Cómo evolucionó el déficit fiscal en 2022 y cuál es el resultado durante la gestión de Alberto Fernández - Chequeado Skip to content

Cómo evolucionó el déficit fiscal en 2022 y cuál es el resultado durante la gestión de Alberto Fernández

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El resultado estuvo en línea con las metas planteadas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ya que terminó en el equivalente al 2,4% del PBI
  • En 2022, se acumuló un “rojo” primario de $ 1.955.141 millones, y un déficit financiero de $ 3.448.150 millones.
  • Economistas consultados por Chequeado coinciden en que el 2022 estuvo marcado por una política expansiva en el primer semestre y una de más austeridad desde la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía. 

Última actualización: 30/01/2023

La Argentina terminó el 2022 con un déficit primario (es decir, la diferencia entre ingresos y gastos sin contar los intereses de la deuda) del 2,4% del Producto Bruto Interno (PBI), por debajo de las metas planteadas en el acuerdo con el Fondo Monetaria Internacional (FMI), del 2,5%, según datos del ministerio de Economía de la Nación. 

De acuerdo con el último informe oficial difundido el 20 de enero, el Sector Público Nacional registró en diciembre un déficit primario de $ 502,1 mil millones y un déficit financiero (incluye el pago de los intereses de deuda) de $ 745,7 mil millones; con lo cual entre enero y el últimomes del año se acumuló un “rojo” de $ 1.955.141 (2,4%) millones y de $ 3.448.150 millones, respectivamente. 

A modo de balance anual, Bruno Bonfanti, analista económico de la consultora Ecolatina – fundada por el ex ministro de Economía y ex candidato presidencial Roberto Lavagna- detalló que durante la primera parte del año “la dinámica creciente de gasto opacó el buen desempeño de los ingresos: el gasto primario trepó por encima del 11% pese a que los ingresos crecieron un 10% interanual en términos reales”

En el desglose del gasto primario, Bonfanti puntualizó que “se destacaron en esta dinámica los subsidios (por la invasión de Rusia a Ucrania y la postergación en la implementación de la segmentación de las tarifas) y las prestaciones sociales (por el crecimiento real de la fórmula de movilidad), que en conjunto explicaron el 70% de su crecimiento”.

Distinta fue la historia en la segunda parte del año. Desde junio, tras la renuncia de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía y la posterior asunción del actual titular de la cartera, Sergio Massa, comenzó a evidenciarse un quiebre en la dinámica fiscal con un gasto primario que hiló ya 5 meses consecutivos de reducción real. En línea con esto, en septiembre hubo superávit primario por primera vez en el año. 

En relación al resultado financiero (sin considerar los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos), el acumulado entre enero y diciembre último ( último dato disponible) implica un incremento del 64,8% en comparación con igual período de un año antes. En el cálculo no se consideran -según lo dispuesto en el acuerdo con el FMI- los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos.

El déficit primario de 2022 cumple con la meta del FMI

En el marco del acuerdo con el FMI, el Gobierno nacional se comprometió a reducir el déficit primario al 2,5% del PBI en 2022 (traducido en pesos deberá ser igual o inferior a $ 1.758.600 millones); 1,9% para 2023; y 0,9% para 2024. 

Sobre este punto, es importante aclarar que el FMI mide el déficit sobre el saldo de base caja, es decir, si el gobierno devenga un gasto, pero no lo paga efectivamente, dicho gasto no tiene un impacto en la meta fiscal. No obstante eso, el acuerdo establece un límite para esa deuda flotante: este año no puede crecer más allá del 0,8% del PBI. 

Bonfanti consideró: “La inflación fue la principal aliada del gobierno en materia fiscal, dado que su persistencia en niveles elevados le permitió reducir las erogaciones en términos reales durante el segundo semestre del año. Frente a esta dinámica, el Gobierno logrará cumplir con la meta acordada con el FMI de un déficit primario del 2,5% del PIB para este año”. 

La coordinadora de Investigaciones del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), Virginia Giordano, coincidió con Bonfanti en relación a que se cumpliría la meta del FMI de este año en especial por lo que se recaudará con el nuevo ‘dólar soja’, pero -dijo la economista- “de cara a 2023 quedan dudas sobre si se podrá consolidar la reducción del déficit sobre todo cuando los ingresos extraordinarios se reviertan -se espera que se prolongue la sequía y haya menor crecimiento económico- y cuando ceda la licuación de ingresos que estaban sufriendo algunos sectores, en caso de que la inflación deje de crecer”. 

¿Cómo evolucionó el déficit fiscal durante la gestión de Alberto Fernández?

La gestión de Alberto Fernández (Frente de Todos) inició con un déficit primario del 0,4% del PBI -tal fue el cierre de 2019-. Al año siguiente, en medio de la crisis provocada por la pandemia que generó un fuerte incremento de los gastos extraordinarios para aminorar las repercusiones negativas del COVID-19, el déficit primario se disparó al 6,4% del PBI

En 2021, el “rojo” primario fue recortado al 3% debido a la baja de buena parte de los gastos extraordinarios realizados durante la pandemia y una mejora en el desempeño de la recaudación, que registró un crecimiento de 65,9% interanual. Sin embargo, esa baja no fue más pronunciada debido a la derrota del oficialismo en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

“Luego de la derrota en las elecciones intermedias y de que la propia vicepresidenta [N. de la R.: de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner] reclamara parar con la ‘política de ajuste fiscal’ que su propia coalición estaba llevando a cabo, hubo un cambio de rumbo tanto en el gasto como en el déficit, que en diciembre de ese mismo año llegó a marcar valores similares a los peores meses de la pandemia”, comentó Giordano. El gasto primario total pasó de $883 mil millones en agosto a $ 1.284.056 millones en diciembre de ese año.

En 2022, el gobierno acordó con el FMI metas de revisión trimestral entre las cuales se incluyeron valores de déficit primario acumulado, que fueron cumplidas en los 2 primeros trimestres pero, desde junio, el déficit comenzó a despegarse del sendero deseado, un período que concluyó con la llegada del actual ministro Economía de la Nación, Sergio Massa (asumió en agosto de 2022), que viene instrumentando una política fiscal orientada a la reducción del déficit. 

Actualización 30/01/2023: se actualizó la nota con la última información disponible

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *