Skip to content
FrasesFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Alberto Fernández: “En 2022, el haber mínimo jubilatorio tuvo un incremento interanual del 107%, superando la inflación en 12 puntos”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El año pasado se registró una caída de alrededor del 12% real (teniendo en cuenta la inflación), si se comparan los haberes de diciembre sin los bonos, y del 17% si se consideran los bonos.
  • El Presidente incurrió en un error metodológico al formular una frase similar a la de la directora de la ANSES, Fernanda Raverta, que ya fue chequeada y calificada de falsa.
  • El cálculo debe hacerse en relación con el poder adquisitivo que tuvieron los jubilados a lo largo de todo el año y no sólo comparando diciembre contra diciembre.

Durante su último discurso ante la Asamblea Legislativa, el presidente Alberto Fernández se jactó de haber mejorado el poder adquisitivo de los jubilados en 2022, y al respecto afirmó textualmente: “Protegimos los ingresos de jubilaciones y pensiones, aplicando las actualizaciones trimestrales de la movilidad junto a distintos refuerzos, que posibilitaron un incremento interanual del haber mínimo del 107%, superando la evolución del índice inflacionario en 12 puntos porcentuales”. La afirmación es falsa.

El mandatario repitió una frase similar que había formulado la directora de la ANSES, Fernanda Raverta, y, como se indicó en esta nota, de esta manera tomó como referencia el haber mínimo de diciembre de 2021 sin considerar un bono otorgado durante ese mes, por lo que la base de su cálculo es $ 29 mil. Luego, lo comparó con la jubilación mínima de $ 50 mil más el bono de $ 10 mil que se paga durante los meses de diciembre, enero y febrero.

Además, expertos consultados por Chequeado consideraron que el cálculo debe hacerse en relación con el poder adquisitivo que tuvieron los jubilados a lo largo de todo el año y no sólo comparando diciembre contra diciembre. A su vez, algunos analistas sostienen que para la comparación no deben ser considerados los bonos ya que son beneficios extras que no se integran de manera definitiva al haber jubilatorio.

En términos de poder adquisitivo, a diferencia de lo expresado por el presidente Fernández, se registra una caída de alrededor del 12% real (es decir, contemplando el efecto de la inflación) comparando con los haberes de diciembre sin bonos. Mientras que, si se analizan los haberes con bonos, la baja es aún más pronunciada, de alrededor del 17%. Esto se explica por el peso que tuvo el bono (de $ 8 mil) en el poder adquisitivo de la jubilación mínima de 2021 y el que tiene en el poder adquisitivo del haber de 2022 (el bono fue de $ 10 mil). 

El análisis de los expertos 

Laura Caullo, responsable del Área de Empleo y Política Social en IERAL de la Fundación Mediterránea, destacó en diálogo con Chequeado que “si para el cálculo se toman en cuenta los haberes mínimos más los bonos que se otorgaron en diciembre de 2022 y de 2021 [N. de la R: ese mes en 2021 se otorgó un beneficio extra de $ 8 mil a través del Decreto 855, con el que se llegó a $ 37.062 como haber jubilatorio mínimo], el incremento de las jubilaciones es del 62%” y que “si no se toman en cuenta los bonos, la suba es del 72,5%”, y que por lo tanto en ninguno de los 2 casos es del 107%”.

En este sentido, la recomendación es analizar no sólo los meses en donde gracias a las actualizaciones trimestrales por fórmula y a los bonos las jubilaciones le ganaron a la evolución de precios, sino también aquellos en donde la inflación socavó el poder de compra de los jubilados. “Si analizamos desde esta variable, teniendo en cuenta los 12 meses del año, aún con bonos, el saldo es negativo”, dijo Caullo.

Además, si se realiza el cálculo considerando lo que ganaron o perdieron los jubilados de la mínima mes a mes, aún con el pago del bono, esta cuenta arroja como resultado que los jubilados percibieron $ 9 mil menos en relación a lo que tendría que haber aumentado el haber mínimo si hubiera seguido a la inflación, tomando como referencia la base de diciembre de 2021 sin el bono. 

Carlos Martínez, economista e investigador de la Universidad Nacional de General Sarmiento, también consideró que “la metodología adecuada es analizar mes a mes en base al poder adquisitivo, incluyendo el aguinaldo y los bonos”. 

En este sentido, el especialista destacó: “Lo correcto es analizar la cuestión desde el punto de vista del beneficiario. Es decir, la pregunta que debemos hacernos es: cuando el jubilado fue a comprar al supermercado en febrero, ¿pudo comprar más o menos productos que en diciembre de 2021?”. 

Si se compara cómo debería haber evolucionado la jubilación mínima para empatar con la inflación contra lo que realmente aumentó aún con la inclusión de los bonos pagados por el Gobierno nacional, los haberes perdieron durante el año $ 9 mil. Esto es porque, pese a la inclusión de los bonos, durante los meses en los que no se produjeron aumentos la inflación se incrementó por encima de la suba otorgada.

A su vez, Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, dijo a Chequeado que los bonos “no deben considerarse en ese cálculo porque no son remunerativos, no se acumulan en los siguientes meses, no son tomados en cuenta para el cobro del aguinaldo ni para los reajustes siguientes.

Siguiendo este razonamiento, el haber mínimo se reajustó un 72,5% este año, eso es lo que se otorgó por ley, así que se ubica por debajo de la inflación”, planteó. Y agregó que “los bonos son otorgados de manera discrecional, no tienen relación con el derecho previsional de manera estricta” y que “hay 7,2 millones de jubilados, pero 1,2 millón no reciben este adicional”.

La frase del presidente Alberto Fernández, entonces, resulta falsa, dado que incurrió en un error metodológico al comparar el haber mínimo de diciembre de 2021 sin contabilizar el bono otorgado ese mes, contra el haber mínimo de diciembre de 2022 junto con el bono. Además, los expertos consultados consideraron que la evolución de los haberes jubilatorios debe analizarse en términos de poder adquisitivo durante todo el año y no sólo de forma interanual. De esta manera, la jubilación también evolucionó por debajo de la inflación.

Fecha de publicación original: 01/03/2023

Temas

Comentarios

  • Carlos2 de marzo de 2023 a las 11:22 amEs cierto que la metodología debe incluir todo, ya que lo real es la pérdida o ganancia en la canasta de cada jubilado. En ese sentido el bono el válido, porque suponer que no lo es es prejuzgar si el gobierno, como sea, va a cuidar que no haya pérdida de poder adquisitivo, o que un próximo gobierno lo lo haga como ya ha sucedido antes cambios de gobierno y de políticas de redistribución del ingreso. También es cierto que lo que se resguardó fue en los niveles más bajos de ingresos jubilatorios y que los demás perdieron. Es la crisis económica que afecta a todos, pero que no sucede así porque la distribución del ingreso de manera anti progresiva ocasiona mayor pobreza.
  • damian3 de marzo de 2023 a las 3:06 pmConsulta porque no preguntan de TODAS las jubilaciones y no solo la MINIMA , si subió ese porcentaje...
  • Hector Oscar Manteca5 de marzo de 2023 a las 12:04 pmEl presidente sólo habla de las jubilaciones mínimas y no habla del aumento de los servicios y la inflación que ha deteriorado el ingreso jubiladotorio en un 30%

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *