Chequeado

Javier Milei: “Los indicadores sociales de la economía son peores que los que teníamos en 2001”

La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
17 agosto, 2022 15:13 pm | Tiempo de lectura: 4 minutos
17 agosto, 2022 15:13 pm
| Tiempo de lectura: 4 minutos
17 agosto, 2022 15:13 pm | Tiempo de lectura: 4 minutos
17 agosto, 2022 15:13 pm
| Tiempo de lectura: 4 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • El diputado nacional de La Libertad Avanza informó a Chequeado que utilizó indicadores de ingresos en dólares ajustados por diversas variables.
  • Sin embargo, todos los indicadores sociales más importantes se encuentran actualmente mejor que en la crisis de 2001/2002.
  • La pobreza y la indigencia llegaron a niveles récord en la crisis de principios de este siglo y hoy registran cifras inferiores. Además, el desempleo en 2001 casi triplicaba al actual y también existían mayores niveles de desigualdad.

En una entrevista en el canal A24, el diputado nacional Javier Milei (La Libertad Avanza) fue consultado por la situación económica de la Argentina y señaló: “Estamos al borde de una explosión colosal. Cuando vos tomás los indicadores sociales de la economía argentina, son peores que los que teníamos en 2001, o sea que en el plano social estamos muy complicados”.

Esto es falso. Estadísticas oficiales y alternativas y especialistas consultados coinciden en que los indicadores sociales surgidos de la crisis de diciembre de 2001 fueron peores que los registrados en la actualidad.

La respuesta de Milei

Consultado por Chequeado, Milei explicó que utilizó como fuente el libro Dos siglos de economía argentina, del economista Orlando Ferreres. Además, aseguró que para medir los ingresos comparó el ingreso per cápita en dólares de 2001, ajustado por la inflación, con el ingreso per cápita actual según el tipo de cambio paralelo. 

Y agregó que para medir la pobreza y la indigencia “se tiene que corregir la línea de Engels [N. de la R: en referencia al Coeficiente de Engels, medida que sirve para definir la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales y se utiliza para establecer la Canasta Básica]. Ahí tendrías menos pobres y menos indigentes [en 2001]”.

Sin embargo, Ferreres indicó a este medio que “no está muy clara la metodología que usó [Milei]”, y sostuvo que para definir el ingreso de la población “no lo haría con el salario en dólares porque genera mucha confusión”. Por otra parte, aseguró que según sus mediciones “la pobreza era más alta” en la crisis de 2001 que en la actualidad.

A continuación, repasamos los principales indicadores sociales y comparamos la situación actual con la de 2001.

Pobreza

En su respuesta a Chequeado, Milei indicó que para comparar los niveles de pobreza e indigencia actuales con los de 2001 se debía “corregir la línea de Engels”. Como se explica en esta nota, en los últimos 40 años se aplicaron metodologías distintas para medir la pobreza por ingresos, lo que dificulta su comparación con el dato actual.

Sin embargo, el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas) de la Universidad Nacional de La Plata realizó un estudio en el que recalculó las estadísticas anteriores en base a la actual metodología usada por el INDEC, de modo de poder realizar una comparación de los datos históricos con los actuales.

De este modo, en el segundo semestre de 2021 (el último dato disponible) la pobreza era del 37,3%. Este número representó una baja de casi 5 puntos desde el pico alcanzado en el segundo semestre de 2020 durante la pandemia de coronavirus, cuando la pobreza alcanzaba al 42% de las personas.

¿Esto refleja una situación peor que la de 2001? No. En el segundo semestre de aquel año la pobreza alcanzó al 45,6% de la población. Y en el primer semestre de 2002, ya consumado el estallido de fines del año anterior, la pobreza llegó al 60,1%, el pico más alto de la serie histórica iniciada hace 3 décadas.

Indigencia

Como se dijo, el Cedlas elaboró una serie comparable de indigencia (para armonizar las diferencias metodológicas de las últimas 2 décadas). Esa línea muestra que en octubre de 2001 la indigencia alcanzaba al 14,6% de las personas y en mayo de 2002 esa cifra se había elevado al 26,1%. Esta serie llega hasta el primer trimestre de 2018, cuando se midió una indigencia del 5,1%.

Por otra parte, mirando la serie oficial del INDEC, que no sufrió modificaciones metodológicas desde 2016 en adelante, la indigencia pasó del 4,9% en el primer trimestre de 2018 al 8,2% en el segundo semestre de 2021. Es decir que existió una suba entre 2018 y 2021, pero no en las proporciones que hicieran que la situación se asimile a la crisis de 2001.

Los datos de pobreza e indigencia no sólo son menores, sino que en el caso de la pobreza extrema tiene un piso de protección social a través de los programas de transferencias de ingresos y de sistemas de protección -vinculados a la red de comedores comunitarios y escolares, al sistema de protección a través de iglesias y ONGs y también de organizaciones sociales- que hacen que no estemos al borde de un estallido social, a no ser que sea un estallido provocado”, explicó a Chequeado Agustín Salvia, investigador del Conicet-UBA y director del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Desigualdad

El coeficiente o índice de Gini es el indicador más utilizado para medir la desigualdad de ingresos. Dicho indicador va del 0 al 1, siendo 0 el caso de igualdad absoluta de todos los ingresos y el valor 1 el caso extremo de desigualdad (donde todas las personas tienen ingresos nulos y una sola persona se lleva el total). Es decir, cuando aumenta el Gini, aumenta la desigualdad.

En el primer trimestre de 2022 (el último dato disponible), el coeficiente de Gini era de 0,430. Como se observa en el siguiente gráfico, tanto en 2001 como en 2002 este indicador superaba los datos actuales.

Desempleo

Respecto de la tasa de desocupación, se observa un comportamiento similar al de los otros indicadores: una cifra récord en la crisis de 2001 y 2002 y un porcentaje muy inferior en la actualidad. En 2001 la desocupación promedio fue de 17,4% y en 2002, de 19,7%, la más alta de toda la serie.

El último dato oficial publicado por el INDEC, correspondiente al primer trimestre de 2022, arroja una tasa de desempleo del 7%.

“Los indicadores sociales usuales (pobreza, desigualdad, desempleo) muestran hoy valores preocupantes, pero inferiores a los de la crisis 2001/2002”, destacó a este medio Leonardo Gasparini, director del Cedlas y especialista en temas de desigualdad.

Por lo tanto, la afirmación del diputado Javier Milei respecto de que hoy los indicadores socioeconómicos “son peores” que en 2001 es falsa, ya que las cifras oficiales y alternativas demuestran lo contrario y los especialistas consultados lo confirman.

 

La frase que impulsa este chequeo fue buscada de manera automática, y luego seleccionada por periodistas, a través de “Chequeabot”, el nuevo sistema de automatización desarrollado por Chequeado.

 

Temas

10 Respuestas

Pedro 17 de agosto de 2022 a las 6:23 pm

Pero no refutan su cálculo solo citan otro método

Sergio 17 de agosto de 2022 a las 7:54 pm

Otro dato que no se toma en cuenta de esa época a diferencia de ahora, existían clubes de trueques y suedomonedas alternativas, cosa que hoy en día no existen.

Hugo 17 de agosto de 2022 a las 9:18 pm

Por que no usar indicadores en dolares? Obvio que los ingresos per cápita basados en el dolar oficial van a estar inflados. Chequeado, por favor cumplí con tu autopercepción de chequeador de información

Pedro 18 de agosto de 2022 a las 6:36 pm

Insisto no se refuta la metodología usada por milei, solo se dice q Ferreres dijo q era problemática.. Pero no q estaba mal.. Si no refutan la metodología usada uds están mal. Están refutado.

Fede 18 de agosto de 2022 a las 11:01 pm

Si no les gusta compararlo con el dolar entonces podrian comparar los indicadores con lo que tiene que trabajar un obrero de la construccion en horas para comprarse una BigMac en 2001 y en 2022. Lo que vale es el tiempo no la plata.

Pedro 19 de agosto de 2022 a las 11:30 am

No dicen xq el cálculo en dolares está refutado. Solo q Ferreres lo considera complicado. Si no Dan un xq y refutan el valor de la metodología (o marcan el margen de error o lo q sea) sólo hay disconformidad con el método usado x milei pero no x eso el dato es falso. Insisto o refutan su método o no está bien esto

HERNAN FERREYRA 19 de agosto de 2022 a las 1:25 pm

Si se considera la inflacion en dolares estamos mucho peor hoy en dia, ademas la gente no tiene ahorros cmo a fin de los 90, 2001. Y la infraestructura en eneral, viviendas sore todo, esta mucho peor, dado el crecimiento demografico, que hizo crecer las villas del 2010 hasta hoy. Por caso la villa 31 crecio horizontal y verticalmente en los 2002 – 2020

Martin Taboda 21 de agosto de 2022 a las 2:02 pm

Por las dudas que me borren mi comentario por tomarlo como un “insulto, agresion o mensaje de odio”. Por lo menos tomenlo para ud, porque si no estan mintiendo. hay gente que cree en lo que ud hacen sin pensar

Martin 3 de septiembre de 2022 a las 4:18 pm

Yo no estaria tan seguro de ponerle un falso a Milei en esto. No por defender a Milei, sino que creo que los datos en danza son varios.
En primer lugar, creo que Milei esta diciendo ahora, y no en el año 2021, cuando estabamos en medio de un proceso eleccionario, en medio del plan “platita”. Ahora tuvimos una escalada inflacionaria como no tuvimos en 30 años, y Massa y Batakis empezaron a ajustar. A eso hay que sumarle la perdida de reservas, el aumento al doble del dolar blue, la falta de importaciones, etc…
Esta bien que no hay datos concretos que avalen lo dicho por Milei, pero creo que cualquier estimación en cuanto a pobreza andara por ese lado.
Creo que un “discutible” (si es que esta esa categoria) seria lo mas plausible.

Gabriel. 16 de septiembre de 2022 a las 3:21 pm

No le refutan el metodo a Milei porque no aclara cual es su metodo. Es evidente que la situacion social es grave pero no a nivel 2001 cuando fue una catastrofe.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Economía

Daniel Filmus, sobre Ciencia y Técnica: “Hoy estamos en una inversión del 0,34% del PBI” En el contexto de la discusión por el Proyecto de Ley de Presupuesto 2023, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus, publicó el último 20 de septiembre en su cuenta oficial de Twitter la siguiente afirmación: “Teníamos una inversión en CyT (N. de la R.: por Ciencia y Técnica) del […]

Ambiente

Juan Cabandié: “Aumentamos 32 veces el presupuesto para el manejo del fuego” El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, aseguró en declaraciones al programa “Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos” que se emite por Radio con Vos, que el Gobierno nacional aumentó “32 veces” el presupuesto destinado al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), el organismo encargado de la coordinación de los recursos requeridos para […]