Es falso que la ley que prohíbe el uso de las tierras incendiadas en España terminó con los siniestros. Skip to content
Esta nota tiene más de un año
Verificaciones facebookFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Es falso que la ley que prohíbe el cambio de uso de las tierras incendiadas en España terminó con los siniestros

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Circulan en Facebook posteos que afirman que “España prohibió por 50 años desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas y por arte de magia se terminaron los incendios”.
  • Si bien es cierto que en ese país en 2006 se modificó la ley vigente para impedir el cambio de uso de las tierras afectadas por incendios, en el decenio siguiente se quemaron más de 1 millón de hectáreas.
  • En la Argentina se aprobó en diciembre último una ley que impide por 60 años la modificación de las áreas forestales afectadas por siniestros.

Circulan en Facebook posteos que afirman que desde que España prohibió realizar desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas “por arte de magia se terminaron los incendios”.

La afirmación es falsa: en España existe desde 2006 una ley que prohíbe que por 30 años se realicen modificaciones en las zonas forestales afectadas por incendios, pero entre ese año y 2015 se quemaron un millón de hectáreas en el país, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español.

Los posteos, que fueron compartidos 600 veces en Facebook (ver acá, acá y acá), sostienen: “España prohibió por 50 años desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas y por arte de magia se terminaron los incendios. ¿Y si probamos con hacer lo mismo acá?”.

La prohibición no frenó los incendios

En 2006, España modificó su Ley de Montes e incluyó la prohibición del “cambio de uso forestal al menos durante 30 años” de las áreas forestales que sean afectadas por incendios. En los posteos, por su parte, se afirma que la prohibición es por 50 años, lo cual es erróneo.

Por “cambio de uso forestal”, la legislación entiende a “toda actuación material o acto administrativo que haga perder al monte su carácter de tal”. En ese sentido, se prohíbe “toda actividad incompatible con la regeneración de la cubierta vegetal”, a excepción de los terrenos en los que previo a un incendio se hubieran autorizado modificaciones.

Sin embargo, esto no hizo que los incendios se terminaran, como afirman erróneamente los posteos. Según datos oficiales, entre 2006 y 2015 se quemaron más de 1 millón de hectáreas en 131 mil incendios, y en 2012 se alcanzó el mayor registro desde 1994, con 219 mil hectáreas afectadas.

El informe oficial da cuenta de una caída del número de incendios en las últimas décadas (pasaron de un promedio anual de 20 mil hechos entre 1996 y 2005 a 13 mil entre 2006 y 2015), pero lo atribuye a “factores relacionados con la prevención, como las acciones de sensibilización, el incremento de las medidas preventivas o el aumento progresivo del conocimiento de la causalidad de incendios”.

Como se explica aquí, en España las estadísticas definitivas sobre los incendios forestales se publican cada 5 años, con datos sobre el decenio precedente. El último informe publicado a la fecha se corresponde con los 10 años posteriores a la modificación de la Ley de Montes que prohibió el cambio de uso forestal de los terrenos incendiados.

En tanto, el último informe preliminar, correspondiente a datos relevados al 31 de diciembre de 2019, indica que ese año se incendiaron 110 mil hectáreas, y que en el decenio 2009-2018 la media fue de 129 mil hectáreas afectadas.

Cambios en la legislación argentina

La desinformación en torno a los incendios forestales en España circula desde octubre último, luego de que el presidente del bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, presentara un proyecto de ley para prohibir por 60 años la modificación del uso de las áreas afectadas por los incendios forestales en la Argentina.

Los posteos publicados recientemente replican la imagen que circuló entonces, y se preguntan: “¿Y si probamos con hacer lo mismo acá?”. Sin embargo, el proyecto de Kirchner, que modificó la Ley de Manejo del Fuego, fue aprobado el 4 de diciembre último.

La nueva legislación establece que en caso de incendios en bosques nativos o implantados así como en áreas naturales protegidas y humedales, se prohíbe por el término de 60 años “realizar modificaciones en el uso y destino que dichas superficies poseían con anterioridad al incendio; la división o subdivisión, excepto que resulte de una partición hereditaria; el loteo, fraccionamiento o parcelamiento o cualquier emprendimiento inmobiliario; cualquier actividad agropecuaria que sea distinta al uso y destino que la superficie tuviera al momento del incendio”.

Según los datos oficiales, el año pasado en la Argentina 1.150.000 hectáreas fueron afectadas por los incendios. En tanto, este año ya se incendiaron 61.700 hectáreas, de acuerdo al reporte oficial del 22 de marzo.

De acuerdo con la información oficial, el 95% de los incendios provocados en la Argentina fueron causados por la acción humana, ya sea por negligencia o de manera intencional.

 

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *