Un crimen de odio en la ciudad del poder

En 2015, a Marcela Chocobar la asesinaron con saña. De ella, una trans en el esplendor de su transformación, hallaron sólo su cráneo. En abril una jueza metió presos a tres varones acusados por el homicidio, al que se niega a caratular como femicidio. Pero la familia Chocobar no cree que el horror pueda explicarse así de fácil: están convencidos de que esta maldad se explicaría sólo si proviene del poder. Por Cristian Alarcón (24 de Noviembre de 2016)