Alberto Fernández: “Yo el 10 de diciembre voy a recomponer jubilaciones [un 20%]” - Chequeado Skip to content
Incumplida
La promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

Alberto Fernández: “Yo el 10 de diciembre voy a recomponer jubilaciones [un 20%]”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • Al contrario de lo que prometió en la campaña el actual presidente, su Gobierno no recompuso las jubilaciones un 20% al asumir.
  • A fines de 2019, el Congreso suspendió los aumentos automáticos previstos por ley. Con los aumentos discrecionales dispuestos, todos los jubilados tuvieron incrementos menores que los que hubieran percibido con la anterior ley y no todos le ganaron a la inflación.
  • La gestión del Frente de Todos entregó 2 bonos de $ 5 mil en diciembre de 2019 y enero de 2020, pero fueron sólo para quienes cobraban la mínima y por única vez, por lo que no recompuso las jubilaciones.

Durante la campaña presidencial, el entonces candidato y actual presidente de la Nación, Alberto Fernández, criticó la caída en los ingresos reales durante el mandato de Cambiemos en una entrevista con el sitio El Destape y sostuvo: “Los cálculos dicen que el salario real y las jubilaciones cayeron entre el 15 y el 20%. Yo el 10 de diciembre voy a recomponer esos salarios y voy a recomponer las jubilaciones”.

“¿Vos decís que vos, el 10 de diciembre, le vas a subir las jubilaciones un 20% a la gente?”, le preguntó el periodista Roberto Navarro, a lo que Fernández respondió: “Por supuesto, a la gente y a los que trabajan”. “El 10 de diciembre es el tema central”, agregó Fernández en esa entrevista de julio de 2019, antes de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

La promesa incluso fue publicada en la cuenta oficial del Frente de Todos en Twitter, donde una de sus propuestas de campaña decía: “Recomposición de las jubilaciones: 20% de aumento”.

Sin embargo, esto no se cumplió. “El 20% nunca se recuperó”, sostuvo en diálogo con  Chequeado Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

A 16 días de asumir, el 26 de diciembre de 2019, el Gobierno nacional anunció 2 bonos: $ 5 mil para ese mes y $ 5 mil para el siguiente, enero de 2020. Pero este plus fue sólo para quienes cobraban un único beneficio mínimo ($ 14.068 en ese entonces) o para quienes cobraran hasta $ 5 mil pesos más que la mínima. Es decir, si la persona cobraba más de $ 19.068, no le correspondían los bonos.

“Los bonos fueron por única vez y no se incorporaron al haber, así que no contaron para futuros aumentos de los haberes”, sostuvo Carlos Martínez, economista e investigador de la Universidad Nacional de General Sarmiento. Por esto mismo, la promesa está INCUMPLIDA, ya que las jubilaciones no se recompusieron un 20%, como había prometido Fernández.

Martínez destacó que la recomposición del 20% prometida no se cumplió y que la promesa era para todas las jubilaciones, algo que tampoco se cumplió con el bono, ya que fue sólo para quienes cobraban la mínima. Lo mismo sucedió con otro bono que se dio a los jubilados que menos ganan en abril de 2020 para paliar los efectos de la cuarentena producto de la pandemia de COVID-19, pero este otro bono fue de $ 3 mil.

Incluso, analizando la situación de quienes cobraron estos bonos (que, como se dijo, no son el total de los jubilados), tampoco se llega al 20% prometido. El aumento real en el primer año de gestión Fernández rondó el 10% para esos casos. 

Y en los primeros 10 meses de este 2021 los haberes perdieron contra la inflación. Aunque hubo otros bonos discrecionales para quienes menos cobran ($ 1.500 en abril y mayo y $ 5 mil en agosto), incluso tomando estos bonos ni siquiera empataron en términos reales a lo que recibían las jubilaciones en 2019, cuando gobernaba Mauricio Macri (Cambiemos). La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró en las últimas horas que darían un nuevo bono antes de fin de año, pero no dio más especificaciones.

Cambió la forma de actualización

Durante la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, en 2008, se sancionó la “Ley de Movilidad Jubilatoria”, a partir de la cual las jubilaciones empezaron a actualizarse automáticamente 2 veces por año, en marzo y en septiembre, en base a una fórmula que tenía en cuenta la variación de los salarios y la recaudación impositiva.

En diciembre de 2017, en la gestión de Mauricio Macri, el monto de las jubilaciones pasó a actualizarse trimestralmente según una fórmula que también consideraba los cambios en los salarios, pero en vez de incluir la recaudación de impuestos pasó a tener en cuenta la inflación.

Días después de que el Frente de Todos asumiera el gobierno, en diciembre de 2019, el Congreso sancionó una ley que suspendió por 180 días la fórmula de movilidad de 2017. La norma determinaba que las actualizaciones pasaban a ser fijadas discrecionalmente por el Poder Ejecutivo Nacional cada 3 meses. No especificaba cómo, pero la ley decía que el Gobierno debía atender “prioritariamente a los beneficiarios de más bajos ingresos”, así como ordenó crear una comisión para determinar una nueva fórmula.

Esa suspensión de la fórmula luego fue extendida por decreto, por lo que hasta fines de 2020 los aumentos siguieron siendo discrecionales. Como se explicó en esta nota, los aumentos discrecionales que dio en 2020 el Gobierno fueron menores a los que marcaba la ley de 2017.

Esto generó que en 2020 todos los haberes perdieran contra la inflación: los haberes mínimos perdieron 0,6% en términos reales -es decir, el poder de compra de los haberes sin contar los bonos- y las máximas perdieron un 8,7%. Esta diferencia es porque el Gobierno en 2020 dio aumentos porcentuales, pero también sumas fijas -que, al contrario de los bonos por única vez, sí engrosaban los haberes definitivamente-. Y como estas subas fijas eran más importantes para quienes menos cobraban, las jubilaciones mínimas aumentaron más que las jubilaciones más altas.

Y a finales de 2020 el Congreso aprobó una nueva fórmula. Esta vez, al igual que la fórmula del 2008, la actualización tiene en cuenta los salarios y la recaudación. Y, como la fórmula de 2017, los aumentos son trimestrales.

Durante 2021, con la aplicación de esta nueva fórmula, tampoco se logró lo prometido por el actual presidente. En los primeros 10 meses, hasta el último dato de inflación disponible que es el de octubre, las jubilaciones habrían perdido casi otro 4% de poder de compra. El año podría terminar distinto porque todavía resta contabilizar la inflación de noviembre y diciembre, así como el aumento de diciembre. Pero las estimaciones muestran que, en todo caso, le ganaría por 1% a la inflación. En cualquier caso, al igual que el año pasado, se estaría lejos del 20% de recomposición prometido.

Además de destacar el impacto de los bonos, desde el Gobierno nacional se señala que los jubilados dejaron de pagar medicamentos, lo que también mejoró su situación. Es cierto que más jubilados pudieron acceder al beneficio, pero este beneficio no alcanza a todos los jubilados, ya que un gran porcentaje no puede acceder a este plan por tener otras obras sociales que no sean PAMI, como se explicó en esta nota.

Como el Gobierno no recompuso las jubilaciones un 20% al asumir, como había prometido el entonces candidato presidencial y su alianza, el Frente de Todos, la promesa está INCUMPLIDA. Además, los aumentos discrecionales generaron que en 2020 los haberes aumentaran menos de lo que hubieran aumentado con la anterior fórmula y en 2021 tampoco le ganaron a la inflación.

 

INCUMPLIDA: la promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *