Alberto Fernández: “Incorporamos más de 4 mil unidades de terapias intensivas, que implicó un aumento del 47% de la capacidad instalada” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesVerdadero
La afirmación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Alberto Fernández: “Incorporamos más de 4 mil unidades de terapias intensivas, que implicó un aumento del 47% de la capacidad instalada”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El Presidente destacó este dato durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.
  • En marzo de 2020, cuando arrancó la pandemia de la COVID-19, el país contaba con algo más de 8.500 camas de terapia intensiva y en los últimos meses se sumaron más de 4.026.
  • También aumentó el porcentaje de camas críticas del sector público sobre el total a nivel nacional; no pasó lo mismo con los recursos humanos.

En su discurso en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, enumeró las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo en el contexto de la pandemia por la COVID-19. En ese marco, indicó: “Incorporamos más de 4 mil unidades de terapias intensivas, que implicó un aumento del 47% de la capacidad instalada”.

De acuerdo con los datos oficiales, en marzo de 2020 el país contaba con 8.521 camas de terapia intensiva. En una presentación ante la Cámara de Diputados de la Nación, el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, indicó que hasta octubre último se habían incorporado “más de 4.026 camas de terapia intensiva de adulto en todo el país totalizando unas 12.547 camas”. Esto implica un aumento del 47%.

El informe destaca que también se incrementó la proporción de camas de terapia intensiva del sector público. En marzo de 2020, eran 2.419, un 28% del total, como también destaca una presentación anterior del Ministerio de Salud de la Nación. De acuerdo con los últimos datos disponibles, las camas de terapia intensiva del sector público ahora representan un 43% del total.

Ante la consulta de este medio, Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), confirmó estos datos y señaló que las nuevas camas se distribuyeron en todas las provincias.

Por su parte, los recursos humanos para atender esas camas no aumentaron en la misma proporción, como explicamos acá y acá. Reina explicó que la formación de estos profesionales lleva como mínimo 4 años. “Ahora tenemos poco personal, cansado, agotado, casi sin vacaciones. Además, varios que estuvieron contagiados no pueden volver a trabajar porque se están recuperando de las secuelas, otros fallecieron”, describió la especialista. 

La COVID-19 puso al sistema de terapia intensiva en primer plano porque aproximadamente un 5% de pacientes con esta enfermedad necesitan cuidados de este tipo y varios países del mundo, desde Italia hasta Ecuador, sufrieron colapsos de sus sistemas con la pandemia.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *