“Voy a recomponer el salario de los asalariados”, prometió Alberto Fernández en 2019 - Chequeado Skip to content
FrasesIncumplida
La promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

“Voy a recomponer el salario de los asalariados”, prometió Alberto Fernández en 2019

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El actual Presidente aseguró en campaña que durante la gestión de Cambiemos los salarios habían perdido entre 15 y 20% en términos reales, y prometió recomponerlos.
  • Sin embargo, durante la actual gestión del Frente de Todos los sueldos no sólo no se recuperaron, sino que cayeron entre un 3,7% y un 3%, según la medición oficial que se utilice. 
  • Los especialistas consultados señalan que las causas de la caída son la falta de crecimiento de la productividad y los actuales niveles de inflación, que erosionan los salarios.

En 2019, durante la campaña electoral de ese año, el entonces candidato presidencial del Frente de Todos y actual presidente de la Nación, Alberto Fernández, dijo: “Voy a recomponer el salario de los asalariados”. Tanto en 2020 como en 2021, el equipo de Chequeado verificó esta promesa a pedido de la comunidad, que votó en una encuesta online a través de las redes sociales para que fuera verificada.

En declaraciones al programa “Mañana Sylvestre” que se emite por Radio 10, Fernández señaló textualmente: “La capacidad de la jubilación en términos reales ha caído entre un 15 y un 20% (N. de la R.: durante la gestión de Cambiemos). Es lo mismo que ha pasado con los salarios. Lo que he planteado y sigo planteando y voy a hacer es, en cuanto llegue, recomponer el salario de jubilados y de asalariados”.

Como ocurrió los 2 años anteriores (2020 y 2021), la promesa continúa “incumplida”: de acuerdo con los últimos datos disponibles, hasta septiembre último los salarios cayeron en términos reales (es decir, contemplando el efecto de la inflación) entre un 3,7% y un 3%, dependiendo del tipo de medición oficial que se tome en consideración, si se compara con el final de la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos).

Por lo tanto, los sueldos no sólo no se recompusieron de la caída registrada en la gestión de Macri sino que durante lo que va de la gestión de Fernández también continuaron a la baja.

Continúa la caída de los salarios durante la gestión del Frente de Todos

Existen varios registros oficiales que miden la evolución de los salarios. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publica todos los meses el Índice de Variación Salarial (IVS), que contempla los ingresos de los trabajadores del sector público y del sector privado registrado y no registrado. Pero –como se explica acá– esta última variable, que comenzó a medirse en octubre de 2016, surge de una proyección estimativa realizada en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

En cambio, el Ministerio de Trabajo de la Nación presenta el registro de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), elaborado en base a los aportes previsionales de los trabajadores en relación de dependencia. Esta metodología (dado que el registro no surge de una encuesta sino de la información que los empleadores dan al Estado nacional) hace que el dato sea más aproximado a la situación real del empleo registrado, aunque no contempla el trabajo informal.

El diagnóstico trazado por Fernández sobre la gestión de Macri es correcto: entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019 los salarios cayeron en términos reales, teniendo en cuenta la inflación, un 20% según los datos del INDEC y del RIPTE.

Sin embargo, durante la actual administración estos valores no se recompusieron como prometió el Presidente, sino que continuaron cayendo en términos reales: entre diciembre de 2019 y la actualidad los salarios cayeron entre un 3,7% -según el IVS- y un 3% -de acuerdo con los datos del RIPTE-. De este modo, acumulan una caída real del 22,6% entre diciembre de 2015 -último mes de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria)- y la actualidad.

Estos datos fueron reconocidos por el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, durante una entrevista concedida al programa “El Destape Sin Fin”, que se emite por El Destape Radio. “En la Argentina el salario medio perdió 23 puntos de poder real de compra: 19 con Macri y 4 en pandemia”, sostuvo Massa.

Por su parte, Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA-Autónoma, señaló en su cuenta de Twitter que con los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo de la Nación (octubre de 2022), “los salarios registraron el valor más bajo desde abril de 2006”.

En este sentido, el especialista señaló a Chequeado, en relación con la promesa de Fernández, que “no sólo no hubo recomposición salarial sino que para una parte importante de los trabajadores siguió el proceso de reducción salarial”.

En tanto, el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Nadin Argañaráz, ex subsecretario de Desarrollo en el Ministerio de Hacienda entre 2016 y 2017, durante la gestión de Macri, aseguró a este medio -en base a los datos del INDEC- que “todos los sectores (privado, público e informal) se encuentran por debajo de la inflación del último año”.

Y agregó: “La elevada inflación de los últimos 56 meses (desde el año 2018 hasta ahora) ha generado una gran pérdida real de los ingresos de los trabajadores argentinos”. En este sentido, el economista estimó que, “teniendo en cuenta el salario real de 2017 y la evolución de la inflación y los sueldos desde entonces, los trabajadores privados formales perdieron el equivalente a 7,5 sueldos; los públicos, a 9,4; y los informales, a 12,2 sueldos (es decir, un año de ingresos)”.

Las causas de la caída de los salarios

Nuria Susmel, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y especialista en empleo, dijo a Chequeado que existen 2 razones principales para explicar la situación: “La productividad (N. de la R.: la relación entre la cantidad de productos obtenida y los recursos utilizados para lograrla) no crece y los actuales niveles de inflación están comiendo los salarios”.

En cuanto a la productividad, Susmel señaló que “se recuperó desde la pandemia y en 2021 está levemente por encima de 2019”, aunque sostuvo que para encontrar niveles menores que estos “hay que ir hasta el 2005”.

Al ser consultada sobre por qué los salarios caen pese al descenso de la tasa de desocupación, la especialista indicó: “Lo que está creciendo es el empleo en el sector informal, y en ese rubro los ingresos no aumentan”. Efectivamente, según los datos del INDEC, los ingresos de los informales cayeron 15,6% durante la actual gestión, y acumulan una reducción del 35,3% desde que comenzaron a medirse, en octubre de 2016.

Por su parte, Campos indicó que “la pandemia puede haber sido (y de hecho lo fue) un elemento que impidió generar avances en 2020 y gran parte de 2021, pero a esta altura ya estamos con el empleo y la actividad económica por encima de diciembre de 2019. Sin embargo, el salario no se recupera”.

“El problema es que, con una inflación futura que siempre está por encima de la esperada, las paritarias siempre están corriendo de atrás y eso provoca que -incluso en actividades que tienen altos niveles de rentabilidad y fuerte organización sindical- la recuperación salarial sea muy limitada o directamente nula”, explicó Campos.

Por todo esto, y de acuerdo con los datos oficiales, la promesa de Fernández continúa “incumplida”. En su gestión, el salario no sólo no recuperó parte de la importante caída registrada durante el gobierno de Cambiemos sino que continuó cayendo con respecto a la finalización de la gestión de Mauricio Macri.

 

INCUMPLIDA: la promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *