “Recuperaremos la inversión en el sistema universitario”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La inversión en las universidades nacionales mejoró levemente en 2020 respecto al año anterior en términos reales, y en el Presupuesto 2021 este ítem aumenta más.
  • Si se toma la relación con el PBI para 2021, también se ve un incremento desde 2019, último año de la gestión de Cambiemos y el peor en términos de inversión.
  • Si bien tanto en términos reales como en relación al PBI la cifra para el año que viene aún se encuentra por debajo del mejor año de Cambiemos, el presupuesto para 2021 aumenta por segundo año consecutivo y está por encima de todos los años desde 2018.

Durante el proceso electoral de 2019, el ahora presidente de la Nación, Alberto Fernández, en su plataforma de campaña se comprometió a “recuperar la inversión en el sistema universitario” y prometió en diversas oportunidades “reivindicar el valor de la universidad pública”. ¿Cumplió o no el jefe de Estado? ¿Se observan avances respecto a la inversión en la educación superior?

La inversión en las universidades nacionales mejoró levemente en 2020 respecto al año anterior en términos reales, y en el Presupuesto 2021 este ítem aumenta más. Si bien tanto en términos reales como en relación al PBI la cifra para el año que viene aún se encuentra por debajo del mejor año de Cambiemos, el presupuesto para 2021 aumenta por segundo año consecutivo y está por encima de todos los años desde 2018.

Camino al mejor año

En 2020, el Gobierno no tuvo presupuesto propio porque el Congreso nacional, no trató el proyecto elaborado por la gestión de Cambiemos, por lo tanto -como se explica en esta nota-, los gastos para este año surgieron de “prórrogas” del presupuesto del año anterior. A pesar de esto, se registró un leve aumento del presupuesto del Gobierno nacional para las universidades, que incluye gastos para su funcionamiento, salarios e infraestructura universitaria.

El financiamiento estatal de las universidades nacionales en pesos constantes -es decir, descontando el efecto de la inflación- pasó de $ 193.812 millones en 2019 a $ 195.200 millones en 2020. El dato surge de un cálculo en base a datos oficiales de Agustín Claus, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

A este número se llega teniendo en cuenta el crédito del presupuesto 2020 vigente al 5 de noviembre último para la función Educación -es decir, excluyendo las funciones de Ciencia y Tecnología y Salud- y el presupuesto de otros ministerios para obras de infraestructura universitaria, más la inflación anual promedio estimada en el Presupuesto 2021 para finales de este año (32%).

Si se miran las estimaciones de la “ley de leyes” -que fue enviado por el Poder Ejecutivo Nacional en septiembre último al Congreso y ya fue aprobado- para el año que viene en el presupuesto se estima para las universidades nacionales un aumento real aún más significativo: $ 216.975 millones -es decir, un 11%-.

El número se calcula con números del Presupuesto 2021, más $ 43.063 millones comprometidos en Obligaciones a Cargo del Tesoro -un monto frecuentemente utilizado para la pauta salarial a acordar con los gremios, según explicó Claus a Chequeado-, y la inflación anual promedio estimada en la ley de 29% para ese año.

Si bien el monto para el año que viene no alcanza los valores de 2017, segundo año de la gestión de gobierno de Macri ($ 237.437 millones, el año con más inversión teniendo en cuenta el presupuesto de Educación más los presupuestos de Infraestructura Universitaria de otros ministerios), el monto estimado para 2021 muestra una suba de dos años consecutivos y está por encima de todos los años desde 2018.

“En los últimos años la serie se mantuvo estable con alzas sobre todo en años impares, cuando ocurren las elecciones. El problema es que la caída de 2019, por un ajuste general de la economía, fue una caída muy grande que retrotrajo el gasto a niveles anteriores”, señaló en diálogo con este medio Mariano Narodowski, ex ministro de Educación porteño y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

“Con el presupuesto 2021 se prevé un aumento que pareciera querer revertir la tendencia progresivamente. Hay que ver cómo lo ejecutan en 2021, pero en principio me parece que hay un intento de reversión de la situación”, explicó el especialista.

Otra manera de mirar el avance del presupuesto es en relación al Producto Bruto Interno (PBI) -es decir lo que produce un país durante un cierto período-. Si se compara la cifra con el PBI, el número aumentó este año a 0,69%, 2 puntos por encima de 2019. Sin embargo, los especialistas suelen ser cautos con respecto a este indicador, porque está atado mayoritariamente a las fluctuaciones de la economía.

“En 2020 el PBI en términos reales está en constricción, por lo que puede ser engañoso tomarlo como única referencia. El cotejo del gasto contra PBI es una medida con la que hay que tener muchos recaudos porque el gasto educativo es inflexible a la baja”, ya que el mayor porcentaje del presupuesto es para salarios, explicó Narodowski. Es decir, el gasto real en salarios puede mantenerse igual, pero al caer el PBI, el porcentaje en relación aumenta, y no quiere decir que necesariamente aumente el gasto.

Por eso, es mejor compararlo directamente con 2021, según precisó Claus a este medio, cuando se estima que la economía mejorará. Para ese año la estimación analizada proyecta el gasto en 0,75% del PBI, un valor más alto que en 2019 (0,67%).

Si bien el número todavía es más bajo que en 2016 (0,77%) y 2017 (0,82%) -durante la gestión macrista-, en 2021 el ratio aumenta por segundo consecutivo y es el número más alto desde 2018.

Chequeado consultó a César Albornoz, subsecretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, quien señaló que tanto en 2020 como en 2021 hay un incremento en el presupuesto de las universidades nacionales.

“Además hay que tener en cuenta que nuestro gobierno durante el primer trimestre de 2020 abonó los gastos de funcionamiento de los últimos 6 meses de 2019, que estaban impagos y ya hemos abonado la totalidad de dichos gastos de funcionamiento con incremento y pauta salarial”, señaló el funcionario.

En conclusión, si se miran los datos, la inversión en las universidades nacionales mejoró levemente en 2020 respecto al año anterior en términos reales, y en el Presupuesto 2021 este ítem aumenta más. Si bien tanto en términos reales como en relación al PBI la cifra para el año que viene aún se encuentra por debajo del mejor año de Cambiemos, el presupuesto para 2021 aumenta por segundo año consecutivo y está por encima de todos los años desde 2018.

 

EN PROCESO, ADELANTADA: se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *